About Taringa!

Popular channels

Los tiempos del Bestiario no son misteriosos

https://plus.google.com/+AlbertoJIM%C3%89NEZUREscritor/posts/4NJmHscT6Rm


LOS TIEMPOS DEL BESTIARIO NO SON MISTERIOSOS

«Vi cómo varias mujeres y hombres ofuscados emprendían el linchamiento de personas que semejaban a ellos y les grité se detuvieran, pero ellos no lo hicieron y hoy me cuentan que en esos tenebrosos momentos yo les prodigaba ovaciones»

Por Alberto JIMÉNEZ URE
(@jurescritor/[email protected])

No tengo ninguna duda respecto a los registros bíblicos-coránicos-budistas históricos relacionados con hombres que, como Jesucristo, fueron gloriosos frente a la barbarie. Pero, los actos del Homo Erectus no han dejado de ser aborrecibles: tampoco la resistencia de seres misericordiosos a los cuales no pareciera importarles recibir inmerecidos castigos: en ocasiones «capitales», sólo por enfrentarse al Bestiario que todavía impera en el Mundo (virtud a su control de ejércitos y tesoros, públicos o privados) Por tales causas, suelo propugnar la extinción programada, no violenta ni dolorosa, de la única forma de existencia con «libre albedrío» para elegir la praxis de fechorías. Los auténticos «seres humanos» debemos enmendar la presencia de nuestros letales «as» o «des»-cendentes, aun cuando el costo sea desaparecer la especie.
En un algún momento del día o noche, el «Bestiario» tiene que hacer todo cuanto sus víctimas: pensar por qué, cuándo y dónde darse cita para consumar. No hay misterio en los desenmascaramientos entre el torturador y su víctima. Las hembras y machos «dominadores» pertenecerán a la misma manada, donde mostrarán sus fauces a quienes forzosamente los reverenciarán. Pero, hay gloria en quienes lo hacen mientras desenfundan sus palabras ciertas.
Aparentes aventajados y desahuciados retrocedemos por el «Corredor de la Muerte», pero los últimos en retornar al torrente de partículas de luz recibirán maldiciones de los primeros en escindir. Algunos en nombre de tantos imaginarios, verdaderos o falsos enjuiciadores que aguardan para impartir castigos y premiar con la resurrección a benévolos. Como si no hubiere bastado que nos eyectasen hacia esta inmanente fatalidad que experimentamos.
No remuevas la tierra del subsuelo donde yace lo que fue putrefacto y lustrado por los gusanos correspondientes, ni le siembres semillas de árboles frutales que podrían alimentar a quienes están por venir y abominarás. Aquí están mirándonos, palpándonos o escuchándonos los enemigos fortuitos que nos odian al ver nuestros rostros reflejados como suyos en los espejos de sus lugares de residencia o calles. Si son cuchillos los objetos filosos que muestras sus manos cuando la discordia nos convoca en el lugar, día y hora precisos.
0No comments yet
      GIF