Las exigencias mas raras de 10 artistas para su camerino



Laidy Gaga
siempre realiza sus tours junto a exactamente 144 personas y en 28 autobuses. Esta chica tiene algo con los números pues sus camerinos siempre tienen que tener el mismo número de mesas, sillas, vasos y platos.

Durante sus giras acostumbra a viajar con su pareja, pero se niega en rotundo a dormir con él en los hoteles donde se hospedan, razón por la que reserva dos habitaciones, una para cada uno.

Algunas de las excentricidades más notables son cosas normalitas;por ejemplo, miembros de su equipo han de sostenerle el movil en todo momento para evitar radiaciones. Trabajo sencillo teniendo en cuenta que sus acompañantes tienen la obligación de consolarla en caso de sufrir algún ataque de nervios.

Además, en sus camerinos siempre debe haber un tanque de oxígeno, así como todo tipo de comida y bebida variad. Por cierto, la señorita Gaga jamás se sirve la bebida a si misma ni se sienta en lugar donde antes haya estado sentada otra persona, razón por la que, en su amplio camerino, tiene una seria de asientos intocables.


Elton John
es uno de los más rigurosos y excéntricos; sus camerinos tienen que tener más de 60 metros cuadrados y estar climatizados. Además en ellos debe haber plantas grandes y frutas alineadas llevando un orden por tamaño y color.

En cuanto a la iluminación, Elton exige lámparas no fluorescentes de piso y no sobre mesas. Además, las paredes deben ser de tono claro, preferentemente de color crema.

Otra dato curioso es que en su camerino siempre debe haber un televisor con un canal deportivo en vivo; le gusta ver el futbol, el partido que estén transmitiendo en el momento.



Rihanna
exige alojarse siempre en un Hotel 5 estrellas premiun situado cerca del recinto en el que va a actuar y del centro de la ciudad en la que esté hospedada.

Entre las cosas más extrañas que pide para sus camerinos están, además de todo lo relacionado con la seguridad y comodidad, un bote de jabón líquido antibacterias con dispositivo de presión y un burro con ruedas en el que poner la ropa (condición sine qua non). Además, la cantante odia el amarillo, razón por la que prohíbe que cualquier objeto de su backstage sea de ese color.

Y en lo que a la comida y bebida se refiere, Rihanna suele pedir un bote de miel, varias botellas de Fiji Water, multitud de bolsas de Cheetos, chicles Trident verdes y una selección de frutas con mangos, peras, manzanas y uvas sin pepita.



Britney Spears
depende del día que lleve, por ejemplo, en la presentación de uno de sus conciertos en San Petesburgo pidió media tonelada de cubitos de hielo y 200 toallas de un solo color.

Por norma general suele pedir 32 vestidos de Herve Leger a su medida, 12 floreros con magnolias, y un equipo completo de esteticienes que le hagan la manicura, la limpieza de cutis y el masaje terapéutico en el momento que ella lo desee.

En cuanto a la comida, la señorita Spears acostumbra a solicitar 12 chocolatinas Snickers, 10 bolsas de Doritos, 6 cajas (de 24 latas cada una) de Coca Cola Light y varios platos de ensalada de patata. Si no es ensalada de patata suele poner esta cara.


Los Rolling Stones
son también muy peculiares, el cantante de la banda Mick Jagger exige en cada uno de sus camerinos un área exclusiva para calentamiento físico de aproximadamente 10 metros de longitud y tres de ancho.

Por lo demás, la banda viajan con sus propios muebles, que incluyen una mesa de ping-pong y billar, así como una videoconsola con sus juegos preferidos.

Además, en sus conciertos deben tener a su disposición varios camerinos detrás del escenario (con refrigeración y baño), en los que haya exactamente 600 toallas, abunfantes de litros de alcohol y una sala de primeros auxilios.


Beyonce
parece que tiene las cosas muy claras, exige que la temperatura en su camerino sea de 25.5 C° exactamente. Además, este se debe dividir en 2 áreas, una para maquillarse, peinarse, vestirse… y otras para relajarse y estar en compañía.

En los camerinos debe haber agua mineral caliente y fría, así como papel para el baño de seda (tissues). También debe tener una mesa con el mantel limpio blanco, servilletas de lino, vajilla de plata y platillos chinos.

Por último, cabe destacar que la diva del pop no se corta a la hora del aperitivo; gasta cientos de dólares en pedir exquisitos platos (dependiendo de su apetencia). Todo ello con la extraña condición de que tengan exactamente la cantidad de comida que ella pida (la comida tiene que estar pesada previamente).


Jennifer López,
cuando se aloja en un hotel se lleva sus propias sábanas porque no puede dormir en telas hechas con menos de 250 hilos. Además, no le importa pedir un cambio a la iluminación de su habitación de hotel en caso de disgustarle.

Su habitación deber ser completamente blanca; paredes suelos, objetos, muebles…todo. Y en ella jamás puede haber productos de chocolate o bollería.

El único alimento que pide para su camerino es clara de huevo, por lo demás exige siempre un sillón especial en el que maquillarse y varias decenas de litros de agua mineral.


Alejandro Sanz
exige en sus camerinos 24 botellas de agua mineral sin gas, whisky escocés gran reserva, una bandeja de quesos variados, galletas y una cesta de fruta fresca.

Ademas, siempre pide un ambiente perfectamente climatizado, en el que haya velas aromatizadas, té de manzanilla, miel de abeja, agua mineral y leche de almendras.

Lo interesante de este artista suele pedir exactamente el mismo trato para cada uno de los 40 artistas que le acompañan en sus giras (en la mayoría de ocasiones).


Shakira
requiere en su camerino, así como en el de sus familiares, 24 refrescos de dieta sabor cola de la marca que la patrocina, una jarra de café colombiano y leche descremada.

Además, en todos los camerinos debe haber hielo en abundancia para que todas las bebidas estén frías, en total suele pedir unos 200 kilos de hielo cada noche de show.

Por otra parte, su camerino tiene que estar ubicado al lado del vip familiar. Tiene que contar con “dos regletas de 110 voltios, baños químicos, luz tenue, 2 espejos de cuerpo entero, 1 mesa de maquillaje, un espejo de maquillaje con sus respectivos focos, una silla, dos sillones de un cuerpo, dos roperos rodantes, una mesa con mantel blanco, una mesa de centro, 2 lámparas halógenas de pie, kleenex, una hielera y un ventilador”


Justin Bieber
tampoco se corta nada a la hora de pedir, son cosas como prohibir que se ponga música de su ex (Selena gomez), que absolutamente nadie hable por celular en su presencia, o que las personas del staff no le dirijan la palabra

Dejando las prohibiciones, Justin siempre pide abundancia de paquetes con camisetas y calcetines de color blanco, así como mucha comida (no pueden faltar las galletas, los sandwiches, gaseosas, chicles, agua vitaminada y té, mucho té).

Aunque tal vez lo más excéntrico que exigen en sus camerinos es su shampoo y acondicionador especiales, así como una secadora nueva (imprescindible que jamás la haya usado nadie anteriormente).