About Taringa!

Popular channels

Perdonar no es una opción



19 Jun 2015 / 11:07 PM / Mimí Nasthas

Acercándose Pedro a Jesús le preguntó: “Señor, si mi hermano me ofrende, ¿cuántas veces tengo que perdonarlo? ¿Hasta siete veces?”. Jesús le contesta: “Hasta setenta veces siete”. El reino de los cielos se parece a un rey que quiso ajustar las cuentas con sus criados. Le presentaron uno que debía diez mil talentos. Como no tenía con qué pagar, el señor mandó que lo vendieran a él con su mujer y que pagara así. El criado, arrojándose a sus pies, le suplicaba diciendo: “Ten paciencia conmigo y te lo pagaré todo”. Se compadeció de aquel criado y le perdonó la deuda. Pero al salir, el criado aquel encontró a uno de sus compañeros que le debía cien denarios... “Siervo malvado. Toda aquella deuda te la perdoné... Y el señor indignado lo entregó a los verdugos hasta que pagara toda la deuda. Lo mismo hará con nosotros mi Padre celestial, si cada cual no perdona de corazón a su hermano”.





El perdón solo puede nacer de un verdadero amor. No es fácil perdonar, como no es fácil amar. Los razonamientos nunca nos convencerán que tenemos que perdonar, afirma Lourdes Badenes.

Cuando el hombre se encuentra con sus fallos cada día, necesita una certeza de que las posibilidades de rectificar siguen abiertas. En esta experiencia podemos reconocer el perdón de Dios que se nos regala. Descubrir, después de un fallo, que la actitud de Dios sigue siendo la misma, que me sigue queriendo y sigue queriendo lo mejor para mí, tiene que llevarme a pensar que mi actitud con los demás debe ser la misma.



Y reconocemos que Dios nos perdona cuando los demás con los que compartimos la vida lo hacen. En las experiencias cotidianas más normales descubrimos el hacer de Dios. Nos dejamos cuestionar: ¿Qué imagen de Dios está detrás de mi manera de perdonar? El Dios justiciero del ojo por ojo… O el Dios de Jesús, padre incondicional que por encima de todo nos mantiene en el camino, nos perdona y nos espera siempre a pesar de nuestro límite.

¿Qué camino siento que voy haciendo en esto del perdón? Miro mi vida en un período de tiempo corto. ¿He sido incondicional en el amor o me he dejado llevar por la lógica y la razón? ¿Mi sentido de lo que es “justo” evita que haga el camino de acoger el perdón y dejarlo pasar por mí hacia los demás?
0No comments yet