Canales populares

Los Jesuitas, sus infiltraciones y el papa negro

EL PAPA NEGRO; GENERAL SUPERIOR DE LA COMPAÑIA DE JESUS (JESUITAS)

Según el testimonio de ex- jesuita Alberto Rivera, una vez preguntado acerca de si los jesuitas son completamente leales al papa, sorpresivamente, su respuesta fue, ¡no! (1). Con esa respuesta, lo que vino a decir es que en el Vaticano, quien realmente gobierna es otra persona. Es el General Superior de los Jesuitas, apodado el "papa negro". Le llaman así porque viste de negro, y son oscurísimas sus acciones. De hecho se le llama el "papa negro", porque es la sombra del papa, y está detrás de todo lo que él hace. Siempre obra tras las bambalinas. Alberto Rivera testifica que conforme iba ascendiendo en la jerarquía jesuita, más corrupción hallaba en la institución. En los años sesenta, en plena dictadura franquista, fue invitado a asistir a una misa negra secreta por unos jesuitas de mucha categoría en un monasterio en el norte de España, y al ir a besar el anillo de un alto prelado, vio un símbolo que le dejó frío. Era un símbolo de la masonería. Curiosamente, era algo a lo que le habían enseñado a odiar y a combatir (2) Rivera asegura que el General Superior de los Jesuitas (entonces el español Pedro Arrupe), era masón y miembro del partido comunista español. Descubrió también que el General jesuita estaba vinculado con los Illuminati de Londres. Rivera cayó en postración durante varias semanas, al darse cuenta de que todo lo que le habían enseñado a combatir estaba interconectado por detrás en las altas instancias de la Sociedad Jesuita
Según Rivera, Phelps, y otros. ese hombre de negro, es el encargado de estar en contacto directo con las tinieblas más densas, por lo tanto, está arriba en la pirámide, rozando el ojo de Horus. Él es el encargado también, junto a sus Generales, de que se haga la voluntad del maligno (*) en este mundo. De hecho, la Palabra nos enseña lo siguiente: <el mundo entero está bajo el maligno>> (1 Juan 5: 19) (*) Satanás jamás puede ir más allá de lo que Dios le permita, no obstante. En ese contexto, conforme a la revelación bíblica, la obra de esos personajes tiene que ver en cuanto al levantamiento del personaje Anticristo (Ap. 13), y del Falso Profeta (Ap. 13: 11), el que será, o es un papa romano

El Dr. Alberto Rivera, ex jesuita, fue un campeón defensor de la fe, habiendo militado antes por años en las filas del oscurantismo.
Un portavoz muy cercano a Rivera, declaró lo siguiente:
"Deseamos informarles que el 20 de Junio de 1997, el muy amado hermano en el Señor, Alberto Rivera fue envenenado, y la iglesia de nuestro Salvador, perdió otro santo por manos criminales. Alberto fue asesinado en su misma congregación por gente que él conocía. Estas personas iban disfrazadas de santos del Altísimo, y hacían el papel de santos, con el propósito de matar y destruir a los santos amantes de la palabra de Dios".
Alberto Rivera, el cual fue difamado y calumniado numerosísimas veces, y varias otras escapó de diversos intentos de ser asesinado, al final sucumbió a manos de sus verdugos. Podemos decir sin temer a equivocarnos, que él dio su vida por defender ardientemente la fe una vez dada a los santos (Jud. 3, 4).
Dios comenzó a tocar al ex-jesuita Alberto Rivera a raíz de la crisis que el experimentó cuando comprendió que en realidad la Orden Jesuita trabaja junto a todo lo que le habían enseñado a odiar (masonería, illuminati, comunismo, satanismo, denominaciones protestantes, religiones diversas, etc.), en Guatemala en 1965, públicamente en una reunión ecuménica ante 50.000 líderes católicos y ministros protestantes entre otros, reveló lo que Roma realmente estaba haciendo. El escribe en sus crónicas lo siguiente:
"¿Cómo puedo predicarles acerca de la vida cuando estoy muerto, y el sistema que sirvo huele a muerte desde los confesionarios, hasta María, el purgatorio y el sacerdocio, todos los cuales niegan la resurrección de Cristo? ¿Cómo puedo hablarles de la vida, cuando les he mentido, infiltrado y destruido sus iglesias? Creen que este movimiento significa amor y unidad (*), pero en realidad les llevará a la muerte..."
(* ) Hablando del movimiento ecuménico. Después de esa reunión fue llevado a Panamá, y de ahí a España donde en un lugar secreto en Barcelona, destinado al internamiento de curas disidentes y conflictivos, padeció severa disciplina, brutales interrogatorios y diversos tormentos. Fue en medio de ese sufrimiento que Rivera llegó a conocer al Señor

LA INFILTRACION JESUITA EN LAS IGLESIAS PROTESTANTES

Ya que desde el mismo momento en que empezó la Contrarreforma en el siglo XVI, la Orden Jesuita comenzó a realizar sus acciones de infiltración, a pesar de que la batalla en aquel tiempo era bien ardua, y el enemigo, el Vaticano y sus agentes, estaban bien definidos (no existía tal cosa como el Ecumenismo) Ese fue el caso de Francisco Ribera (1537-1591), y de Luis del Alcázar (1554-1613), jesuitas bajo juramento extremo, que recibieron órdenes de infiltrarse en las iglesias cristianas, lo cual no les fue fácil, ni a ellos ni a sus correligionarios. No obstante, tuvieron éxito y lograron sus objetivos de infiltración. Según Alberto Rivera, los jesuitas Francisco Ribera, Luis de Alcázar y más tarde Lacuza, bajo juramento extremo también, fueron dirigidos hacia un área en particular: La profecía. Con ello pretendían hacer dos cosas como mínimo:

I. Cubrir con un oscuro manto cualquier profecía que tuviera que ver con el asunto del Anticristo y su estrechísima relación con el papado.

II. Cubrir con un oscuro manto cualquier idea en cuanto a que la iglesia católica jamás fue cristiana.

Debían hacer posible para que en los comentarios bíblicos, en los libros de historia de la iglesia, etc. la iglesia de Roma apareciera como que originalmente era la verdadera iglesia de Cristo, pero que cayó en error, y que ahora necesitaba de una renovación. Si nos damos cuenta, todo apuntaba hacia un concilio de la "renovación", el cual llegó a ser el Vaticano II, siglos más tarde. Los Jesuitas planean de cien en cien años. Otra de las cosas que debían conseguir, es que los cristianos llegaran a creer que la inmensa mayoría de las profecías contenidas en el libro de Apocalipsis ya se habían cumplido para el tiempo de la Roma pagana; ese fue el caso explícito de Luis de Alcázar. O bien, que era para un futuro muy lejano e indefinido, caso de Francisco Ribera. La razón de así hacer, era para erradicar el concepto protestante y acertado a todas luces de que el papado era anticristo, y para que muchos explícitamente pudieran decir,como muchos dominionistas hacen hoy en día:

"¡No te preocupes por la profecía apocalíptica, no te preocupes por el asunto del Anticristo, no te preocupes por el asunto del Gobierno Mundial, etc.!; lo que viene ahora es el tiempo de conquistar las naciones y establecer el reino, a través de los nuevos apóstoles y profetas que con nueva revelación y gobierno, están asumiendo el liderazgo de una iglesia conquistadora"
¿No se dan cuenta que el mensaje profético y subliminal católico romano es el mismo que el del G12, nuevos apóstoles y profetas, y demás? ¡Los Jesuitas esperan levantar ese tipo de "iglesia" también!

CONCLUSION:

La Biblia manda salir de la Gran Ramera, es decir, la Iglesia Católica (ademas de estar atentos de ver en que Iglesia uno se congrega, debe ser de Sana Doctrina, cristianismo bíblico).

Apocalipsis 18: 4-6;
"Oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas; porque sus pecados han llegado hasta el cielo, y Dios se ha acordado de sus maldades. Dadle a ella como ella os ha dado, y pagadle doble según sus obras; en el cáliz en que ella preparó bebida, preparadle a ella el doble"


Nota: CRISTIANISMO BIBLICO: quienes seguimos las Doctrinas de la Gracia y que creemos en el Arrebatamiento pretribulacional (dispensacionalismo)

Referencia: (1) Dr. Alberto Rivera; "Alberto", págs. 27 y 28; Chick Publications
(2) Ibidem, pagina 28
0No hay comentarios