Canales populares

Por que fracaso el gobierno?

Reflexiones sobre los errores del gobierno de Cambiemos que nos condujeron al descalabro económico 




Hasta los medios más afines al gobierno comenzaron a publicar encuestas que sentenciaron la abrupta caída de la imagen del equipo que alguna vez se auto calificó como el "mejor delos últimos 50 años". 

El aumento de la imagen negativa sumó 11 puntos; el núcleo de quienes consideran que "este gobierno, en términos generales, tomó un rumbo correcto", se redujo al 24,1%, es decir, los votos que obtuvo Cambiemos en las Primarias de 2015; los que se opusieron a la reforma previsional superaron el 60%, mientras que más de la mitad de la población rechaza los cambios propuestos en la legislación laboral.Un 42% considera que la situación económica del país será peor dentro de un año.

Estas contundentes cifras de la consultora Synopsis se confirman y complementan con el giro en la (des)orientación de la coalición oficial luego del azote recibido desde las calles en los diez días que estremecieron a Macri.

Y no hay que perder de vista que las mediciones fueron realizadas antes de los tarifazos que comenzaron a castigar duro en febrero y empujan hacia arriba a la inflación que se ubica en el podio por ser una de las más altas del continente, junto a la venezolana.
Después del altísimo costo pagado por el triunfo pírrico con la aprobación de un infame atraco a los jubilados y a los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo, en un verano caliente, el gobierno comenzó a hablar en el lenguaje del invierno.

Macri mandó al freezer el proyecto de reforma laboral y pretende avanzar desmembrando la ley en un tortuoso proceso de dudoso éxito. María Eugenia Vidal congeló su propia reforma previsional en la provincia de Buenos Aires. 

Marcos Peña fue el encargado de ordenar el enfriamiento de las altas tasas que mantenía Federico Sturzenegger al frente del Banco Central y que estaban refrigerando la economía argentina.

El escándalo del ministro de Trabajo, JorgeTriaca, provocado por los insultos a una empleada no registrada (a la que además había acomodado como delegada interventora en el SOMU) fue el último baldazo de agua fría sobre una administración que se consideraba excesivamente blindada.

"Si no hay leyes, buenos son los decretos", habrá pensado Macri en un giro de cesarismo blanco y para no ser menos que nadie, firmó un megadecreto de 140 artículos que anuló 19 leyes ymodificó otras tantas. Ahora, evalúa desmembrarlo en varias leyes ante la posibilidad de que su caída en el Congreso se convierta en una nueva derrota. 

La campaña de marketing selectivo de supuesta lucha contra la corrupción de la administración anterior (mientras se oculta prolijamente la propia) ya no otorga los beneficios o rendimientos de ayer. Ahora, la mayoría comienza a juzgar al gobierno por lo que hace o deja de hacer y no por lo que dice no ser. 
La cruzada a la carta contra las"mafias sindicales" opositoras (mientras se encubre a las aliadas),combinada con el rechazo generalizado al ajuste, empujó al resurgimiento de unpolo sindical opositor.


Todo el escenario configura un fracaso del gobierno de Macri en los términos en los que se había postulado como agente dela gran transformación contrarreformista a la que pomposamente había denominado "reformismo permanente". 

Un fracaso que no es sinónimo de derrumbe inminente (la capacidad de endeudamiento todavía anestesia la dinámica) ni de paralización de los ataques: los despidos, los avances contra el salario y las represiones están ahí para demostrarlo. Pero que devela el verdadero espesordel artefacto de la nueva derecha, sus debilidades y flaquezas, la inflación de su relato y el laberinto de su realidad.  

Tanto para el mundo PRO como para todos aquellos que sentenciaron tempranamente un Macri eterno, una nueva era cambiemita y el destino sudamericano de un nuevo paradigma de la post-política,hay un sabio consejo que vale la pena recordar: en este país problemático yfebril nunca hay que desayunar la cena. 

Las multinacionales amigas de la familia gobernante, se lanzaron como ave de rapiña sobre los argentinos, ningún sueldo alcanza, ni siquiera el mayor. Una coca cola vale el cuádruple de lo que valeen los Estados Unidos y, los combustibles acrecientan el precio del transporte,al punto de no poder trasladar las cosechas del interior al puerto.

El sr. Presidente, como máximo exponente del capitalismo vernáculo, solo acumula negocios para sí y sus amigos, Shell, Farmacity, etc. Cierra la Mina de Rio Turbio para vender pantallas solares,desguaza Aerolíneas para beneficiar a Flybondi, inaugura dos zonas francas en Jujuy para legalizar el contrabando, tema en el cual su familia tiene vasta experiencia.

Con servicios e impuestos impagables, tasas de interés del 61 % en los bancos y dólar subiendo mas de  $20, crecen las quiebras empresarias, pymes, empresas lácteas, dos ingenios en Salta y el descalabro en el cordón industrial de Buenos Aires, conforman el cuadro del éxito gubernativo.

La lluvia de inversiones y los brotes verdes, se van transformando rápidamente en sequías de quiebras empresariales y cesantías para los trabajadores, ni siquiera los abuelos se salvaron, ya cobran menos de lo que deberían cobrar, y nada parece satisfacer la angurria de los gobernantes.
 
Ahora con la llegada del FMI, el ministerio de economía y defensa perderán total autonomía. Parece que se cumplió la profecía del mismísimo Macri:  "La inflación es la demostración de tu incapacidad para gobernar". 



link: https://www.youtube.com/watch?v=Bi49Hv09gwg
 
Entrevista a Alberto Fernández

Alberto Fernández es abogado (UBA), profesor de Derecho Penal y político argentino.


PREGUNTA- ¿Cómo ve la economía nacional hoy?
RESPUESTA- El problema central que tiene Macri, es que su idea original fracasó. Él confió en que sólo con su llegada, se generaría una oleada de confianza en el exterior que se traduciría en una llegada masiva de inversiones. La intención era que esas inversiones solucionaran al menos en parte las dificultades que tiene la economía argentina a la hora de sostener su comercio internacional y de generar divisas. 



La realidad es que el pronóstico falló, porque la confianza no se sustenta en un apellido, sino en los datos. Y las políticas aplicadas hasta el momento no lograron reducir el déficit, ni terminar con la inflación. Irónicamente, dos años después el gobierno tiene déficit 50% más grande. Era del 5% del PBI cuando asumió y hoy es del 7%. Es cierto que bajó el gasto primario,trasladando el costo de la energía a los usuarios. Pero es tan grande el pesode la deuda asumida, que aquello que se ahorra en subsidios, se destina al pagode intereses.

P- ¿Por qué razón no se logra acabar con la inflación?
R- Sucede que las expectativas son negativas. La inflación continúa y el dólar se atrasa, lo que a la vez genera presión sobre el tipo de cambio. Ello sumado a una descoordinación en materia económica magnífica. La ausencia de un Ministro de Economía permite que cada uno tome decisiones que van por canales distintos. 



El Banco Central (BCRA)trata de secar la plaza y el Banco Nación promueve el crédito. O por ejemplo elBCRA busca reducir la emisión y el Ministro Caputo pide créditos que a la horade convertirse a pesos, se traducen en emisión.

P- ¿Tiene el gobierno un verdadero plan económico?
R- Yo descreo de los planes económicos.Lo que sí quisiera tener son directrices económicas. Cuando me tocó estar junto a Néstor Kirchner, teníamos claro que había que acumular reservas, mantener untipo de cambio competitivo y sostener el superávit comercial y fiscal. Las directrices eran claras. Esos son los grandes lineamientos de los que carece este gobierno.


P- ¿Fue apresurado abrir la economía?
R- Tenemos un país donde el 70% de lo que producimos se consume en el mercado interno. Si se llevan adelante políticas para contener el consumo, lo único que se garantiza es que laeconomía se paraliza. Y si los problemas de falta de divisas se solucionan solamente tomando deuda, se comienza a generar un ahogo fiscal por el pago delos intereses. Máxime ahora, que los EE. UU. han decidido subir la tasa.


P- ¿Qué opina de ‘la herencia’ que recibió este gobierno?
R- No cabe ninguna duda de que Macri recibió una economía muy complicada. No creo que ‘la herencia’ tuviera la magnitud que se le pretendió dar. Pero es cierto que había un alto déficit fiscal y un problema comercial contenido por el cepo cambiario. El punto es quedos años después, se han potenciado todos los problemas que recibió. Los números de la macro economía indican que estamos peor.


P- ¿Hay una intención de redistribución negativa en la política económica del gobierno?
R- Yo no creo que el gobierno tenga la perversidad de querer generar mayor desigualdad. De lo que no tengo dudas, es que este tipo de políticas conduce a eso.


P- ¿Por qué fracasó el progresismo latinoamericano?
R- El gran déficit de muchos de los gobiernos progresistas en América Latina, es que mejoraron los criterios distributivos sobre la base de aportes del Estado, en una época en que los ingresos públicos se habían solidificado por diferentes motivos. Sin embargo no se modificaron las estructuras económicas que permitieran esa mayor igualdad. Y cuando la solidez fiscal se desmorona, la mejora en la igualdad se diluye. Le pasó a Dilma en Brasil, de alguna forma también le comenzó a pasar a Cristina y le terminó explotando a Macri.

P- ¿Cuál cree que fue el principalerror político que cometió el gobierno anterior?
R- Hubo tres etapas muy distintas. El gobierno de Néstor fue muy virtuoso. Se salió de default, el país se puso en funcionamiento, se creció a tasas chinas y por primera vez en la historia hubo 5 años seguidos de superávit fiscal y comercial. En el primer gobierno de Cristina se comienza a relajar la economía, sucede la crisis global de 2008,pero se amplían derechos como nunca antes con la Asignación Universal por Hijo,el voto joven, el matrimonio igualitario o el nuevo código civil. 



El segundo gobierno de Cristina, tiene muchas debilidades, porque al igual que sucede hoy,se manifestó la dificultad de la estructura económica para generar divisas. Adiferencia de Macri, Cristina decidió no endeudarse, y por eso se estableció elcepo. Esa no fue una buena salida. En ese contexto, la negación de la pobreza yde la inflación, fueron errores políticos graves.

P- ¿Es posible un peronismo competitivo en 2019?
R- Está claro que la luna de miel con el gobierno ha terminado. Unidad no significa pensar lo mismo. Es sencillamente debatir y dejar que la gente decida. Lo que está sucediendo es de una gravedad enorme. Se le pide a la gente que firme acuerdos salariales por el 15% en un país donde todos sabemos que la inflación será del 24%. El gobierno de Cambiemos ha demostrado ser una fábrica de pobres.
 
Alberto Fernández
Alberto Fernández es oriundo de Buenos Aires, tiene 59 años, es abogado (UBA), profesor de Derecho Penal y político argentino. Se desempeñó en la Jefatura de Gabinete deArgentina desde el 25 de mayo de 2003 hasta el 23 de julio de 2008. Profesor regular adjunto de Derecho Penal y Procesal Penal de la UBA, donde dicta también clases de Elementos de Derecho Penal y Procesal Penal y Autoría y Participación Criminal.
34Comentarios