Canales populares
  1. Estilo de Vida
  2. »
  3. Educación

Lo que debes saber si quieres ser mecánico de coches

Todo indica que los talleres de coches van a cambiar radicalmente a medio plazo. Los automóviles han evolucionado mucho en los últimos tiempos. Su tecnología no tiene nada que ver con la de hace sólo 10 o 15 años y, aunque siguen teniendo ruedas y volante, sus averías y la forma de repararlos ha cambiado bastante.

Desde que a finales de los años 60 se presentó el Volkswagen Typ 3 con el primer sistema de inyección electrónica de gasolina, dominar los electrones es más importante que saber usar una llave fija para un mecánico.

Durante algunos años estuve trabajando como asesor en una de las hotline de asistencia técnica a talleres más importantes de Europa, y conozco de primera mano cuáles son las averías que más se atragantan a los mecánicos. También he sido el gerente de un concesionario oficial y jefe de posventa, he tenido alumnos de escuelas de FP en prácticas a mi cargo... En definitiva, he visto los toros desde la barrera y en el ruedo, y mi conclusión es que cuanto más evoluciona el mundo del automóvil más se complica el trabajo para los mecánicos.

En la actualidad, trabajando como periodista del motor, cada vez que voy a una presentación de un nuevo modelo y me empiezan a contar todos los dispositivos que integra, lo primero que pienso es: "Madre mía, lo que le espera al que tenga que diagnosticar una avería en este coche...".
Saber diagnosticar bien una avería es la clave

que debes saber quieres ser mecánico coches

Es cierto que los automóviles actuales tienen sus propios sistemas de diagnosis integrados y que "toman nota" de todas las anomalías que en ellos suceden, pero el problema es que hay que entender bien "cómo razona el coche" para saber diagnosticarlo bien. En mi opinión, la base fundamental de un buen mecánico en la actualidad es saber diagnosticar bien. Esto va a hacer que ahorre muchísimo tiempo y que la solución sea la correcta.

Lo explicaré con un ejemplo real: el 90 % de los caudalímetros que se han cambiado estaban en buen estado. Voy a razonar por qué.

Un cliente llega al taller con su coche porque en un adelantamiento, al pisar a fondo el acelerador, se le encendió la luz de check engine y perdió potencia.

El mecánico conecta la máquina de diagnosis a la toma OBD2 (On Board Diagnosis) y ésta le da el siguiente código de avería: P0101. Este código dice que el sensor de masa de aire no funciona correctamente. Se cambia el caudalímetro (o el sensor de presión del colector de admisión, dependiendo del tipo de inyección), sale a probar el coche y todo parece ir bien.

El cliente paga, retira su coche y pasados unos días le vuelve a suceder lo mismo. El problema, en la mayoría de los casos, era en realidad una válvula EGR algo obstruida.

¿Por qué la diagnosis acusa al caudalímetro como culpable cuando es otra la causa?

Para entender esto hay que saber cómo funciona el motor del coche y la lógica de la unidad de mando. La ECU del motor tiene unas tablas en su cartografía y sabe que, por ejemplo, a 2.000 rpm, con el pedal del acelerador pisado un 30 %, con el aire de admisión a 37 ºC deben pasar por el caudalímetro 0,2 l/s de aire.

Sin embargo, el caudalímetro en esas condiciones está midiendo un caudal de 0,14 l/s. En ese momento, la unidad de mando piensa que el caudalímetro no está midiendo bien el aire que pasa por él y se enciende la luz de Check Engine y la gestión del motor, para protegerse, empieza a funcionar en "modo a prueba de fallos". Deja de obedecer a los sensores y trabaja exclusivamente por unas tablas determinadas que sólo tienen en cuenta valores básicos, principalmente el de posición del pedal del acelerador.

Lo que no sabe la centralita (porque no lo puede medir) es que a lo mejor sí está pasando una cantidad de aire incorrecta por el caudalímetro. Una manguera mal apretada, una grieta en un colector de plástico, una junta en mal estado, una EGR que no cierra completamente... todo esto puede hacer que parte del aire que entra en el motor no pase a través del caudalímetro. Es decir, el sensor está bien, lo que no está bien es aquello que tiene que medir.

Esto es sólo un ejemplo muy básico de lo complicado que puede llegar a ser hacer una correcta diagnosis. Tras este ejemplo vamos a ver cuáles son las virtudes que debe tener un buen mecánico y cómo se plantea el futuro de esta profesión, cada vez más complicada.

Cómo debe ser un buen mecánico

que debes saber quieres ser mecánico coches

Un buen mecánico tiene que ser un tipo muy completo. No vale con ser hábil con las manos (que también es importante), hay que tener una mente analítica y una formación muy especializada. Voy a enumerar las cualidades que deben definir a un buen mecánico y por qué:

Saber inglés: hoy en día la mayoría de los equipos de diagnosis y la "comunicación" con el coche se realiza con programas informáticos que, o están en inglés o mal traducidos al español. Como la diagnosis es fundamental para una correcta reparación, saber el idioma en el que te vas a comunicar con el coche es prioritario.

Saber interrogar: lo primero que debe hacer el mecánico es preguntar al cliente el motivo por el que trae el coche al taller. Algunos conductores saben algo de mecánica y ellos mismos nos darán buenas pistas, pero la inmensa mayoría no sabrá absolutamente nada de lo que le pasa al coche. La primera diagnosis es sacarle información al cliente. Es importante concretar cómo sucedió el fallo, si lo hace más con el motor frío o en caliente, al acelerar a fondo o suavemente, al girar a un lado o a otro... Para hacer la pregunta correcta hay que saber mucho de mecánica y de electrónica. Como es lógico, si el cliente se queja de que no le sube una ventanilla no parece apropiado preguntarle si es con el motor frío o caliente. Nada más decirnos lo que le ha sucedido debemos tener una idea de por dónde pueden ir los tiros y hacer las preguntas que acoten al máximo el problema.

No tener miedo a estudiar: históricamente los chavales que se decidían a hacer un módulo de mecánica eran los que no querían estudiar y les gustaban los coches. Si perteneces a este grupo lo más seguro es que no pases de cambiar pastillas de freno en una cadena de mecánica rápida, siento ser así de duro. Un mecánico en la actualidad tiene que estar dispuesto a invertir muchas horas en formarse y estar al día de las tecnologías que vayan surgiendo. En la televisión y en algunas publicaciones se refieren muchas veces a los mecánicos de la Fórmula 1 como "ingenieros". Esto se debe a una mala traducción del inglés, donde Engineer viene de "engine" (motor), no de ingenio como sucede en el español. La realidad es que los coches han alcanzado un nivel de complejidad tan grande, que para entenderlos —y así poder repararlos— hay que tener unos conocimientos casi al nivel de los del ingeniero que los desarrolló. Afortunadamente, para facilitar la tarea, los ingenieros hacen manuales de taller para identificar los fallos, pero un manual es como un mapa: si no sabes leerlo no sirve de nada.

Tener conocimientos de electrónica: antiguamente, a un mecánico le bastaba con saber lo que era una batería, una dinamo y un interruptor para dominar la mecánica y la electricidad de un coche. En la actualidad es la electrónica la principal causa de averías en los coches y es prioritario dominarla. Si no sabes utilizar un osciloscopio no tienes la menor oportunidad. Saber cómo comprobar un sensor del ABS o un inyector empleando un osciloscopio es básico. También es necesario tener conocimientos sobre redes multiplexadas y sistemas CAN-BUS. Incluso la fibra óptica está siendo empleada con cierta frecuencia.

Hacerse especialista: a medida que los coches se están volviendo más complicados es más difícil poder cubrir todos los campos necesarios para repararlos. Debemos ser conscientes de que los coches son diseñados por equipos de ingenieros especializados. Llegar a comprender cómo funciona todo el coche y saber repararlo todo es inabarcable.

Espero que te haya sido de ayuda el informe, si sabes de algun consejo mas no dudes en brindarlo asi lo sabemos todos.

2Comentarios