Check the new version here

Popular channels

Minisubmarinos de la Kriegsmarine






La historia de los minisubmarinos alemanes (Kleinkampfmittel) fue otra tentativa desesperada para revertir el previsto fin de la guerra. Mientras otras naciones, como Gran Bretaña eItalia, tuvieron resonantes éxitos en operaciones especiales usando este tipo de submarinos, Alemania fue incapaz de lograr resultados semejantes.

Desde el verano de 1944 hasta el final de la guerra, estas pequeñas embarcaciones eran una especie de última línea de defensa en la costa y tuvieron que batirse contra poderosas fuerzas antisubmarinas aliadas, así como contra las avanzadas de las fuerzas de invasión en la costa francesa. Aunque las primeras unidades fueron incapaces de sumergirse, las posteriores demostraron estar bastante desarrolladas, aunque ninguna de ellas fue perfecta. Sólo el Seehunde demostró ser operativo, pero en la época en que se usó, la primavera de 1945, ya era demasiado tarde como para revertir cualquier resultado en contra de los aliados.

A pesar de la gran cantidad de diseños que se realizaron y los prototipos que se construyeron, ninguno demostró realmente operatividad. Se construyeron minisubmarinos de los siguientes tipos:

Neger: torpedo tripulado.
Marder: torpedo tripulado.
Molch: el primer minisubmarino real de la "Kriegsmarine".
Hecht: minisubmarino.
Biber: minisubmarino monoplaza.
Seehund: minisubmarino.´




Minisubmarino Neger

El Neger era un minisubmarino que tenía una longitud de 7 m y un diámetro de 0,53 m. Llevaba un torpedo externo 1x53,3 cm (G7e), disponía de una batería eléctrica de 12 CV de potencia, que lo impulsaba a una velocidad de 4-6 nudos, con una autonomía de 18 a 20 millas, dependiendo de las condiciones del mar donde operaba.

El Neger (en alemán negro) fue la primera tentativa alemana de construir en serie el minisubmarino que se denominó Kleinkampfmittel. Fue una solución sencilla la que adoptaron los marinos alemanes, sin tener que pasar por los trámites del diseño y dibujo de planos del proyecto. La solución consistía en montar dos torpedos G7e, uno encima del otro; al torpedo superior se le retiró la cabeza explosiva y en su lugar se instaló una cúpula transparente y la cabina del único tripulante que cabía en él.



Una noche de los primeros días del mes de julio de 1944 en una playa al oeste de Trouville, poco antes desierta y abandonada, se llena de alemanes que maniobran una serie de tubos para llevarlos hasta el mar. Otros hombres entran en uno de los tubos y son encerrados en él fijando una cubierta de plexiglás con tornillos. Estos torpedos no son lanzados desde un destructor o desde un submarino, sino por una persona que los lleva a cortísima distancia de su objetivo y los suelta: el tubo superior, que aloja al hombre solitario que lo tripula, es en realidad un impulsor para llevar el verdadero torpedo en la parte inferior. El elemento de puntería de este curioso artefacto consiste en una mira dibujada en el plexiglás y una guía formada por una varilla metálica soldada a la proa del aparato.

Las dificultades para su empleo son numerosas: no debe haber mucho viento, debe ser utilizado durante las noches claras, ya que su tripulante sólo está a 0.50 m de la superficie del agua. El 29 de junio de 1944, el almirante mayor Karl Dönitz anuncia a Hitler el inicio de las operaciones de los “Neger” en la zona de desembarco. Asimismo le anuncia que pronto intervendrán las lanchas explosivas y no omite detalle para aclarar que su uso está subordinado al estado del mar.



Hitler, totalmente iluso, sueña con destruir de seis a siete acorazados con esas pequeñas embarcaciones y ordena al almirante Dönitz que la Kriegsmarine actúe como en 1940 en Noruega contra los convoyes ingleses. En 1944, con la flota de grandes navíos desmantelada, canibalizada y convertida en chatarra y los submarinos hundidos, Hitler pide a la Kriegsmarine que actúe como en 1940. En 1944, sólo quedan torpedos monoplaza, lanchas explosivas y submarinos enanos Neger, Marder, Hecht, Biber, Molch y Seehunde, nombres de los diferentes tipos de submarinos enanos



Técnica del ataque del Neger
La técnica adoptada por estos artefactos es navegar durante horas, impulsados por su motor eléctrico a una velocidad de 5 nudos, a la desembocadura del Orne si no se desvían de su ruta. Muchos regresan extenuados después de largas horas de navegación infructuosa y totalmente perdidos e ignorantes del sitio donde se encuentran. Los más afortunados descubren un blanco casi inmóvil; entonces el piloto del Neger lo acerca a su blanco y suelta su torpedo. La mayoría de ellos ven surgir largas filas de rápidos buques que pasan ante ellos y vuelven a desaparecer. En el caso de detectar un blanco propicio, se acercan sigilosamente, sueltan el torpedo inferior y su mecanismo de explosión se ceba segundos después. El aire comprimido lo impulsa hasta que su propio motor eléctrico se ponga en marcha y lo impulse hacia el blanco. El piloto espera; ignora si ha estimado bien las distancias, si el torpedo no se desviará o si el buque hará alguna maniobra para librarse del artefacto explosivo. Si da en el blanco, regresará intentando ganar la costa y su base varias horas después.

En la primera operación, sólo se han perdido dos torpedos monoplazas. La mayoría no lograron alcanzar el objetivo y los que llegaron, impactaron en dos blancos. El operador y el jefe de la flotilla que han hundido un crucero del tipo Aurora, reciben la Cruz de Hierro. La segunda operación encuentra a los ingleses prevenidos, todo lo que brilla a la luz de la luna es inmediatamente destruido. En muchos casos, pasada la sorpresa, ya ni los destruyen, se acercan a ellos y los izan con operador incluido. Pasado el tiempo, las pérdidas vuelven a ser exorbitantes: del 60% al 80%.



Minisubmarino Marder

El Marder era un minisubmarino que tenía una longitud de 8,30 m, un diámetro de 0,53 m y una profundidad de inmersión de 10 m. Llevaba un torpedo externo 1x53,3 cm (G7e), disponía de una batería eléctrica de 12 CV de potencia, que lo impulsaba a una velocidad de 4-6 nudos, con una autonomía de 18 a 20 millas, dependiendo de las condiciones del mar donde operaba.

Debido a que el minisubmarino Neger era muy vulnerable, se diseñó una versión mejorada y sumergible: el Marder. En apariencia eran iguales, pero el Marder era sumergible, lo que hacía más fácil acercarse a los objetivos y soltar su torpedo. Aunque esto era una ventaja con respecto al Neger, lo cierto es que esta versión era más complicada que la anterior por dos razones: primera, la operación del Marder requería toda la atención del operador, ya que las maniobras de inmersión y de soltar el torpedo eran muy complicadas, y segunda, la pequeña nave tenía que salir a la superficie para atacar a su objetivo, dado que no poseía periscopio ni ningún instrumento de ataque sumergido.

El Marder resultó un rotundo fracaso en el Mediterráneo contra buques de Estados Unidos en el Golfo de Saint Tropez, en donde varias de estas naves se hundieron durante el ataque. A raíz de los fracasos de estos minisubmarinos, se planteó llevarlos cerca de los puertos aliados a bordo de un submarino Tipo VII ("U-997", pero se canceló el proyecto debido a problemas técnicos. Se construyeron cerca de 300 unidades de minisubmarinos del tipo Marder.




Minisubmarino Molch

El Molch era un minisubmarino que tenía una longitud de 10,73 m, un diámetro de 1,16 m y una profundidad de inmersión de 40 m. Llevaba dos torpedos externos 1x53,3 cm (G7e), disponía de una batería eléctrica de 13 CV de potencia, que lo impulsaba a una velocidad de 4,3 nudos en superficie y a 5,0 nudos sumergido, con una autonomía de 50 millas a 3,3 nudos en superficie y de 50 millas a 5 nudos sumergido.



El Molch (en alemán salamandra) fue el primer minisubmarino de la "Kriegsmarine". Basado en la tecnología del torpedo, se construye como un gran torpedo monoplaza, pudiendo llevar consigo dos torpedos G7e. El primero de los 363 Molch se entregó el 12 de junio de1944, y pronto quedó claro que su sistema de inmersión sumamente complicado dificultaba su control durante el combate. Una primera flotilla de 60 Molch se utilizó en el otoño de 1944 en Italia y una segunda en Holanda en diciembre de 1944. Para la tercera y cuarta operación de rastrillo se usó nuevamente en Holanda y en Noruega, dándose cuenta los responsables de las fallas que tenía este modelo. Desde que el Molch no consiguió éxitos en combate, fue relegado a una nave de instrucción para las tripulaciones de minisubmarinos más avanzados.





Minisubmarino Hecht

El Hecht era un minisubmarino que tenía una longitud de 10,39 m, un diámetro de 1,30 m y una profundidad de inmersión de 50 m. Llevaba un torpedo externo 1x53,3 cm (G7e) o una mina. Disponía de una batería eléctrica (AV 76 AEG) de 12 CV de potencia, que lo impulsaba a una velocidad de 5,7 nudos en superficie y a 6,0 nudos sumergido, con una autonomía de 79 millas a 3 nudos sumergido.



El minisubmarino Hecht (en alemán lucio) fue el resultado del requerimiento de la "Kriegsmarine" de contar con un minisubmarino capaz de atacar objetivos móviles con un torpedo o una mina terrestre. En la práctica, el Hecht tenía una maniobrabilidad muy mala en combate y pronto fue destinado al entrenamiento de las tripulaciones. Fue rediseñado, agregándosele una batería adicional para darle mayor autonomía; los últimos Hecht se construyeron bajo este diseño y fueron usados únicamente para instrucción.




Minisubmarino Biber

El Biber era un minisubmarino que tenía una longitud de 9,03 m, un diámetro de 1,57 m y una profundidad de inmersión de 20 m. Llevaba dos torpedos externos 1x53,3 cm (G7e) que eran lanzados mediante aire comprimido. Disponía de un motor Opel de 6 cilindros con ingeniería de gasolina con una potencia de 32 CV y de una batería eléctrica de 13,3 HP de potencia, que lo impulsaba a una velocidad de 6,5 nudos en superficie y a 5,3 nudos sumergido, con una autonomía de 100 millas a 6,5 nudos en superficie y de 8,5 millas a 5,3 nudos sumergido.

El Biber (en alemán castor) fue uno de los minisubmarinos más utilizados por la "Kriegsmarine" durante la Segunda Guerra Mundial. Comenzó a operar en marzo de 1944 y se usó extensamente en diferentes teatros de operaciones, con éxitos marginales, a pesar del alto número de unidades que se construyeron (324). Fueron reemplazados por los minisubmarinos Seehunde en febrero de 1945.

El minisubmarino Biber era una de las armas olvidadas de Hitler. Fueron minisubmarinos unipersonales que se diseñaron para repeler las acciones navales del Día D. La producción de las 300 unidades empezó en 1944. Comenzaron sus operaciones el 6 de junio de 1944 y, según algunos autores, pudo haber cambiado el curso de la guerra.



El Biber se concibió con poca antelación al Desembarco de Normandía y en apenas ocho semanas se hicieron los planos de diseño; se construyó con planchas de acero de 3milímetros de espesor, en tres secciones que armaban en compartimentos estancos. El compartimento principal, ubicado entre el primer y tercer compartimento, alojaba al operario y contenía una torreta. Detrás del operador se ubicaba el motor Opel de gasolina que usaba el barco cuando navegaba en superficie y el motor eléctrico que utilizaba sumergido.

Cuando se produce la invasión aliada de Normandía, se lanzaron contra la flota de invasión; entre el 60-70% fueron destruidos en aquella oportunidad, unos, por efecto de las fuerzas antisubmarinas aliadas y otros por efecto del CO2, producido por sus motores, que envenenaba a su tripulante que resultaba muerto. Sus operaciones en los ríos y canalesholandeses resultaron ser más exitosas cuando operaron contra los puentes. Debido a ello, se planeó usarlos en Noruega, en la zona de Múrmansk, transportándolos mediante submarinos convencionales, pero esta operación se tuvo que cancelar por problemas técnicos insalvables. Lo mismo sucedió con una operación secreta para transportarlos al Canal de Suez en hidroaviones BV-222.




Minisubmarino Seehund

El Seehunde (en alemán foca) era un minisubmarino que tenía una longitud de 11,86 m, un diámetro de 1,28 m y una profundidad de inmersión de 30 m. Llevaba dos torpedos externos 1x53,3 centímetros (G7e). Estaba impulsado por un motor Büssing de 6 cilindros con ingeniería diésel con una potencia de 60 HP y por una batería eléctrica de 25 cv de potencia, que lo impulsaba a una velocidad de 7,7 nudos en superficie y de 6 nudos sumergido, teniendo una autonomía de 207 millas a 7,7 nudos en superficie y de 63 millas a 3 nudos sumergido.



Todos los minisubmarinos previos al Seehund, no obtuvieron los resultados esperados, debido a que se construyeron muy rápido y sin un diseño y estudios profundos de sus características y rendimientos. Cuando este punto quedó claro, los ingenieros navales alemanes se dedicaron a buscar un minisubmarino, basado en la tecnología de los U-Boot tradicionales, dando como resultado el Seehunde. El primero de los 285 Seehund fue completado en septiembre de 1944, y entró en servicio masivamente en 1945, resultando superior a todos los modelos anteriores, siendo encargadas 1.000 unidades de este modelo.

Utilizado contra el suministro aliado de la zona de Schelde-Themse, el 70% de las operaciones de los Seehund tuvo contacto con el adversario y el 90% de ellos, sobrevivió a la misión. El resultados de sus misiones arrojó el saldo de nueve buques de carga hundidos y tres más dañados y la destrucción del destructor francés "La Combattante". En la actualidad sobrevive un Seehund, que es exhibido en el Museo Alemán de Múnich.

De este modelo, derivaba el proyecto español conocido como clase Foca.




0
0
0
0
0No comments yet