Canales populares

¿Quien recuerda que es jugar a videojuegos?


Existe una leyenda que cuenta la historia de los videojuegos, no es una historia de cómo se hacían los videojuegos, del primer videojuego de la historia o similares, no, la historia cuenta como los primeros videojuegos eran jugados por todo el mundo. Hace mucho tiempo desde que los videojuegos eran una plataforma libre que podía ser disfrutado por todo el mundo, pero eso ha quedado ya muy atrás. Nadie sabe en qué punto los videojuegos pasaron de ser algo a lo que tenía todo el mundo acceso a lo que se ha convertido hoy en día, un producto exclusivo, solo al alcance de unos pocos elegidos. La sociedad actual no sabe que es jugar a un videojuego, en sus propias carnes, porque la gente solo los puede ver en internet, como otros usuarios disfrutan de esos juegos, bueno, no los disfrutan, se dedican a jugarlos para la gente, para que la gente pueda verlo.

La historia dice que el primer videojuego eran dos palos y una pelotita que iba rebotando, como en el ping-pong, quien sabe. Ese juego, según la antigua leyenda, se desarrolló para un superordenador, unos prehistóricos equipos que podían ocupar habitaciones de más de cien metros cuadrados. Puede ser que sea una exageración, quien sabe, pero le da gracia a la historia. Poco a poco se fueron desarrollando más juegos, llegando a todo el mundo con el paso de los años y la popularización de los ordenadores. Se creó en ese momento todo un universo, llamado ‘GAMING’, que vendría a ser algo así como ‘jugar a videojuegos’ o algo similar, quien sabe y los que practicaban esta disciplina eran conocidos como ‘GAMERS’, que sería algo así como ‘los que juegan a videojuegos’ o simplemente ‘jugadores’.

¿Cuánto ha llovido desde entonces? Quién sabe.

Dicen que en su mayor esplendor, existieron infinidad de categorías de videojuegos, un sinfín de desarrolladoras de videojuegos, jugadores asiduos a millones, plataformas especializadas en videojuegos, como revistas digitales y otros medios, también existieron grandes torneos, retransmitidos por las televisiones y con grandes sumas de dinero y lo más sorprendente, esos títulos se juegan por internet con amigos y conocidos. Al menos, eso cuenta la leyenda. Se habla que hubo un gran problema, que provoco una cadena de fatalidad y se limitaron, prohibieron y vetaron los juegos, quedándose como lo que podríamos llamar, un ‘OFICIO’. Solo unos pocos tendrían acceso a estos títulos, para que la gente los viera y un número muy determinado de personas podrían hacer videojuegos.


Cuenta la historia que la rivalidad entre plataformas de videojuegos (estaban los ordenadores y unas cosas que se llamaban consolas y de las que poco se sabe, salvo que eran para jugar, sin más), fue un punto clave en este problema. Los que hacían los juegos y los que los vendían, empezaron a trabajar según plataformas, debido a los grandes problemas que existían entre plataformas para los videojuegos, obligando a los usuarios tener varias plataformas si querían jugar a todos los juegos. Esto provocó grandes conflictos en la red, pero pronto saltaría a las calles, con peleas callejeras entre aficionados e las diversas plataformas, que fue en escalada. Se llegaron a invadir pequeños y grandes centros de desarrollo de videojuegos, arrasando con todo. Los gobiernos de todo el mundo empezaron a prohibir los videojuegos en general y retirar del mercado las diferentes plataformas (salvo ordenadores), se empezó a limitar la potencia de los ordenadores, para suprimir la tentación. Grandes empresas quebraron o fueron absorbidas por los gobiernos y desmanteladas.

0No hay comentarios