About Taringa!

Popular channels

Primer post, reflexión acerca del kirchnerismo

Si fuera el gobierno de los trabajadores, entonces debería gobernar un trabajador, un albañil o un obrero... O quizás uno de esos tantos empleados “orejones de tarro” que trabajan en las empresas de la familia Kirchner para que estos multipliquen su patrimonio exponencialmente. Y puesto que la realidad nos muestra que no alcanzan las horas de decenas de trabajadores juntos para acumular la riqueza que se multiplica año a año en la cuenta de Cristina Fernández de Kirchner y cia (a menos que una persona sea empresaria/dueña/capataz, y se enriquezca a cuestas de la fuerza de trabajo de otros), entonces nos preguntamos: ¿Es este en realidad el gobierno de los trabajadores?
¿O es otro de los tantos mandatos del “empresariado”, tratando de seducir y persuadir – enmascaradamente una vez más, con suficiente elaboración -, a la masa trabajadora que siempre sostiene a la minoría que está en el poder?

El gobierno kirchnerista ha hecho cosas por el país y hay que poder valorarlo ahora, no cuando haya pasado el tiempo o si llegase a hacer falta – ojalá que no – aquello que se ha construido. Pero también ha cometido muchos errores, sobre todo el último tiempo, y hay que poder reconocerlo. Y en esta reflexión invitamos a ver algunos puntos: En principio, deberíamos reconocer que la presidenta es muy hábil en el plano discursivo y en la oratoria, y que a la vez nosotros - como miembros de una sociedad argentina, relativamente “nueva” - venimos sufriendo desde hace décadas una fuerte tendencia a la alienación política, y a la vez una GRAN RESISTENCIA a librarnos de la misma, sobre todo luego del mandato del ex presidente Juan Domingo Perón. Podemos definir rápidamente el término alienación como una tendencia a llevar dentro nuestro distintos dispositivos inconcientes que funcionan acorde a un determinado “lineamiento” que propone otro, a quién a la vez se lo toma como referente o líder. Alienación es también creer que las cosas funcionan de tal forma porque así debe ser, pensar que el mundo se mueve de determinada manera porque es lo correcto o porque siempre fue así. Las sectas, las religiones y los partidos políticos apuntan a la alienación, de una manera u otra.

Y a la vez a esto, también deberíamos poder ver lo que se muestra en nuestras propias narices: que querramos o no, existe una intención política detrás de cada obra pública. Ahora bien, ¿Cúal podría ser la intención de estos aparentes “benefactores del pueblo” que ocupan cargos en el poder? ¿Acaso levantar un país, vivir mejor? Puede ser, de hecho siempre hay algo de eso en el trabajo diario de estos hombres que tanto se parecen a los próceres. Como así también es posible - y muy atinadamente - que gran parte de su obra este encubriendo otra intención, en este caso tan pertinente para el estilo de gobierno que pretendió siempre el Peronismo: la intención de fortalecer y expandir para luego totalizar al Estado, con el fin de que este llegue a todos lados... El viejo y conocido “para todos”, que ya pregonaba Ruckauf en sus eventos y festivales públicos antes que Néstor sea Presidente de la Nación, algo así como un “Estado Omnipresente” (es de público conocimiento la influencia del fascismo que el mismo Juan Domingo Perón copió para su gobierno, los invitamos a indagar un poco en este asunto). El famoso Estado Omnipresente al que hace referencia George Orwell en su novela “1984”, que lleva consigo la bajada de línea y la repetición constante de argumentaciones elaboradas por quienes están detrás de la cortina del poder.

Porque si no podemos reconocer los dispositivos burgueses que predominan en nosotros y en nuestra mente, o ponemos en un pedestal a un político – que come, caga y duerme, como todos nosotros –, y a la vez no podemos ver las intenciones detrás de cada una de sus obras... Entonces es posible que sigamos por varios años siendo títeres de los medios de comunicación y de las bajadas de línea de los sectores económicos/ políticos/ideológicos que controlan a estos.

Y para finalizar, desde aquí invitamos a todos a indagar un poquito más, en los siguientes asuntos:

- Cuando comenzó la guerra Kirchner – Clarín, y si esta fue por valores y principios humanos o por cuestiones puramente económicas;
- cuantos desaparecidos en democracia tiene ya el “gobierno de los derechos humanos”;
- cuáles eran los estilos de represión que utilizó el kirchnerismo de manera alternativa para no reprimir mediante las fuerzas policiales o el ejército, y así no quedar expuestos;
- que relación verdadera existe entre los pueblos originarios y el gobierno, y cuál es la verdad de como son tratados estos en las provincias de Jujuy, Salta, Tucumán, Chaco y Formosa, lugares alejados de la burbuja céntrica que representan Buenos Aires y el conurbano, a la vez que se inaugura el salón de los pueblos originarios en Plaza de Mayo.

Y una última pequeña reflexión... ¿que político o aspirante a un puesto político no está en su cargo si no “ama el poder”? (y dicho sea de paso que político, hoy en 2014, pasa sin trampa un examen de rinoscopía...)



En el siguiente video de Rodrigo en Mar del Plata del año 1999, podemos ver el slogan "Para todos", en ese entonces pregonado ya por el mismísimo Ruckauf, quién hoy es tildado de neoliberal.


link: http://www.youtube.com/watch?v=k4HgRVcHLGc
0No comments yet
      GIF