Canales populares

[Sobrepoblación] La monstruosidad de la metrópoli




Holas







Es inaudito cómo en este sistema nos convertimos en números. Números de cuenta, números enormes que expresan catástrofes globales: exiliados, saldos de guerra, pandemias y sobrepoblación; números aterradores que tienden al infinito, hacia nuestro fin… a medida que crecen, los recursos naturales se agotan. Nosotros nos extinguimos.

Es tiempo de renunciar al optimismo de la ciencia y el capitalismo; olvidar que migraremos a una supertierra en una galaxia lejana, pues estamos más lejos de una sociedad consciente que de Kepler 452-b. Queremos solucionar la sobrepoblación del planeta desde lejos, con un telescopio mirando las estrellas, o terraformando Marte con explosiones nucleares, cuando poco hacemos por lo que ya tenemos.
¡Soñemos con ciencia, pues!, pero con los pies en la Tierra y la mirada en el cielo.



El crecimiento infinito es insostenible en un planeta de recursos finitos y seres finitos.

La sociedad consumista nos está consumiendo mientras el espíritu capitalista no reconoce fronteras. El consumismo vive de las masas, de los números enormes. La deuda global asciende a 233.3 trillones de dólares, ¿a quién le debemos, a la Tierra?; la población mundial crece, tiende al infinito, desborda los edificios.

Sin embargo, la sobrepoblación no es un problema de densidad poblacional, sino de mentalidad, de nuestra “dependencia” a productos no renovables y el uso excesivo de los renovables. ¿Por qué seguimos usando gasolina cuando hay propuestas ecológicas como los biocombustibles y los autos eléctricos? ¿Por qué nos venden obsolescencia programada (comprar, tirar, comprar)? El problema es que hay intereses económicos de por medio, y que ante la desesperación, nuestras soluciones tienden a ser radicales, por ejemplo: limitar la reproducción o exterminar a los sectores vulnerables. La verdadera urgencia es desarrollar una educación que demuestre una relación igualitaria humano-naturaleza.

Aquello que debiera aspirar a ser infinito es la consciencia social.


Problemas de movilidad. Bangladesh.




Ecos de concreto.




La apropiación del espacio urbano. NYC.




En vías de desarrollo. Bangladesh.




Cajas urbanas. India.




Espejo de lo incierto.




La repetición de lo inestable. Hong Kong.




Esquizofrenia.




El río que llora. Nepal.




El cielo no está en venta. São Paulo.




Asfixia vertical. Hong Kong




Fractal moderno. Japón.




Selva de asfalto.




Depredador urbano.




Fantasmas de ciudad. Calábria.




La otra cara de la metrópoli. Bruselas.




Señales sin fin. Italia.




El valor de la improvisación urbana. Estambul.




Cascadas de concreto. Río de Janeiro.




El horizonte desaparece. Roma.




La ilusión del infinito en un mundo finito. Polonia.




Un monstruo urbano de color y geometría. Singapur.




El cielo y su pequeña ciudad. Ciudad de México.




La metrópoli como reflejo del ser humano.




La naturaleza huye de las ciudades. Times Square NYC.




¿Dónde comenzamos, dónde terminamos? Vietnam.




Fin, dejame un comentario y si te gustó compartilo!



0No hay comentarios