Check the new version here

Popular channels

La Religión y los Negocios Internacionales




Hoy día hacer negocio para las empresas se vuelve cada vez más complicado por diversos factores entre ellos la competencia y es aún más complicado si hablamos de hacer negocios internacionalmente, ya que cada país tiene diferentes formas de hacer negocio, diferentes culturas y otro aspecto que no se puede dejar de mencionar es la religión.
En la mayoría de las culturas, las personas encuentran en la religión un motivo de ser y legitimidad en la creencia de que son parte de un contexto más grande. Definir la religión requiere la inclusión de lo sobrenatural y la existencia de un poder más alto. La religión define los ideales de la vida, que a su vez es reflejada en los valores y actitudes de sociedades e individuos. Tales valores y actitudes conforman el comportamiento y las prácticas de las personas.



Los negocios se ven afectados por la religión debido a que dependiendo de la concepción religiosa de una persona o grupo de personas, se hace necesario establecer acuerdos definidos y específicos en términos monetarios, de tiempos, e incluso de productos.
Es importante recordar que dependiendo de la religión hay ciertas actividades que están prohibidas, por ejemplo sería imposible hacer un negocio entre una empresa de productos cárnicos y una empresa de comidas en la India o entre una empresa de bebidas alcohólicas y una organización de carácter Islámico.
Es por eso que la religión tiene un gran impacto en los negocios internacionales que son normalmente considerados en los valores y actitudes de una cultura hacia el medio empresarial, el consumo y la organización social. El impacto puede variar dependiendo de la fortaleza de los principios religiosos dominantes. Las relaciones que han existido entre la religión y los negocios internacionales, no siempre han sido las mejores, por ejemplo el cristianismo primitivo causo la caída de Imperio Romano como también en algunas ocasiones han sido el apoyo de muy buenos resultados. Lo más importante es crear una buena relación entre la religión, la economía y el mundo social para obtener las mejores consecuencias.


La religión proporciona la base para similitudes transculturales bajo creencias y comportamientos compartidos. El impacto de esas similitudes será evaluado en términos de las religiones dominantes del mundo como: Cristiandad, Islamismo, Hinduismo, Budismo y Confucionismo. Otras religiones pueden tener número de seguidores más pequeños, como el Judaísmo con 14 millones de seguidores en todo el mundo, pero su impacto sigue siendo significativo, debido a los siglos de personas en los que han influido en la historia mundial. Si bien algunos países oficialmente pueden ser seglares, como el marxismo leninismo, como una creencia de estado (Por ejemplo, China, Vietnam y Cuba), las creencias religiosas tradicionales siguen siendo una fuerza muy poderosa para conformar el comportamiento.
Los ejecutivos internacionales deben estar conscientes de las diferencias, no solo entre las religiones más importantes, sino dentro de ellas. El impacto de estas divisiones puede ir de hostilidad, como en Sri Lanka, a sospechas históricas apenas perceptibles, como en muchos países europeos, en donde protestantes y católicos son las principales divisiones. Con algunas religiones, como el hinduismo, las personas pueden estar divididas en grupos, lo que determina su posición y en mayor grado su capacidad de consumo.

La religión es una influencia de las más grandes en los negocios internacionales, llámese como se llame la religión; budismo, cristianismo, hinduismo, islamismo y judaísmo, etc., cuyas creencias específicas suelen afectar los negocios internacionales si no nos adaptamos a ellas.

Por ejemplo, algunos grupos cristianos prohíben el consumo de bebidas alcohólicas, pero otros no. También las diferencias entre naciones practicantes de la misma religión llegan a tener efectos en los negocios internacionales. Por lo general, el viernes no es un día hábil para los negocios en los países musulmanes, ya que se dedica ese día al culto; sin embrago, han adoptado el calendario laboral cristiano para garantizar tratos más productivos como Europa. Cuando en una zona predomina una religión, es probable que esta ejerza gran influencia en las leyes y en las políticas gubernamentales, así como que limite la aceptación de productos o prácticas de negocios consideradas heterodoxas.

En consecuencia, quizá las compañías extranjeras deban alterar sus prácticas de negocios internacionales habituales. Debido a las críticas de fervorosos hindúes, por ejemplo, Mc Donald’s accedió a no servir carne de res en sus restaurantes de la india, para no ir en contra de las creencias de dicha región.
Finalmente, la religión no debe de ser un obstáculo para poder realizar negocios en cualquier parte del mundo, lo único que se debe de hacer es indagar más sobre el país al cual queremos llegar ya sea con nuestros productos o servicios y de esta forma podernos adaptar a la religión de cada país.


link: https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=H4BvNnMtSAQ#t=1



0
0
0
0No comments yet