Check the new version here

Popular channels

Liderazgo Social

En el año 1939, un conjunto de científicos de la Universidad de Iowa liderado por el psicólogo alemán Kurt Lewin, realizó un experimento psicosocial con el objetivo de observar como respondían niños de 10 años ante tres distintos estilos de liderazgo.

Kurt Lewin es reconocido como el fundador de la psicología social moderna, estudio científico de cómo los pensamientos, sentimientos y comportamientos de las personas son influidos por la presencia real, imaginada o implícita de otras personas (Grupos Sociales). Y el fundador de la Psicología Gestalt.



Este experimento de Liderazgo surgió en un contexto social y temporal en el cual la mayoría de las investigaciones iban encaminadas a explicar la conducta que tuvieron los nazis bajo el mando de Hitler, en especial para Kurt Lewin que tuvo que exiliarse a los EE.UU. tras ser perseguido por los nazis.

El experimento consistía en la formación de tres grupos de niños entre 8 y 10 años de edad, que se reunirían después de clases para realizar trabajos de manualidades, y en cada grupo se le asignó un monitor, el cual fue previamente adoctrinado para emplear un tipo de liderazgo. Se propusieron tres tipos de liderazgo: Uno Autocrático, uno Liberal y otro Democrático.

Grupo 1: Liderazgo autocrático, el monitor ordenaba en todo momento lo que se debía hacer de forma estricta, sin dar lugar a debate o a que los niños tuvieran algún tipo de iniciativa.

Grupo 2: Liderazgo liberal, los niños tenían completa libertad para desarrollar el trabajo a su gusto, sin pautas específicas.

Grupo 3: Liderazgo demócrata, el monitor sometía a debate todas las tareas que se iban a desempeñar en clase, y tenía en cuenta todas las opiniones de los alumnos, dejando siempre un margen para que los alumnos tuvieran iniciativa propia.

Proceso


Los monitores autocráticos impusieron lo mismos acuerdos que en los grupos democráticos. Les dijeron a los niños que tenían que hacer en cada paso y organizaron los grupos sin tener en cuenta la opinión de los niños.


El monitor democrático discute con los niños que ha de hacerse y les aconseja, pero la decisión final es de los niños. De este modo, los niños formaron grupos y elaboraron planes de trabajo. Su monitor actúo como un miembro más del grupo.


Los monitores liberales permitieron a los niños que hicieran lo que quisieran. Les proporcionaban los materiales y la información y la ayuda que pidiesen. Los niños apenas hicieron preguntas y mucho menos pidieron ayuda.


Resultado


Grupo 1:


Los niños mostraron conductas agresivas y exageradamente competitivas, llegando al extremo de descalificar el trabajo de sus compañeros para realzar el propio. Aunque superaron los objetivos de trabajo que se marcaron con creces, sólo trabajaban cuando el monitor estaba presente, y cuando éste abandonaba el aula se comportaban de forma violenta con sus compañeros. Los grupos con lideres autocráticos tenían un ambiente impregnado de agresividad. Temían a su monitor y por ello empleaban formar indirectas de agresión. Entre ellas se hacían los sordos cuando se les hablaba, estropeaban los materiales, violaban las normas ''por equivocación'', etc. Llegaron a amenazar con declararse en huelga y pidieron que intervenga su profesor del colegio. Como este se negó, estalló la huelga.
La violencia también se manifestaba hacia sus compañeros, concentrándose en una de ellos, el cual abando el taller por problemas en la vista.


Grupo 2:


Los alumnos no alcanzaron ninguno de los objetivos de trabajo y, a pesar de que el monitor estuviese en el aula, mostraban una actitud de pasotismo absoluto, desarrollando una conducta completamente anárquica e imposible de controlar.


Grupo 3:


Se alcanzaron los mismos objetivos que en el Grupo 1, pero las diferencias fueron notables respecto a la actitud de los niños. Éstos desarrollaron valores de compañerismo y cooperación, e incluso cuando el profesor abandonaba el aula seguían trabajando disciplinadamente. Los niños de los grupos democráticos actuaron de forma muy distinta. Fueron más productivos y su trabajo era de mejor calidad. Esperaban las reuniones con ansia, trabajaban a gusto y tenían consciencia de grupo. Hablaban muy bien de su monitor y realizaban críticas constructivas sobre su trabajo.


Conclusión


Quedó probado, entonces, que entre estos tres tipos de liderazgo el democrático fue el más idóneo tanto para el desarrollo de las tareas, como para la conducta de los niños, puesto que desarrolla aspectos muy positivos de la conducta humana haciendo a los individuos más productivos y manejables, mientras que bajo el liderazgo autocrático los sujetos se convierten en una amenaza tanto para sus compañeros como para ellos mismos. El estilo liberal quedó completamente descartado como forma válida de liderazgo puesto que los sujetos fueron incapaces de establecer sus propias guías de trabajo, demostrando que son necesarias unas pautas normativas para el comportamiento grupal, pautas que sí que fueron capaces de crear por sí mismos los individuos bajo el liderazgo democrático, que al final del experimento no necesitaban ningún control hacia su trabajo puesto que lo realizaban a la perfección por voluntad propia, no por obligación.
0
0
0
0No comments yet