1. Estilo de Vida
  2. »
  3. Educación

Soy de los que no festejan el Dia del Amigo...Y vos?




Festejar la amistad es un clásico. Y hasta los que se quejan de que se trata de un día comercial salen a celebrar. No con los 100, 300 o 500 amigos de Facebook, sino con los íntimos o el grupo de siempre. Las diferencias que puedan existir, ya sea políticas o futbolísticas, desaparecen por ese rato en el que lo único importante pasa a ser disfrutar de la compañía y ponerse al día. Ocho de cada diez argentinos manifiesta su intención de juntarse para esta fecha y más del 60% elige ir a cenar.
El 84% de los consultados por D´Alessio IROL para este Día del Amigo dice que se propone saludar personalmente a los suyos. Hacerlo con un plato de comida de por medio es la opción más popular tanto entre los hombres como entre las mujeres. El 63% prefiere cenar pero también están los que quieren compartir una picada (19%) o tomar unos tragos (18%). La merienda es una alternativa que parece más tentadora para el público femenino (7%).


El deseo de reunirse para este festejo disminuye con los años, así como los planes nocturnos (ir a bailar o a tomar algo). Y el alcohol está presente en la mayoría de los casos: la cerveza se lleva el primer lugar entre los menores de 35 años y el vino es la bebida elegida entre los más grandes, según el mismo relevamiento.
Este año, la gente está optando por juntarse en casas. Al menos eso es lo que manifestó el 84% de los que participaron de una encuesta realizada por Focus Market para la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). De este trabajo también surge que el 27% no suele dar obsequios para esta fecha y que, entre los que sí regalan, son muy pocos los dispuestos a gastar más de 500 pesos.
La vía preferida para comunicarse ese día y hacerle saber al amigo que uno lo quiere es por WhatsApp (63%). También están los que eligen Facebook para contactarse (13%) y quienes siguen llamando por teléfono (12%) o mandando mails (5%).

A pesar de la tendencia a celebrar en lo de algún amigo, los bares y restaurantes suelen estar llenos tanto en la víspera, como en el “día de” y durante el fin de semana siguiente. Desde la plataforma de reservas para comer afuera Restorando afirman que las ganas de festejar la amistad ubican a este día entre las tres fechas con más pedidos de mesas, compitiendo con San Valentín y muy cerca del Día de la Madre. Además, remarcan que el 40% de las salidas de los porteños son a parrillas y a locales en los que se comen pastas. Palermo es el barrio más frecuentado aunque los bares de zona Norte vienen en ascenso desde 2012. Por último, señalan que el 70% de los comensales se acuerda a último momento de reservar, muchos lo hacen dos días antes del festejo o incluso en la misma jornada.








“Borges solía decir que en la Argentina todos los días son ´el día de algo´. Del plomero, del dentista, de la tía. Sin embargo, creo que el Día del Amigo es especial porque nos involucra a todos. Todos somos amigos de alguien o tenemos un amigo”, dice a Clarín Mario Mactas. “Lo bueno de la amistad es que no se pone permanentemente a prueba, como ocurre con el amor. En este caso, no hay que estar demostrando. El amigo no te pasa factura”, sigue el periodista y escritor. “Por esto, si uno falta al festejo, el ser querido va a entender. Aunque juntarse es un ritual y una forma simbólica de renovar un año más el vínculo”, asegura Mactas.
Para Luis Kancyper, psicoanalista y autor de Amistad: Una hermandad elegida, este festejo es tan importante porque “lo que en realidad se celebra es la elección recíproca que tenemos con el otro”. “Estamos frente a un vínculo diferente al resto: horizontal, que no está impuesto por lazos familiares ni institucionales y que le otorga una identificación suplementaria a nuestra existencia”, suma el especialista de la Asociación Psicoanalítica Argentina.
“Más allá del beneficio comercial del Día del Amigo, esta fecha sirve de excusa para recordar a las personas que estimamos y valorar su amistad”, sostiene la psicóloga Adriana Guraieb, de la Asociación Psicoanalítica Internacional. Y agrega: “Está bueno reunirse y celebrar este sentimiento tan desinteresado pero si uno no puede, siempre ayuda tener un pequeño gesto con el otro para que sepa que uno está presente”.

+3
0
0
0No hay comentarios