Check the new version here

Popular channels

Patricio Rey y sus redonditos de ricota

Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota



Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, o simplemente Los Redondos, fue una banda argentina de rock, oriunda de la ciudad de La Plata y liderada por Carlos Alberto «Indio» Solari y Eduardo «Skay» Beilinson. Es considerada como una de las bandas más importantes del rock argentino y una de las más influyentes del rock en español.

La banda creó con su música una original estética del rock, alcanzando masividad sin entrar en el circuito cultural oficial; manteniéndose independiente al margen de la industria musical durante sus 25 años de actividad y transformándose en la única banda (junto con La Renga) que, por principios, jamás se apoyó en los medios para difundir su trabajo. En general los recitales eran promovidos por el «boca en boca». Por este motivo siempre fue una banda que estuvo al margen de festivales, reconocimiento mediático o premiaciones, exceptuando la Fundación Konex que reconoció su trayectoria en 1995 con un Diploma al Mérito y en 2005 con el Premio Konex de Platino a la mejor banda de rock de la década, compartido con Divididos.

La banda se originó en La Plata en 1976. Descendiente directa de La Cofradía de la Flor Solar, en un principio no tenía ni nombre ni integrantes fijos, sino que alrededor de quince músicos se alternaban en los instrumentos. Los tres pilares fundamentales para la gestación de la misma serían el Indio Solari (voz), Skay Beilinson (guitarra) y Carmen Castro «La Negra Poly» (mánager y sostén), además de contar con la presencia de Ricardo Cohen, Rocambole, como director artístico de la agrupación. En las primeras presentaciones la banda incursionó por otros géneros además de lo estrictamente musical, tales como la puesta en escena de números de teatro y ballet. En presentaciones en el teatro Lozano de La Plata se repartían buñuelos redonditos de ricota al público, cuya receta era de Patricia Rey, lo cual radicaría posteriormente en la designación del nombre del grupo.

A partir de 1982 el grupo experimentaría un crecimiento en la convocatoria de sus shows, fomentado principalmente por el «boca a boca» de sus fanes.

El 19 de abril de 1991 vuelven a presentarse en Obras Sanitarias, tras algunos incidentes ocasionados por fanáticos, la Policía detiene a unas cuarenta personas por averiguación de antecedentes entre las que se encuentra Walter Bulacio, el mismo es abandonado por la policía doce horas después del arresto en una ambulancia del Cipec. Tras pasar horas de detención en condiciones de dudosa legalidad y cinco días en coma, muere en medio de declaraciones contradictorias. La carátula pasa de «muerte por lesiones graves» a «muerte dudosa», pero los culpables no aparecen pese a varias marchas de repudio organizadas por fanáticos (sin la presencia oficial del grupo). Desde ese entonces, un nuevo cántico es incorporado por el público: «Yo sabía, yo sabía, a Bulacio lo mató la Policía




A partir de estos años comienza a gestarse una rivalidad entre los seguidores de Los Redondos y Soda Stereo debido principalmente al estilo musical contrapuesto que estas bandas mantenían y a las clases o estratos sociales a los que estaban dirigidas, lo que deriva es una división entre «Ricoteros» y «Soderos» (nombre despectivo con el que se refieren a los fanes de Soda Stereo)11 Sin embargo, esta rivalidad es infundada. El mismo Indio Solari ha declarado en ocasiones ante la prensa escrita que jamás tuvo ningún entredicho con ningún integrante de Soda Stereo. Gustavo Cerati admitió haberse sorprendido ante esta reacción de su público para con una banda de la talla de Los Redondos.

En una entrevista concedida a la revista Rolling Stone el 2 de junio de 2008, Solari da más datos acerca de su posición con respecto a Soda Stereo. En la nota, Solari respondía preguntas enviadas por el público. Una de ellas indagaba sobre su relación con Soda, más precisamente si a Solari le gusta algún tema de Soda Stereo. La respuesta del Indio fue esta:


«Ella usó la cabeza...» ¿Cómo es? [por «Ella usó mi cabeza como un revólver»]. Esa está buena. Me gusta la producción que tiene. Suelo ver de los otros la cosa acabada. Por eso me cuesta elogiar, porque por ahí la música es buena pero la lírica es una cagada, o al revés. Cerati me gusta más como violero que como otra cosa. Las letras no me significan nada. Probablemente no haya habido que decir nada, creo eso también. Creo que tiene esos vicios de que las palabras que suenan bien van al frente. De todos modos, me parece un gran violero, y Soda Stereo una banda de la reputa madre. La producción musical no es lo que yo haría: esas cosas muy aéreas, muy etéreas, muy modernosas, no es lo que yo disfruto. "Ella usó mi cabeza como un revólver" me gusta por esa mezcla de chelos que, en un grupo de rock, me parece muy atractiva. Ese fraseo rítmico que tiene, esos compases mordidos. Después la letra no sé qué mierda dice, no me importa, pero por lo menos no arruina la canción. Tiene una voz linda Cerati. Yo le pondría menos reverb. Pero si a él le gusta así... Estamos hablando de cosas que a uno no le gustan como para ser seguidor, pero sabemos que hasta un reloj descompuesto da dos veces por día la hora justa. Todo el mundo tiene derecho a hacer algo bien en esta vida y yo creo que por algo los Soda Stereo son la banda que son internacionalmente, y se bancaron y tuvieron los huevos de ir a hacer toda esa época de festivales y playbacks en televisión.

Indio Solari.

Mucho más tarde, el Indio desmiente aquel mito de la rivalidad entre Los Redondos y Soda Stereo:

Siento mucho dolor y conmoción, más frecuentemente de lo que la gente cree. Muchos pensarán eso por la famosa rivalidad que en mi caso nunca existió, y supongo que en el caso de él tampoco. Pelotudeces que tienen que ver con las diferencias, como Boca-River, que existen para alimentar ese vértigo del consumo de las cosas, pero generalmente eso no pasa en la intimidad.

Indio Solari.


La polémica los vuelve a encontrar a raíz de un decreto del intendente de Olavarría (Eseverri), que prohibió los recitales programados para el 16 y 17 de agosto de 1997. Tal situación hizo posible que la banda brinde una conferencia de prensa televisada en directo por primera vez en su vida, explicando las razones y dando la nueva fecha y lugar de los recitales. Finalmente el show se realizó sin incidentes en Tandil ante 21 000 personas, que soportaron una intensa lluvia durante todo el concierto. Ese mismo año realizan un recital en Villa María (provincia de Córdoba), durante el ingreso se producen serios desmanes a raíz de las 12 000 personas que asistieron, ya hartos de este tipo de situaciones, Solari comenta antes de comenzar el show: «Estos quilombos no hacen otra cosa que acelerar el fin de la banda». El cierre de año fue el 13 de diciembre de 1997 esta vez llegaría el turno del Estadio de Colón de Santa Fe el Estadio Brigadier General Estanislao López. Otra vez lluvia. Y más de 20 000 seguidores incondicionales en un nuevo tradicional encuentro con Patricio.



link: https://www.youtube.com/watch?v=vFoDNvROUgE

En el año 1998 llamaron nuevamente a Conejo Jolivet, para incorporarse definitivamente a la banda. Toca casi todas las canciones del concierto en Racing Club, al que asisten 120 000 personas. Al mismo tiempo graban junto al asistente de la banda El Soldado un álbum llamado Tren de Fugitivos, en el que participan Skay, Semilla, Sidotti, Dawi, Indio y Conejo, con gran repercusión «under».

Para 1998 también en los shows de Racing se incorporó a la banda, como miembro estable Hernan Aramberri en batería (quien trabajó progresivamente a partir de Lobo suelto, cordero atado, 1993, programando sampers).18 Ese mismo año salió a la venta Último bondi a Finisterre, un álbum que representa un giro musical en su carrera gracias a la incorporación de sonidos digitales y samplers.


Nos dimos el gusto de hacer un producto no estándar. Este trabajo del sonido, que parece una novedad, en nuestros demos está hace mucho. Yo ya componía a partir de la computadora y el sampler y después reemplazaba la programación por la banda, pero quedaban muchas texturas por el camino. Ahora decidimos dejar las cosas sin que el pulso rockero de Los Redondos se apoderara de todo el asunto. Y, en realidad, el acto fundacional tiene que ver con Luzbola, que es nuestro estudio propio. La tecnología te permite plagiar, secuestrar sonidos y eso es rico porque amplía el campo posible de la música. Para nosotros, a esta edad sería un castigo tener que estar todos los sábados «chan-chan-chan». Eso ya es trabajar de uno mismo, hacer de clásico.

Carlos «Indio» Solari.




Origen del nombre de la banda

El Doce o el Sultán -llamado Edgardo Gaudini- vivía en Gonnet (provincia de Buenos Aires) donde conoció a sus vecinos, los hermanos Beilinson, a Solari y a Fenton, que tenían un taller de estampado de telas y ropa. Gran cocinero y excelente anfitrión, se hicieron amigos y el Doce ―que fue bautizado así porque se presentaba como docente― se hizo vendedor de esa ropa. Según cuentan, una de sus especialidades culinarias fueron unos buñuelos pequeños de ricota, redonditos, que había extraído de un libro de la ecónoma Patricia Rey. Buñuelos que terminaron bautizando al grupo que en esos momentos, estaba en plena gestación.

El establecimiento definitivo del nombre surgió por necesidad. En cierta ocasión la banda se tenía que presentar en un boliche en la ciudad de Salta (a principios de 1978) para pagar deudas contraídas con el dueño, quien quiso pegar unos afiches para promocionar el show. Así, en una rápida decisión, se optó por homenajear a los manjares que entregaba la banda en cada una de sus extrañas presentaciones.

Se lo recuerda disfrazado de Sultán repartiendo sus redonditos de ricota en los míticos recitales del teatro Lozano. Esa es la imagen que trascendió y por eso los devotos fanes del grupo de Skay y el Indio, lo recuerdan como el Sultán.

Motivos de la separación

Después de ocho años el Indio dio a conocer los verdaderos motivos de la disolución de la banda. Esto fue luego de una entrevista que concediera Skay al diario La Nación27 en la que confiesa:

Todo se terminó cuando nos dimos cuenta de que uno de nosotros se quería apropiar de ese proyecto tan hermoso que fue Patricio Rey, que había nacido como la comunión y el aporte de muchos artistas y no los deseos de uno solo.


Las causas reales nunca se habían hecho públicas y mucho menos aclarado. Por un lado Skay ha hablado de «diferencias artísticas», y por su parte el Indio siempre prefirió el silencio en fin de «proteger la memoria de una de las bandas más queridas por sus seguidores», hasta hoy. La respuesta de Skay al periodista fue:

Yo no estoy enojado. Muchos comparan a una banda con las relaciones de pareja, y bueno, por ahí él todavía no terminó de hacer su trabajo, pero ya le va a llegar. Fueron más las cosas que nos unieron que las que nos separaron.


El Indio no hizo esperar su respuesta y contestó en una carta abierta28 en la que explicó que la separación de la banda se debió a la constante negativa de Skay de entregarle una copia de audios y videos que fueron grabados en los shows de Huracán y Racing (en 1994 y 1998, respectivamente):


Pedí se hicieran copias para tenerlas a mi guarda y que a su vez sirvieran de protección. Pero extrañamente, el tiempo pasó y siempre esgrimían una excusa. La noche definitiva (un rato antes estábamos en un bar hablando con un cronista sobre un próximo show) me puse firme en mi requerimiento y esa actitud desembocó (ante la negativa) en el rompimiento de la sociedad artística.


La verdad velada es que lo monetario y el ego diluyeron las ganas de ser socios de tres personas, Poli, Skay y el Indio, reclamos de porcentajes a colaboradores que producían los conciertos de la banda en el interior del país, desembocaron en la pelea de las partes.

La carta, publicada en una página web, termina aclarando: «Sigo con mis dudas al correr este velo, pero las declaraciones vertidas por Skay me han obligado». Los motivos se terminan de confirmar en mayo de 2010 cuando se filtran a través de Internet los videos reclamados por Solari de los recitales de la banda en Racing en 1998.29 30


En una entrevista que el periodista Bruno Larocca realizó con Skay Beilinson en mayo de 2013 para la revista Mavirock,31 el guitarrista de Los Redondos dijo:

Los Redondos estábamos arrollados por ese vértigo de arrojarse al vacío que tiene la juventud, porque no había ninguna promesa de nada. Y de repente, ese tiempo que estuvimos juntos en un contexto social y una realidad, fue fantástico e irrepetible. Por eso siento el cariño y el amor más grande de mi vida por todos mis compañeros de esa época, porque cuando estuvimos juntos pasó algo mágico. Y supongo que más allá de lo que nos pasó a nosotros, también impregnamos un poco el entorno.

Skay Beilinson.


DISCOGRAFÍA




(También podemos encontrar su riquisimo material inédito, el cual abunda en la web)

Te voy a robar esta canción de amor y de consuelo...


link: https://www.youtube.com/watch?v=9-DGMW0YeB0

Ciao.
0
0
0
0
0No comments yet