Para ti, amiga



Para ti, mi amiga

¿Amistad?, hoy pude ratificar que tal cosa no existe. Sabes, esperaba algo tuyo en este día solitario y silencioso, esperaba un: «Buen día, amigo». Aunque este es un día para mejorar la economía, me decepcioné mucho de los que me rodean; gracias por ser tan fría porque ratificaste lo que había pensado todo este tiempo.
Sos como la «amiga» que me pidió ayuda con un perrito herido de la calle, le di una cantidad de dinero, más que su propio novio, y luego, ¿qué pasó?, me eliminó de facebook y de su vida sin razón. Sos como la mujer con la que un día me iba a dar una oportunidad; ese día me vestí con ropa nueva, lo mejor que tenía, iba realmente con miedo luego de tanto tiempo; con esperanza de conocer una mujer parecida a mí en algunos aspectos y, ¿qué ocurrió?; sí, de nuevo la frialdad, estuve esperando solo a la hora y el lugar de encuentro, nunca llegó.

Sos como los amigos que me hablaron cuando necesitaban algo, y los días que iban a divertirse me olvidaban sin recordar lo que antaño hice por ellos; sos como aquella mujer que un día me llenó de esperanzas y se fue con un «amigo», sos como el amigo que me adulaba mientras le ayudaba y cuando me vio por el camino triste de la soledad, me tiró al mar. Gracias amiga, un hermoso día para ti.


Anónimo.