Check the new version here

Popular channels

Nuevo mini-tutorial Cubase 5 / Windows 7 para principiantes

Hace un tiempo hice un post para principiantes (como yo) sobre Cubase 4 y Windows 7. Hoy lo actualizo, aunque sigue siendo muy para principiantes (como sigo siendo yo).
Si alguna cosa está equivocada, o no coincide con vuestras configuraciones, no penséis que estáis haciendo algo mal, es muy probable que el fallo sea mío. Pero como a mí me está funcionando, lo pongo, por si pudiera servir a alguien.

QUÉ ES CUBASE

Es un software para tratamiento de audio. En realidad, es mucho más. Muchísimo más. Pero básicamente, y sintetizando mucho, es eso. Y sin sintetizar tanto, es un grabador multi-pistas, tanto de audio como de MIDI, un secuenciador de música (también conocido como DAW, del inglés Digital Audio Workstation) un editor de partituras, un estudio de grabación, un… Casi todo lo que se te ocurra que puedas hacer con el audio, desde grabar tu propia voz o un instrumento, hasta utilizar instrumentos virtuales (VST) que suenan casi, casi como los reales, o añadir efectos como delays, reverbs…


PARA QUÉ SIRVE CUBASE

Pues para todo lo dicho arriba, en la definición: interpretar música, compone, grabar, editar, masterizar, producir…


QUÉ NECESITO PARA USAR CUBASE

Un ordenador, obviamente. El propio programa, más obviamente aún. Una interfaz de audio, que puede ser interna o externa (mediante conexión USB o Firewire), un teclado musical con función MIDI y un sistema de escucha, que puede consistir en unos auriculares o en altavoces auto amplificados, o un equipo de música (amplificador con sus propios altavoces) que pueda conectarse a la salida de audio del ordenador.
A partir de ahí… Dependerá de lo que se quiera hacer con él. Si queremos grabar voces, necesitaremos un micrófono. Si queremos grabar un instrumento, por ejemplo, una guitarra, pues una guitarra, claramente, más el cable correspondiente de conexión. También son muy útiles, aunque no imprescindibles para empezar a trastear, una mesa de mezclas, previos de micrófono….

EMPEZANDO

Tenemos instalados Cubase y nuestra interfaz de audio, con los drivers correspondientes… Abrimos Cubase.
Lo primero que nos aparecerá será algo similar a esto, dependiendo de la versión:


Después, si todo es correcto, nos aparecerá lo siguiente:


En esta pantalla podemos elegir si abrir un proyecto ya comenzado, uno nuevo, o cancelar, para ir a la plantilla “vacía” de Cubase. En nuestro caso, optamos por “Nuevo proyecto”. Nos aparece una ventana como esta, en la que podemos seleccionar el tipo de plantilla que vamos a usar, en función de nuestras intenciones.


De las opciones que se muestran, hay una, “Básica con pistas MIDI – Audio” que está creada por mí, o sea, que no aparecerá como opción en otro Cubase; más adelante se explica cómo crear una plantilla y cuál es su utilidad. Ahora, para empezar, seleccionamos “default”. Después, tocamos en “Aceptar”. Entonces nos aparece una nueva ventana en la que debemos escoger cuál será nuestra carpeta de trabajo, es decir, dónde se guardará el proyecto que vamos a empezar, con todos sus datos.

Tras aceptar, en este caso, me aparece el siguiente mensaje:


Esto se debe a que la interfaz de audio que tengo como predeterminada, y que en este caso es mediante conexión USB, no está conectada, por lo que Cubase nos avisa de que no puede encontrar los puertos correspondientes. Damos a aceptar y pasamos a ver cómo solucionarlo.
Ahora tenemos esta pantalla:


En primer lugar, conectamos, si no lo estaba, como en mi caso, la interfaz de audio. Después vamos a la barra de menús superior, y desplegamos la pestaña “Dispositivos”. Después, en el menú que se desplega, seleccionamos “Configuración de dispositivos”. Se nos abre una ventana como esta:


Si no es así, será muy parecida, todo dependerá de la versión de Cubase con la que estemos trabajando.
La ventana está divida en dos partes, en la de la izquierda, hemos de buscar “Sistema de Audio VST”. Lo seleccionamos y en la parte derecha nos aparecerá la ventana de la imagen anterior. Ahí nos vamos al menú desplegable de “Controlador ASIO” y seleccionamos nuestra interfaz de audio. Damos a aceptar y ya podemos empezar a trabajar.


PLANTILLA BASE

Algo que nos facilitará mucho el trabajo, es confeccionar una plantilla “base”, en la que configuraremos Cubase a nuestro criterio (número de pistas MIDI, pistas de audio, estéreo o mono, buses de entrada y salida…). A partir de ahí, cada vez que queramos trabajar con el programa, podremos abrir esta plantilla, y la configuración se habrá mantenido, sin tener que realizarla cada vez.

CREAR Y CONFIGURAR UNA PLANTILLA BASE
Para ello, haremos lo siguiente:
1) Abrimos el programa (Cubase)
2) Cargamos “Archivo/Nuevo Proyecto”
3) En la ventana que se abre, elegimos la opción que más se ajuste a nuestras necesidades. En el fondo, no importa mucho cual sea, puesto que la vamos a modificar a nuestro gusto (añadiendo o suprimiendo cuantas pistas creamos conveniente), pero si partimos de una base ya creada, ahorraremos algo de trabajo. En este caso, seleccionamos “16 MIDI Traces”. Después, mediante “Proyecto/Añadir pista”, vamos añadiendo las pistas de MIDI, Audio… que necesitemos.
4) Configuramos los buses para grabar audio como se explica en el apartado, “Grabar audio desde una fuente externa”.
5) Nos vamos a la barra superior del programa, y en Archivo/Guardar como plantilla”, damos un nombre a la nuestra, y esa será la que abramos (si así lo queremos, naturalmente), cada vez que vayamos a iniciar un nuevo proyecto. Esta plantilla nos aparecerá cada vez que abramos Cubase e indiquemos “Nuevo Proyecto”. Simplemente, tendremos que seleccionar, en la ventana que se abre entonces, el nombre que hayamos dado a la nuestra, y así siempre tendremos a nuestro gusto el número de pistas y sus características, así como los buses para grabación de audio.

ELIMINAR PLANTILLAS BASE
Las plantillas que vienen por defecto en Cubase se pueden borrar desde C/Archivos de Programa/Steinberg/Cubase 5/Templates.
Pero ahí no se guardan las plantillas que nosotros creamos, estas están en Inicio/Todos los Programas/Steinberg/Cubase 5/Carpeta de datos de aplicación de Cubase/Proyect templates. Aquí se pueden borrar las plantillas que nosotros creamos. Ah... esta carpeta, Proyect Template, se forma sólo si hay plantillas que nosotros agregamos, sino, no está.

INSTRUMENTOS VST
VST son las siglas de Virtual Studio Technology, un estándar desarrollado por Steinberg para poder conectar plugins que simulan instrumentos, efectos y demás, a los editores de audio y sistemas de grabación como Cubase, entre otros muchos. Hay instrumentos VST de calidad asombrosa, dificilmente distinguibles, al menos, para el oído profano, de un instrumento real y otros que son una verdadera tortura. En realidad, como todo en la vida, ¿no?.
La gran ventaja de disponer de los instrumentos VST es que podemos acceder, desde un teclado, a todo tipo de instrumentos, desde violines y guitarras a sintetizadores, instrumentos de viento y casi todo lo que pueda producir un sonido de carácter musical.

Cubase trae, por defecto, algunos plugins de instrumentos VST; dependerá de la versión el que sean unos u otros, pero se pueden cargar muchos más, tanto de pago como gratuitos. Para utilizar un instrumento VST, lo primero que debemos hacer, es seleccionarlo. Para ello, nos vamos a la barra de herramientas superior, desplegamos el menú de “Dispositivos” y seleccionamos la opción “Instrumentos VST”. También podemos acceder mediante un atajo (F11). En cualquier caso, el resultado será una ventana como esta:



Colocando el puntero del ratón sobre la casilla negra que dice (aunque casi no se ve) “no instrument”, damos al botón izquierdo del ratón y se nos desplegará una lista de los VST que tenemos instalados en nuestra versión de Cubase.
Seleccionamos el que queramos, en este caso, “Prologue”, un sintetizador que viene por defecto en Cubase (al menos, en la versión con la que estoy trabajando ahora, que es la 5). Nos aparecerá el mensaje siguiente:


Aquí podemos optar por seleccionar “crear”, o “cancelar”. Vamos a probar que ocurre en ambos casos.
Primero, seleccionamos “cancelar”. Se nos abre la interfaza del “Prologue”, pero veremos que, aunque pulsemos las teclas de nuestro teclado musical, no aparece ningún sonido. Esto es porque el instrumento está “cargado”, pero no está asignado a ninguna pista en concreto. Para poder utilizarlo, hemos de hacer esta asignación. Como en nuestra plantilla “default” no tenemos ninguna pista todavía para poder utilizarlo, añadiremos una. Se hace así:
Barra superior de menús, Proyecto / Añadir pista / MIDI. En la ventana que nos aparece, damos a aceptar, y la pista donde podemos cargar nuestro instrumento queda creada. En este caso, Cubase le asigna el nombre de MIDI 1.
Para cargar el instrumento en la nueva pista, nos vamos a la parte izquierda, donde hay un pequeño panel de control con diversas opciones. Si nos fijamos, una de ellas es “All MIDI Inputs”. Debajo hay otra, que en este caso dice “Microsoft GS Wavetable Synth”. Situándonos con el cursor sobre esta última, damos al botón derecho del ratón y se nos desplega un menú en el que encontraremos, entre otras opciones, los instrumentos “pre cargadados”. En este caso, el Prologue. Lo seleccionamos y ya podemos tocar en nuestro teclado para que suene.


Veamos ahora que sucede si cuando seleccionamos un instrumento para cargar en Cubase, a la pregunta “¿Desea crear una pista MIDI asignada al plugin…?” elegimos la opción “Aceptar”.
Pues que la pista se crea automáticamente, con instrumento ya montado sobre ella. Prácticamente, es la única diferencia. ¿Por qué no escoger entonces siempre este camino? El único inconveniente, si es que se puede llamar así, es que tendremos una pista nueva cada vez que carguemos un instrumento, y si utilizamos muchos, acabaremos teniendo un montón de pistas. Con el primer método, al no crear una pista específica, podemos montar cualquiera de los instrumentos cargados en cualquier pista. En realidad, lo lógico es tener una pista para cada instrumento, pero a veces nos apetece probar, ir “trasteando” y quizás no queramos tener veinte o treinta pistas MIDI llenándonos la pantalla. Es una cuestión de criterio personal de cada uno.

EFECTOS VST
Los efectos VST funcionan, más o menos, como los instrumentos VST, sólo que no “suenan” por sí mismo (al menos, la mayoría), sino que añaden alguna particularidad o efecto al audio. Hay todo tipo de efectos VST, desde simuladores de amplificador hasta efectos de “chorus”, ecos, reverberación, cambios de tono…
En Cubase los podemos encontrar siguiendo la siguiente ruta:
Barra de menús superior, Audio, Plugins.
Para utilizarlos podemos seguir más de un camino. El primero sería aplicándolo sobre un archivo de audio que ya tengamos grabado, tanto sea de voz, instrumento o cualquier otra cosa que “suene”.
Para ello, hacemos doble clic sobre el archivo de audio, en la pantalla principal de Cubase


y esto nos llevará a una nueva pantalla, con el archivo de audio ampliado como protagonista:


Ahora podemos, con el cursor, seleccionar el fragmento sobre el que queremos trabajar, y a partir de ahí, elegir el plugin que queremos aplicar, tal y como se explicaba al principio de este apartado.


En la parte inferior de la interfaz del plugin aparecen los comandos de “Preescucha”, que nos permite valorar que tal queda el efecto sin necesidad de aplicarlo y “Procesar”, para que el efecto quede definitivamente aplicado. También hay otro comando, “Más…”, que despliega un sub menú donde podemos, mediante controles deslizantes, dar más o menos prioridad al sonido “puro” o al modificado, para así comprobar la diferencia entre el original y el resultado.

Esto en cuanto a la aplicación de efectos sobre pistas de audio, pero, ¿cómo aplicarlo sobre una pista de instrumento MIDI?

EFECTOS VST SOBRE PISTAS MIDI
Para aplicar los efectos VST sobre las pistas MIDI podemos, o bien pasar la pista MIDI a audio, tal y como se explicará más adelante, o bien aplicarlo sobre la pista, directamente.
Para esto, tomaremos como ejemplo uno de los instrumentos VST incluidos en Cubase 5, el sintetizador Spector.
Una vez seleccionado, lo asignamos a la pista MIDI 01.
En el panel izquierdo del Cubase, podemos ver, al seleccionar la pista, una serie de comandos. Uno de ellos, casi abajo del todo, es un icono de una letra “e” encerrada en un círculo, como se ve en la siguiente imagen:


Si la activamos, nos aparecerá una ventana como esta:


Colocándonos con el cursor sobre los “cajetines” izquierdos (Inserciones, marcados como 1, 2, 3…) podemos acceder a los plugins de efectos y hacer que actúen directamente sobre el sonido mientras lo estamos tocando.


INSTRUMENTOS Y EFECTOS VST: CÓMO INSTALARLOS
El proceso para instalar instrumentos y efectos VST es tan sencillo como el de cualquier software, y a veces, mucho más. Es cierto que algunos son algo más complicados, por constar con librerías de sonidos y otras cosas que deben ser instaladas aparte, pero en la mayoría de estos casos, viene bien especificado con mensajes durante la propia instalación.
Los plugins con ejecutable o instalador, se instalan como he dicho, como el resto de software. Debemos prestar atención a la carpeta donde se instalan, para que Cubase no tenga problemas al buscarlos. Normalmente, al menos en Cubase 5 sobre Windows 7, debemos seleccionar el directorio donde tengamos instalado el Cubase y ahí buscar la carpeta de VST Plugins. Una vez allí, podemos instalarlos directamente en esa carpeta, o bien crear sub carpetas, en función del tipo de plugin que vayamos a instalar, por ejemplo, instrumentos de cuerda, vientos, delays, percusión, reverbs… Esto depende del gusto de cada uno.
Hay algunos plugins que ni siquiera necesitan instalación: basta con copiar los archivos correspondientes en la carpeta VST plugins, y listo. En algunos casos, se tratará de un único archivo, tipo .dll; en otros, además de la dll, podrán tener otros archivos de apoyo (bancos de sonido, librerías, presets…). Si el plugin no tiene ejecutable, bastará con copiar todo el contenido en la carpeta VST plugins. Cubase lo abrirá después sin problemas.
Algo a tener en cuenta: no se pueden instalar plugins con el Cubase abierto. En realidad, sí se puede, pero el programa no los reconocerá hasta que lo cerremos y volvamos a abrirlo.



ELIMINAR LA LATENCIA

La latencia es el retardo que se produce desde que se da la “orden de audio” (mediante tecla, cuerda de guitarra…) hasta que el sonido aparece por los altavoces o auriculares. Normalmente se expresa en milisegundos, y puede parecer que al hablar de este tipo de unidades, el tiempo de retardo sea despreciable, pero para quienes lo han probado (y sufrido), ya saben que es casi imposible trabajar con latencias altas.
La solución para este problema pasa por comprobar, en primer lugar, si la interfaz de audio a utilizar soporta drivers ASIO. Si es así, y se cuenta con los ASIO originales de dicha tarjeta, está será, seguramente, la mejor opción.
En caso contrario, se pueden conseguir unos drivers ASIO genéricos (que además son gratuitos), llamados ASIO4ALL. Con ellos, la latencia quedará reducida al mínimo razonable para poder trabajar sin problemas.
Debemos tener en cuenta, no obstante, la carga de trabajo que pueda soportar nuestro PC. Si la latencia se reduce drásticamente, pueden originarse una serie de “clics” y zumbidos muy molestos. Es cuestión de jugar con la configuración de los drivers hasta dar con un tiempo razonable sin que nuestra máquina se resienta.

Una vez instalados los drivers ASIO, los seleccionaremos así:
1) Dispositivos (en el menú de la barra superior del programa).


2) Configuración de dispositivos

3) Sistema de audio VST.

Una vez aquí, en el panel de la derecha, selecciona, en la pestaña “Controlador ASIO”, el que corresponda (en nuestro caso, el ASIO4ALL).


4) Aceptar

Y con esto habremos reducido muy considerablemente la latencia.


GRABAR AUDIO DESDE UNA FUENTE EXTERNA

En este paso veremos como hacer para poder grabar desde un micrófono, un instrumento externo conectado (guitarra, por ejemplo), o cualquier otra fuente externa.
En primer lugar, hay que tener en cuenta cuál es la interfaz de audio de la que disponemos y el sistema operativo a utilizar. En nuestro ejemplo, trabajaremos con una Realtek HD integrada en la plac, y con una UA-25EX, de Roland (Edirol o Cakewalk, según versiones) todo ello bajo Windows 7 a 64 bits.

Veamos primero como hacerlo con la “Realtek” integrada.

Lo primero de todo es configurar la tarjeta de audio. Para ello, en Windows 7, vamos a ir al “Panel de Control”, “Hardware y sonido”, “Administrar dispositivos de audio”.
En la ventana que se nos abre, utilizaremos la pestaña “grabar”.
Si nos aparece la opción “línea de entrada”, confirmaremos que esté seleccionada como dispositivo predeterminado. Si no fuera así, la seleccionaremos poniéndonos sobre ella con el ratón y haciendo “clic” con el botón izquierdo. Una vez resaltada, iremos a la pestaña inferior, “Propiedades”, y marcaremos la línea de entrada como “Dispositivo predeterminado”.
En el caso de que “línea de entrada” no nos aparezca, nos pondremos con el ratón sobre cualquier punto de la ventana y haremos “clic” con el botón derecho. En la sub ventana que nos aparecerá, marcaremos las opciones “mostrar dispositivos deshabilitados” y “mostrar dispositivos desconectados”. Ahora debería aparecer la opción de línea de entrada.
En mi caso, además de ésta, tengo seleccionada la “mezcla estéreo” como “dispositivo de comunicación predeterminado”. Sinceramente, no sé si es necesario, pero lo hice así la primera vez, funcionó y me da una pereza enorme ponerme a probar si se puede “deseleccionar” o no. Prueba tú, si tienes tiempo y ganas.
Una vez que tenemos así configurada nuestra tarjeta, nos vamos al programa y seguiremos los siguientes pasos:

1) Abrir el Cubase (obviamente)

2) Dispositivos/Conexiones VST

3) En la ventana que se abre, seleccionamos la pestaña “Entradas” y después, “Añadir bus”.

4) Elegimos “Mono”, o “Estéreo”.



5) Añadido el bus correspondiente, tendremos una columna llamada “dispositivo de audio”. Aquí debería aparecer “ASIO4ALL”, o el driver que hayas seleccionado en el apartado primero “Eliminar la latencia”. En la siguiente columna, resaltados en amarillo, debería aparecer el puerto del dispositivo. Aquí seleccionaremos, si no lo está, “HD Audio Line Input”, siempre que tu tarjeta sea una “Realtek HD” integrada. En caso diferente, debería aparecer algo similar, pero con otro nombre… Es cuestión de ir probando. Para cambiar estos puertos, basta con ponernos sobre ellos con el ratón y hacer “clic” con el botón izquierdo, para después seleccionar el que nos interese.

6) Nos vamos a la pestaña “Salidas”, añadimos bus, de la misma manera que en los puntos anteriores, y seleccionamos como puerto, si no lo está ya, “HD Audio Output”.

7) Añadimos los buses que creamos necesarios, cerramos y ya podemos empezar a grabar.

Para grabar, obviamente, debemos conectar nuestra fuente externa a la tarjeta de audio. Esto se hace mediante un cable conector de mini jack, en la entrada de línea de la tarjeta. Lo ideal es disponer de un pequeño mezclador (mesa de mezclas) al que se conecten micros o instrumentos, y de la mesa a la entrada de línea. Si no se tiene, (el presupuesto manda casi siempre), se puede intentar usar la entrada directamente.
Si lo que queremos es grabar con micro, o usar la entrada correspondiente de la tarjeta de audio, debemos configurar esta seleccionando “Micrófono” como dispositivo predeterminado, igual que hicimos anteriormente con la entrada de línea.



GRABAR AUDIO DESDE INTERFAZ USB (EN ESTE CASO, EDIROL UA-25EX)

Lo primero es conectar la interfaz UA-25EX, mediante su correspondiente cable USB. Una vez conectada y reconocida por el SO (se supone que los drivers están correctamente instalados, si no, toca hacerlo… ¡ya!), seleccionamos los dispositivos de entrada y salida de audio. Así:
En la pestaña “Reproducción”, seleccionamos el dispositivo, en este caso, “OUT 2-UA-25EX” y le damos a “Predeterminar”.


Después, pasamos a la pestaña “Grabar”, y seleccionamos el dispositivo; ahora será “IN 2-UA-25-EX”. Damos a “Predeterminar”, y aceptamos para cerrar esta ventana.


En el caso de que el dispositivo que queremos seleccionar no apareciese entre la lista de opciones, nos colocaremos con el ratón sobre cualquier parte del interior de la ventana anterior (sea en la pestaña de grabación o en la de reproducción), y clicando con el botón derecho del ratón, nos aparecerán unas opciones; hemos de marcar las que dicen “Mostrar dispositivos deshabilitados” y “Mostrar dispositivos desconectados”. Así, nos aparecerán los dispositivos que permanecían “ocultos”, y ya los podremos seleccionar.

Una vez seleccionados, abrimos el Cubase.
Para que trabaje con el dispositivo que nos interesa, entramos en: Dispositivo / Configuración de dispositivos / Sistema de audio VST. En “Controlador ASIO”, desplegaremos el menú y aquí seleccionaremos nuestra opción (en este caso, la UA-25EX).


Después damos en “Aceptar” para confirmar los cambios y cerrar esta ventana.

Ahora, para grabar, seleccionaremos una pista de audio. En caso de no tener ninguna en nuestro proyecto, la añadiremos siguiendo la ruta “Proyecto / Añadir pista / Audio”.
Se nos desplegará una pequeña ventana, donde deberemos seleccionar si queremos que la pista sea estéreo o mono. En este caso, tomaremos la opción de “mono”


Si la opción marcada por defecto nos aparece estéreo, y la queremos pasar a mono, sólo deberemos dar con el ratón sobre la pantallita negra de “configuración” y se nos ofrecerán diversas opciones, entre las que escogeremos nuestra preferida.
Una vez tengamos nuestra pista mono, activaremos la opción de grabar, tocando sobre el icono de grabación (rec), el típico círculo con el punto central de tantos otros dispositivos.




El icono se tornará de color rojo, lo que nos indica que la pista está preparada para comenzar a grabar.

Ahora debemos conectar en la UA-25EX el micrófono o instrumento con el que queramos grabar nuestro audio.
Primero, haremos la prueba con un micrófono. En este caso, es un micrófono de condensador, un Behringer B-1 que requiere alimentación “phatom”, por lo que deberemos activar esta opción en nuestra interfaz de audio, si dispone deella (como en este caso). De lo contrario, deberíamos utilizar una mesa de mezclas con este tipo de alimentación, o bien un previo de micrófono que también disponga de esta característica. De no poder disponer de mesa ni previo, podremos utilizar un micrófono dinámico, que no necesita de esta alimentación.


En la imagen podemos ver el selector “phatom” que debemos activar para poder utilizar micrófonos de condensador.

Lo siguiente es conectar nuestro micrófono a la interfaz de audio. Es conveniente tener siempre los controles de volumen al mínimo antes de conectar cualquier dispositivo, para después, poco a poco, ir regulándolos hasta encontrar nuestro volumen ideal.
Para conectarlo utilizaremos un cable con conexiones tipo XLR (también llamadas “cannon”)


Conectaremos el cable al micrófono y a la interfaz de audio, en la toma “INPUT 1/L”


Con el control “SENS” iremos graduando el nivel de entrada de nuestro micrófono hasta encontrarlo a nuestro gusto. Dado que la grabación será mono, no porque hayamos elegido la pista así en el Cubase, sino porque sólo estamos entrando por un canal, sólo escucharemos el audio por un lado, lo que resulta un tanto molesto, sobre todo si se trabaja con auriculares. Si queremos escuchar por los dos lados (aunque la grabación continuará siendo mono), podemos utilizar la opción que nos da la interfaz, de seleccionar mediante el conmutador “MONO” para que podamos escucharlo así.


De vuelta a Cubase, sólo debemos tocar el botón de grabación, (tecla típica con punto rojo) y esta comenzará automáticamente.


Habíamos seleccionado una pista mono para nuestra grabación. ¿Y si queremos grabar en una pista estéreo?. No hay problema, también se puede, pero el resultado será una pista de dos canales… con uno de ellos vacío, ya que la grabación sólo se efecturará por uno.

Para grabar un instrumento (una guitarra eléctrica, en este caso), el procedimiento será muy similar al anterior, con ligeras diferencias. El cable no tiene porque ser tipo XLR, y en este caso, lo más habitual es utilizar uno con conexiones tipo “jack”


Conectaremos la guitarra mediante este tipo de cable a la conexión “INPUT 2/R” de la interfaz y procederemos a grabar siguiendo los mismos pasos que para el micrófono, pero, con una pequeña, pero muy importante, diferencia.
Por la misma razón que antes, optamos por una pisa mono, ya que aunque eligiésemos una estéreo, sólo grabaríamos por un canal, pero ahora, con el tipo de conexión que estamos utilizando, necesitamos configurar un parámetro más en Cubase. Por defecto, o al menos, a mí así me aparece en Cubase 5, la entrada de audio para la pista mono viene seleccionada en “Izquierda – Stereo In”, como se puede ver en la imagen


Dado que habíamos reservado el canal izquierdo en la interfaz para el micrófono (entrada “Input 1/L), ahora deberemos seleccionar el derecho, “Input 2/R”, o utilizar el izquierdo otra vez, sustituyendo el cable del micrófono por el de la guitarra. Si conservamos la entrada izquierda para el micrófono, lo único que debemos hacer es seleccionar el Cubase la entrada “Derecha – Stereo In”. Para ello debemos situar el ratón sobre el selector de canal de entrada, y en el pequeño menú desplegable que aparece, seleccionar el que nos interesa



COMO PASAR UNA PISTA MIDI A AUDIO

La forma más sencilla y efectiva, creo, es exportando, con el comando “Exportar mezcla de audio”. Para encontrarlo, esta es la ruta: Barra de herramientas superior, Archivo / Exportar / Mezcla de Audio…
Se hace así:
1)Tenemos nuestra pista MIDI grabada, que es la que queremos pasar a audio. Situamos los localizadores delimitando el fragmento que queremos pasar a audio


2)Vamos, siguiendo la ruta comentada antes, a Archivo / Exportar / Mezcla de Audio…
Nos aparecerá una ventana como esta:


3)Damos un nombre a nuestro archivo (Casilla “Nombre del archivo”, que en la ventana aparece como “Sin Título1”. Puede dejarse este mismo, si se quiere).

4)Establecemos un destino (Carpeta en la que se guardará el archivo en audio)

5)Damos en “Exportar” (Abajo, a la izquierda en la ventana). Y listos

6)Ahora, para cargar el archivo de audio en nuestro proyecto y poder trabajar con él, seleccionamos una pista de audio y siguiendo la ruta Archivo / Importar / Archivo de Audio, buscamos el archivo en la carpeta donde se guardó y lo seleccionamos. Ya tenemos nuestra pista MIDI pasada a audio y lista para trabajar con ella.

En el caso de que tengamos varias pistas MIDI grabadas y sólo queramos pasar a audio una de ellas, mutearemos (silenciaremos) el resto



TRABAJAR CON ARPEGIADORES
Cubase lleva incorporados “de serie” un par de arpegiadores, que no son malos: el Arpache 5 y el Arpache SX. ¿Cómo “cargarlos” en el instrumento que nos interese?
1.Escogemos nuestro instrumento. En este caso, el piano de Pianoteq.
2.En la pista del Pianoteq, abrimos la ventana de efectos, mediante el icono de la letra “e” encerrada en un círculo, que en la siguiente imagen se ver marcado en azul


3.Se abrirá la ventana de configuración de Canal MIDI. Aquí seleccionamos el Arpache, y ya sólo nos queda configurarlo a nuestro gusto.

Si queremos utilizar otro arpegiador diferente a los incluidos en Cubase, el procedimiento será el siguiente:
1.Abrir el arpegiador a utilizar como cualquier otro VST, desde el menú, en la opción de “Dispositivos – Instrumentos VST”, o bien abriendo del menú con la tecla F11.
2.Añadir una pista de instrumento desde el menú, con la opción “Proyecto – Añadir pista – Instrumento”.
3.Se abrirá una ventana:


4.Desde esa ventana podemos elegir el instrumento que queremos tocar en forma de arpegio, o bien podemos dejarlo tal cual, y elegirlo luego desde los “cajetines” de la izquierda del proyecto.


5.Elegido el instrumento (en este caso, el piano de Pianoteq), nos vamos a la parte superior, en ese mismo cajetín, justo encima del instrumento, donde, por defecto, pondrá “All MIDI Inputs”, y lo sustituimos por el arpegiador escogido, en este caso, SimArp, como se ve en la imagen.


6.En el cajetín de la pista del arpegiador, marcamos el icono de monitorización.


7.A partir de este momento, ya sólo queda configurar el arpegiador a nuestro gusto.


Bueno, espero no haber metido mucho la pata y que alguien pueda aprovecharlo. Sé que es muy básico, pero para los que están empezando, puede ser una buena ayuda... Al menos, ese es mi deseo.
Salud y suerte!
0
0
0
1
0No comments yet
      GIF
      New