Popular channels

Pareció un milagro pero ocurrió...

Mi madre hace bastante años atrás fue internada después de muchos tratamientos ambulatorios en el Hospital de Clínicas q desde mi criterio es uno de los mejores centros asistenciales de la capital federal.
Sufría de una terrible enfermedad , ningún medicamento y tratamiento pudieron mejorarla.



Pedí licencia por enfermedad familiar en mi trabajo y la cuidaba día y noche en el hospital, hacía todo lo q a mi alcance estaba posible.
Un buen día decidieron no poder dejarla más ahí las autoridades del centro asistencial y decidimos con mi padre transladarla a mi casa.
Por ese entonces yo vivía en mi propio hogar con mi hijo pero, decidí mudarnos temporariamente a la de ellos para seguir asistiendo a mi mamá, ya q mi padre poco, pero algo trabajaba dada su edad a pesar de no ser anciano.
Fue día a día deteriorándose más, no sólo en lo físico sino en lo mental.
Tenía una enfermedad incurable a nivel hepático y las toxinas no sólo invadieron su físico sino su mente.






Empezó no reconociéndonos y no se podía levantar de la cama, razón por la cual le cambiaba los pañales, le daba de comer en la boca, la higienizaba aún estando en su lecho, desde la cabeza hasta los pies.
Llegó un momento q ya empezaba a delirar y para q no se pusiera nerviosa yo le respondía a las incoherencias , pobre, q ella decía, a media lengua.
Hasta llegué a pensar q pasaría conmigo cuando tuviese q hablar con alguna persona de la calle, lo poco q salía yo, porque estaba en un mal estado emocional.
Veía día a día como esa vida aún joven se me iba de este mundo y no podía hacer más, no estaba en mis manos.
Mucho sufrir, al margen de cuidar de mi hijo q nunca lo abandoné y ver q mi madre iba cada vez peor.
Mi padre en su afán de "pretender" conformarse negaba un poco la realidad, pero yo le insitía: mamá está peor, no nos dan muchas esperanzas.
Juro q se me partía el alma pero me parecía q no podía "permitir" q mi padre se esperanzara en algo q los médicos me habían dicho no sanaría, es más moriría, entonces de a poco lo intenté preparar para ese día , sin darme cuenta q yo tampoco estaba lista para semejante acontecimiento.
Un 24 de abril como hoy la higienicé igual q todos los días.
Esa fecha era conmemorativa de haberse casado pero realmente no había nada q festejar por todo lo q relaté. Sin embargo después q la terminé de peinar para q se "viese" lo mejor posible , ni le dije nada a mi padre , me las ingenié para sentarla en una silla y a la misma la fui desplazando desde su habitación hasta la cocina donde mi mamá reconoció a mi papá, habló algo q mucho no se pudo entender pero eran cosas no delirantes , la dejé un ratito ahí, sosteniéndola para q no se cayera y despúés la volví a la cama.
Esa noche como casi todas, algunas no, ya q yo me acostaba a su lado para cuidarla y cambiarle los pañales, estaban los dos juntos en la cama matrimonial los miré de lejos y quise mantener esa imágen en mi retina.
Papá recuerdo le dijo uli (así era su apodo) me diste hoy el mejor regalo de toda nuesta vida juntos. Mis ojos se colmaron de lágrimas pero realmente tenía razón.
Pareció un milagro ya q al día siguiente empeoró como un día atrás y al cuarto falleció. Terminó de sufrir, es verdad.
Nos dejó un vacío inmenso q jamás fue ocupado pero, ese día creí en los milagros porque después de tantos meses de estar cada vez peor pareció como antes de enfermar.
Gracias Dios mío por habernos dado esa "alegría" aquel 24 de abril en medio de tanto dolor, fue como un oasis.
Mamá todavía te extraño.!!!
0
0
0
0No comments yet