Check the new version here

Popular channels

Lecciones de vida que nos enseñan los hermanos



Hemos visto como es discutir, regañar, ingorarlos o molestar a nuestros hermanos. No obstante, es uno de los mayores tesoros de la vida. Son los "enemigos" con los que pelearemos, pero seguiremos amando.

Es cierto. Una relación entre hermanos puede torcerse, pero lo normal es que aun haya un sentimiento de amor incondicional. Sobre todo, porque vivir con un hermano nos ha enseñado algunas cosas:




-A cuidar del otro.

A medida que crecíamos, mis hermanos actuaban como si no les preocupase, pero siempre supe que me cuidaban y estaban allí.
Catherine Pulsifer


Aprendes a no preocuparte solamente por ti, sino tambien a cuidar el bienestar del otro. Se desarrolla un instinto de protección nunca comparable con otro sentimiento de tu vida.

Con el tiempo crecemos, pero ese instinto ahí prevalecerá.






-A ser paciente.


Pese a todo ¿Qué no puedes hacer y esperar por un hermano? Bueno, no todo es como quisiera uno y es un hecho que aprendemos a golpe de calcetín.

Vamos a tomarnos todo a lo horroroso, vamos a dramatizar y a hacer berrinches. Hasta podemos generar el mayor caos que se ha visto. Pero cuando necesites un gesto pacificador siempre podemos recurrir al hermano.

No es necesario decirnos nada. Con nuestros hermanos podemos estar sentados sin sentirnos incómodos y podemos calmarnos diciendo solo "pio". La presencia de un hermano te enseña a que pase lo que pase, todo tiene solución.






-A superarte a ti mismo.


Quienes tengan hermanos entenderán bien esto. Sabe mejor que nadie que las cosas hay que ganárselas. Que para uno mayor, hay otro superior. No hay duda. Seguro competiste por algo contra tus hermanos. Puede ser que haya sido una fuente de frustración, pero no puedes negar a que te ayudó a sacar lo mejor de ti.

Compartir la vida con tu hermano, además, te ayuda a aprender de tus propios errores y los ajenos. Tal parece que sus "metidas de pata" te perjudican tambien a ti. Lo mismo pasa con los éxitos, los cuales recordarás por el resto de tu vida.



Hermanos Conner y Caydem. Conner llevaba a todas sus competiciones a su hermano con discapacidad.




-A compartir.


Teniendo un hermano aprendes a compartir lo material y lo inmaterial. Tu espacio, tus juguetes, tu ropa, tus padres, tu destino, etc. Puedo seguir todo el resto del post. En este mundo nada por y para ti en exclusiva.

Cuando tienes hermanos sabes que no hay anda que sea tuyo, al menos no al 100%, aunque intentes reclamarlo con todas tus fuerzas. Principal objeto de disputas interminables. En el fondo sabes que da lo mismo, pues tienes a alguien con quien compartir alegrías y desdichas.

Bien sabes que los hermanos viven fuera del efecto del tiempo. Aunque los años pasen, seguiremos compartiendo bromas familiares, risas, llantos, penas y alegrías invariablemente.






-A trabajar en equipo y negociar.


Cuando dos hermanos trabajan juntos las montañas se convierten en oro
Proverbio Chino


Saber que no somos el centro del universo es algo que nos costará aprender. Es más, la clave del éxito esta justo ahí. En aprender a cooperar y entender que no hay fuerza más poderosa que el entendimiento y la unión por un mismo objetivo.

La relación con tu hermano te enseña que las diferencias son siempre salvables si uno pone todo su empeño en ello y está dispuesto a cooperar. Desde la infancia nos dimos cuenta de que la unión hace la fuerza.



Javier y Borja. Hermanos que permanecen juntos mientras que uno es sometido a un trasplante de médula.




-A perdonar.


¿Recuerdas la mirada de tu hermano la primera vez que le pediste o te pidió perdón? No hay nada igual. De seguro les han soltado "hagan las paces...y dense la mano". Claro, siempre pensaste que tu hermano/a nunca se merecía el perdón por lo que hizo. Lógicamente, para evitar cualquier otra cosa, terminabas estrechándo la mano, quizas con un poco de fuerza de más.

A partir de ese momento, te esperaban días, semanas o un record de meses de días lleno de hostilidades. Pero luego te diste cuenta de que el perdón y el olvido era lo mejor para ambos. Los hermanos te enseñan que no hay distancias insalvables entre dos personas que se quieren, ni de niños ni de adultos.






-A amar incondicionalmente.


No hay otro amor como el amor a un hermano. No hay otro amor como el amor de un hermano.
Terri Guillemets


La relación entre hermanos te enseñan a amar sobre cualquier cosa. Te enseña a adorar a alguien que no te dirá que que quieres oír. Que te hace enfadar, que te quita tus cosas, que quieren lo que tu, etc.

Habrá veces en que dos hermanos se distancien en momentos difíciles, pero pase lo que pase, siempre serán amigos. Esa clase de amistad que no tuviste que escoger. (O que no tenías opción )

Sabes que darías la vida por tu hermano y que tu hermano daría la vida por ti. No importa lo que pase. La complacibidad permanece ante las dificutlades. De hecho, en esos momentos difíciles, un hermano o una hermana puede transformarse en un superheroe o una superheroína.



Dos hermanos se abrazan tras salir adelante pese a las dificultades de un negocio entre ellos.




En definitiva, un hermano te hace sentir único y especial. Para ellos siempre serás irremplazable al igual que ellos lo serán para ti. Y a eso nadie es capaz de ponerle un precio porque su valor es incalculable.


0
1
0
1Comment
Virgoyconmani

"Toda la ropa que vas a tener va a ser usada"

+1