Check the new version here

Popular channels

Pasaje Juramento (Rosario)

Ubicación: Calles Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe.
Proyecto: Arqs. Beltramone - Ponzellini - Costa.
Año: 1996
Comitente: Municipalidad de Rosario


Se percibe una arquitectura que ya existe, que estuvo siempre. Una arquitectura muraría y que tiene su propio silencio.



” ¿Juráis a la Patria seguir constantemente su bandera y defenderla hasta perder la vida?”

El proyecto del pasaje nació a finales del siglo XIX. Incluso el Arq. Ángel Guido (diseñador del Monumento) lo proyectó en un boceto en el que plasmó una visión en conjunto del Monumento y el Parque circundante. Ese sueño recién se hizo realidad en 1996, cuando la Municipalidad de Rosario convocó a un Concurso de Anteproyectos para el completamiento definitivo del Conjunto Cívico Monumental que incluía la construcción del Pasaje y la reubicación de las esculturas en mármol de Carrara de Lola Mora, que formaron parte de su proyecto de Monumento para el que fuera contratada a comienzos del siglo XX y que luego quedaran casi en el olvido.
El Concurso Nacional de Anteproyectos tuvo como jurados a los arquitectos Miguel Petrelli, Carlos Malamud, Ademar Cerfoglio y Daniel Vidal, al ingeniero Carlos Mastrogiuseppe y a la profesora Arminda Ulloa.







Boceto original de Guido.

Los realizadores del proyecto ganador fueron los arquitectos Alejandro Beltramone, Marcelo Ponzellini y Mariano Costa.
El 7 de octubre de 1997, día de la Virgen del Rosario, quedó oficialmente inaugurada la primera etapa del proyecto cuando fueron colocadas las esculturas de Lola Mora sobre el espejo de agua. El 27 de febrero de 1999(día de conmemoración del primer izamiento del pabellón nacional), quedó inaugurada la segunda etapa que vincula la Plaza 25 de Mayo con el Monumento Nacional a la Bandera.

En el Pasaje Juramento puede apreciarse el patio de la Catedral, donde descansan los restos de los primeros pobladores de la que luego sería Rosario y que en los comienzos era el humilde caserío del Pago de los Arroyos, nucleado en torno a la pequeña basílica del lugar. Desde el Pasaje se pueden apreciar las esculturas, en primer plano, y detrás una magnífica vista del Monumento, con el Río Paraná y sus islas como fondo.





Con la decisión POLITICA de Asumir desde la administración publica la decisión de “recrear” este sitio de la ciudad para que desde su existencia concreta de legítima obra pública resulte testimonio trascendente y sin ambigüedades de la nueva condición de uso público y de significación urbana.

Desde la plena vigencia de las instituciones democráticas de gobierno de la ciudad y en el total convencimiento de que tamañaza empresa debe culminarse resumiendo la totalidad de los esfuerzos materiales e intelectuales ya empleados lo largo de mas de 100 años, superando incluso la fragmentariedad, parcialidad o radicalidad de alguna de las acciones emprendidas, es que la Municipalidad de Rosario ha dispuesto el concurso Publico del Proyecto Urbano-Arquitectónico cuya realización vincule DIA a DIA a los rosarinos tanto con la propia historia de la ciudad y de sus hechos, como con la dimensión solidaria y ciudadana de las nuevas expresiones y practicas sociales mayoritarias (recreativas, artísticas, políticas, etc) que, cual vigente continuidad social de aquellos hacen propios los nuevos ámbitos públicos costeros progresivamente recuperados.

Para posibilitar eso fue necesario demoler la casa parroquial que unia la catedral con el palacio municipal, el sector este del palacio municipal, que no formaba parte del edificio original y carecía de valor arquitectónico. Y previa expropiación se demolió la casa que ocupaba el colegio del Paraná.

Es el propósito de la municipalidad a través de este concurso lograr el completamiento definitivo del CONJUNTO CIVICO-MONUMENTAL delimitado por las calles Buenos Aires, Santan Fe, Av. Belgrano y Córdoba como parte integrante del Parque Nacional a la Bandera.




Para permitir la apertura del “Pasaje Juramento” se demolería la casa parroquial que unía la Municipalidad con la Catedral.
También la casa que ocupaba el colegio del Paraná.


Anhelado desde sus orígenes, el Pasaje Juramento culmina la obra iniciada por Grondona y que Ángel Guido plasmara con magnificencia arquitectónica en el Monumento.
Este Pasaje da forma a la histórica idea de vincular la plaza 25 de Mayo con el Monumento Nacional a la Bandera a través de los edificios más significativos de la ciudad, como lo son el Palacio Municipal y la Iglesia Catedral.
Una cinta silenciosa de Mármol de carrara recorre con soberbios pero silenciosos pasos el glorioso camino de la Patria hacia el propileo triunfal.
El proyecto, dividido en dos etapas, la primera con la colocación y funcionalizacion de las esculturas en mármol de Lola Mora sobre un espejo de agua realza la belleza y la presencia de las esculturas, una fuente que se adaptas a la fisonomía del terreno y une virtualmente las calles Córdoba y Santa Fe, y una segunda que concluiría con la vinculación definitiva del Monumento con la Plaza 25 de Mayo.
El proyecto se baso en la idea de aprovecha y sintetizar los espacios y situaciones del entorno y el sitio, la CINTA, propone un espacio lineal continuo pero que a su vez va variando en su entorno y en la forma de sentirlo, comienza siendo un ingreso, una apertura, un inicio del recorrido desde la Plaza 25 de Mayo, al cruzar, recorremos silenciosa y respetuosamente a través de el palacio municipal y la catedral, casi acariciándolos, pero sin llegar a tocarlos.







Con esta importante obra se incorporan a la ciudad 3699 metros cuadrados de espacio público, los cuales comprenden el Pasaje Juramento, la terraza de la nueva sede parroquial y la explanada que une las calles Córdoba y Santa Fe, ubicada debajo del puente.
La "cinta" en mármol de carrara que materializa el Pasaje mantiene las mismas características del puente ya existente, dándole al paseo sentido de unidad, mientras que las restantes áreas fueron ejecutadas en pórfido patagónico, casi con la intención de permanecer en silencio, en sobras.
El asumir el proyecto del pasaje juramento con la voluntad de construir un marco espacial sensible, pero con un protagonismo mesurado, determino la decisión de incluir la nueva sede sacerdotal y parroquial en reemplazote la demolida para la apertura del pasaje, completando el nivel de basamento del conjunto significativo de la Iglesia Catedral y el Palacio Municipal. De esta forma, mediante un correcto aprovechamiento de las cotas del terreno, se vinculo transversalmente el nuevo edificio con las calles Santa Fe y Córdoba, creando una terraza de uso publica y una fachada continúa con visuales francas hacia el monumento.


La síntesis buscada en la resolución del edificio debía atenuar su presencia significativa, que presentaba una incompatibilidad de uso entre las partes intervinientes de su programa (publico-privado), llevo a organizarlo en dos sectores a partir del pasaje-puente y debajo de su cota superior: el sector Sacerdotal hacia calle Córdoba, destinado a las viviendas de los sacerdotes residentes de la catedral; y el sector Pastoral hacia la calle Santa Fe, de atención a la comunidad con aulas para catequesis.












Reflexion:

Intentando pertenecer al paisaje inanimado (edificios y monumento), evocando a la sencillez (estructura) y a la pervivencia (materialidad), el proyecto fue pensado como un elemento que supo ser un espectador de la magnificencia, se sumo al entorno y a su vez lo exalto, se alejó del suelo solo para ver mas de cerca la “creación”. (de la bandera)
A partir de ahora, el espectador no solo vera el barco que lleva la grandeza de la Patria hacia su Libertad, viajara en ÉL hasta alcanzarla…
Esta Obra representa el compromiso asumido por el municipio de terminar de construir un sitio de alto valor histórico-institucional y contribuir definitivamente a estructurar la relación entre el Monumento Nacional a la Bandera, la Municipalidad, la Catedral y la Plaza 25 de Mayo.
Como parte de un plan de obras que reafirmaría al socialismo en el centro del poder político local.




El Pasaje Juramento simboliza el silencio previo a ese grito desaforado que nace desde el corazon... SI, JURO!!!
0
0
0
0No comments yet