Descargá la app
Danos tu opinión
Anuncie en Taringa!
Sobre nosotros
Ayuda
Reglas de la comunidad
Desarrolladores
Denuncias
Reportar Abuso - DMCA
Términos y condiciones
Reportar un bug
  1. Estilo de Vida
  2. »
  3. Educación

Los datos científicos q aun siguen siendo una total mentira




Dicen que sólo utilizamos el 10% de nuestro cerebro, y eso es ¡Falso! Puedes estar tranquilo, utilizas el 100% de este órgano vital.

Mitos como este han dejado su huella bien marcada en la cultura y las creencias populares, tanto que incluso se han llegado a crear dichos o frases famosas con ellos, sin embargo, no siempre son tan reales como creemos.

Aquí tienes algunos de esos mitos que todos creemos ciegamente y que no han resultado más que ser ¡una completa mentira!



1. Los hoyos negros, en el mundo de la astronomía en realidad no son “hoyos” sino “objetos” con una gran densidad y con una atracción gravitacional masiva.


2. En ningún pasaje de la Biblia se especifica que fueran tres reyes los que visitaron a Jesús en Belén.



3. Existe un gran mito respecto a que despertar a un sonámbulo puede ser dañino para su salud. De hecho, es mucho más peligroso dejarlos andar por la casa mientras caminan dormidos pues pueden lastimarse con gran facilidad.


4. Los chicles no pueden digerirse jamás y por ello no pasan 7 años en el estómago. Al contrario, tan pronto llegan al estómago, son expulsados. (


5. Los toros odian el color rojo y por eso atacan a los toreros con capote rojo. Los toros no pueden ver los colores y su reacción se debe a que perciben la ropa del torero como una amenaza.


6. Cleopatra, la amante de Julio César y de Marco Antonio no era de origen egipcio. La reina faraón pertenecía a una dinastía de origen griego fundada 300 años antes por un general de Alejandro Magno.


7. Los perros sudan a través de la lengua ¡Falso! Los perros utilizan el jadeo para regular su temperatura pues en realidad sudan a través de la parte inferior de sus patas.


8. En la lengua humana no existen diferentes zonas que detecten cada uno de los sabores. Es decir, no existe una parte de la lengua que detecte los sabores dulces o salados.


9. Detrás del mito de no poder nadar después de comer, el suculento manjar no incrementa el riesgo de calambres, sino que en realidad ocasiona que puedas estar falto de aliento para soportar el desgaste físico.


10. El Vomitorium no es un lugar utilizado por los romanos para vomitar aquello que habían comido y seguir disfrutando de los placeres culinarios. En realidad, ese nombre pertenece a la entrada de cualquier estadio.






+22
0
0
0No hay comentarios