Check the new version here

Popular channels

Tehuelches o "Mapuches"?



Roca, como todos fue un hijo del tiempo que le toco vivir. Una manera, de abordar a un personaje, que merece reservas a alguien, es sacarlo del contexto que le toco vivir. Ello, no se hace por ignorancia, sino por intencionalidad política.


Monumento dedicado al General Julio Argentino Roca, en Buenos Aires, Argentina. Inaugurado en 1941, tiene su base revestida de mármol con dos figuras, que represental a la Patria y al Trabajo. En la cima está coronado por una escultura ecuestre en bronce hecha por José Zorrilla de San Martín. Se ubica en la intersección de Av. Julio A. Roca (Diagonal Sur) y la calle Perú.


Lamentablemente la ignorancia histórica hace que muchos ciudadanos se presten a colaborar con esta campaña contra el Gral. Julio A Roca.


Monumento dedicado al General Julio Argentino Roca , en Buenos Aires, Argentina. Inaugurado en 1941, tiene su base revestida de mármol con dos figuras, que representan a la Patria y al Trabajo. En la cima está coronado por una escultura ecuestre en bronce hecha por José Zorrilla de San Martín. Se ubica en la intersección de Av. Julio A. Roca (Diagonal Sur) y la calle Perú
.

Los contrafactuales o "condicionales contrafácticos", se emplean para suponer como hubiera sido la historia, si los acontecimientos hubieran sido distintos. Interesante ejercicio intelectual, pero los hechos fueron como fueron y son irreversibles. Herederos de los conquistadores y colonizadores hispánicos (sobre los que pesan similares acusaciones), los dirigentes de la Emancipación y de la Organización Nacional, estaban persuadidos de la necesidad de extender todas las ventajas de lo que ellos consideraban progreso y la civilización, a los territorios que por el principio "utis possidetis jure" habían pasado a ejercer soberanía. Lo habían intentado Rivadavia y Don Juan Manuel de Rosas a su modo, y luego de 1853, la intención tomo rango de mandato constitucional y legal. Con la legitimidad de entonces, el Congreso Nacional sancionó leyes ordenando la ocupación del territorio ocupado por el indio (considerado un problema por la dirigencia y la sociedad de la época). Uno de los principales problemas que causaban los aborígenes para esa época, eran los robos de ganado.


La vuelta del malón de Angel Della Valle (1892) Colección Museo Nacional de Bellas Artes - Buenos Aires.


Existía una rastrillada llamada " camino de los chilenos", que iba desde el centro de la provincia de Buenos Aires, hasta los boquetes de la cordillera, por donde se pasaba el ganado robado a Chile, donde se vendía el mismo.



La famosa "zanja", que hizo levantar el Ministro Alsina, tenía el objetivo de parar esos robos de ganado. Hay anécdotas al respeto, de como los aborígenes se las ingeniaban pasa sobrepasar el obstáculo. Roca no coincidía con esa táctica y a la muerte de Alsina, concibió y desarrolló, el avance de las tropas, con muy pocos combates, y el 25 de mayo de 1879, llegó a Choele Choel, y poco tiempo después a la confluencia de los ríos Limay y Neuquén. Lo hizo acompañado de científicos y de sacerdotes católicos. Casi simultáneamente, Chile, destinaba todos sus esfuerzos a la guerra del salitre que mantenía con la Confederación Peruano boliviana. Los diarios de la época, atestiguan que a Roca, como antes a Rosas, los consideraban conquistador y héroe del desierto.

El 25 de mayo de 1879, casi un mes después de iniciada la denominada “campaña del desierto” el general Roca envió un mensaje telegráfico al presidente de la República, doctor Nicolás Avellaneda: “
Desde ayer estoy campado en la margen izquierda del Río Negro. En estas apartadas latitudes me ha parecido más puro y radiante el Sol de Mayo. Hoy lo hemos saludado al asomarse en el horizonte con salvas y otras pompas militares. Nada ha habido que lamentar en estas marchas a través del desierto más completo, con una fuerza completa que todo lo ha tenido que traer consigo, sacerdotes, sabios, mujeres, niños y hasta los perros y demás animales domésticos de las guarniciones, lo que daba a la columna el aspecto de un éxodo, de un pueblo en marcha que se traslada en busca de un clima y suelo propicios donde plantar sus tiendas. Saluda y felicita a V.E. su servidor y amigo – Julio A. Roca.




"El general Roca no encabezó una campaña privada en 1879. Fue como Comandante en Jefe del Ejército Nacional a cumplir la misión que Avellaneda, presidente de la Nación Argentina, elegido por el pueblo, le había asignado.


Fotografía tomada por Antonio Pozzo del Ejército Argentino en la ribera del río Negro.


Y esa campaña estuvo destinada a integrar, a incorporar de hecho a la geografía argentina, prácticamente la mitad de los territorios históricamente nuestros, y que estaban bajo el poder tiránico del malón araucano, cuyos frutos más notables eran el robo de ganado, de mujeres y la provocación de incendios.

Los araucanos, hoy denominados mapuches, llegaron a la Argentina allá por 1830, cuando la Nación Argentina era ya independiente y soberana.

Por lo tanto, fueron invasores. El primer grupo de invasores los constituyeron aproximadamente unos 100 indígenas capitaneados por Yanquetruz.

Se afincaron en Neuquén y desde allí se fueron extendiendo hacia el sur y el norte.
El verdadero genocidio lo cometieron los araucanos (hoy llamados Mapuches) cuando aniquilaron a los Guenaken, (en el campo de batalla de Llanguiñeo), también llamados Tehuelches, que eran los auténticos aborígenes de la Patagonia norte.

Actualmente como argentinos tienen todos los derechos al igual que los demás argentinos que llegaron como inmigrantes a este país y sus hijos posteriormente nacidos en Argentina, PERO NO A RECLAMAR LO QUE NO ES SUYO Y MENOS A INTENTAR FALSEAR LA HISTORIA Y PRETENDER LES DEVUELVAN TIERRAS QUE NUNCA LES PERTENECIERON."

1.- En 1879 las tropas de Cafulcurá eran poderosas, lo prueba el hecho de que ganaron las primeras batallas contra el Ejército Nacional.

2.- Ambos bandos contaba con fusiles Remington. Los araucanos los traían de Chile, a donde se los vendían los ingleses a cambio del ganado argentino robado en los malones. Prueba de ello es que la columna del Ejército Nacional comandada por el Gral. Villegas, tenía como objetivo clausurar y controlar los pasos andinos por donde les llegaban a los araucanos los Remington.

3.- Los indígenas araucanos eran tradicionalmente muy guerreros. Recordemos que en los primeros tiempos de la conquista española asolaron varias importantes ciudades en Chile que los chilenos tardaron siglos en reconquistar.

4.- Los araucanos, en el año 1250 subieron hacia el norte y destruyeron el Imperio de Tiahuanaco. Este Imperio era mayor y mucho más civilizado que el posterior imperio de los Incas que comenzó luego en el año 1280.

5.- El uso actual del término "mapuche" y las falsas reivindicaciones de éstos, son maniobras disolventes y disgregantes que practican algunos políticos en las últimas décadas por ignorancia o para beneficio propio.

Araucanos y Tehuelches

Los mapuches son sólo ORIGINARIOS de la inventiva del Foreign Office británico (Cancillería Británica).

Ni Rosas o Roca los mencionan en la Campaña al Desierto, tampoco los historiadores, ni la famosa expedición a los Indios Ranqueles. Tampoco los menciona la historia oficial en las Provincias ni Museos de Historia del Neuquén, Santa Cruz, Chubut, Río Negro, Mendoza, ni San Juan, ¿Desde cuándo han aparecido estos mapuches en escena? Su propia bandera es similar a la nueva Sud Africana; luego del apartheid utilizaron a Mandela, y ahora desean utilizar a un pueblo que no es originario de nada, sólo los Tehuelches lo son.

Quede en claro que la expedición de Roca, resultó la primer guerra contra Chile y no una campaña contra el indio, como muchos pretenden hacerlo notar.

A las pruebas me remito cuando sostengo que por entonces el 90% de la población chilena era indígena, que no es cosa menor.

En síntesis, nuestro país defendía la soberanía sobre una Patagonia que esos caciques deseaban y ellos (los hoy llamados Mapuches)... ERAN CHILENOS”.

Enciclopedia Salvat - Diccionario - Editado en Barcelona - 1972:
MAPUCHE:
Adj.- Natural de Arauco - Perteneciente a esta Provincia de Chile.


ES SIMPLE: Si Roca no conquistaba la Patagonia ésta iba a ser chilena o inglesa.




Extracto de una entrevista al Historiador Rodolfo Casamiquela.

- ¿Por qué tendrían la necesidad de sentirse Mapuches si no lo son?

Porque la palabra mapuche es muy atractiva. Quiere decir gente de la tierra. Si se usa como símbolo es correcto. Yo también soy gente de la tierra. En 1960, como un homenaje, el Primer Congreso del Área Araucana Argentina propuso que a los Araucanos se les dijera mapuche como en Chile.

-¿Cuál sería la respuesta si alguien pregunta quiénes eran los originarios?

- Habría que ver con respecto a qué. A la llegada de los españoles es una cosa. A la constitución del Estado argentino es otra. Porque en 1816 no habían mapuches en Argentina. Los primeros se radican en el centro de La Pampa en 1820 y en 1890, al sur del Limay Negro, los primeros pobladores de origen chileno fueron los mapuches y los chilotes. Hay que distinguir muy sutilmente todo este asunto.

-¿Por qué menciona la pérdida de la identidad?

- Eso es lo más terrible. Los nietos de mis maestros, que sabían lo que eran, hoy son todos mapuches. Es decir, el abuelo es tehuelche puro, pero el nieto es mapuche. Entonces la Patagonia perdió su identidad. Esta es tierra de aluviones, porque todos los días llega gente desde otros lugares. Entonces, los maestros no son de aquí y es muy difícil recrear esa identidad maravillosa que -hasta hace 30 años- fue la palabra, la casa abierta, la hospitalidad, la seguridad y la base indígena, ahora desteñida por toda esta confusión que hay con los mapuches. Pero hasta hace unos años atrás la historia era clara.

Debate sobre la aplicación del concepto de genocidio

A mediados del siglo XX se forjó el concepto de genocidio para designar los "actos con la intención de destruir, total o parcialmente, a un grupo nacional, étnico, racial o religioso". Diversos estudiosos han postulado aplicar la definición de genocidio a los actos realizados por el estado argentino durante esta etapa histórica, mientras que la mayoría de los investigadores argumentan que esto no es correcto.

Argumentos de los que postulan la tesis del genocidio

Dentro de los argumentos de los que apoyan esta tesis se citan los que tienen que ver con la declaración de las intenciones de Argentina:

  • En el Congreso se hablaba de «exterminar a los indios salvajes y bárbaros de Pampa y Patagonia».
  • Desde el gobierno de Martín Rodríguez en la provincia de Buenos Aires, década de 1820, se hablaba de exterminio. Él ya decía «primero exterminaremos a los nómades y luego a los sedentarios».
  • También se citan los métodos utilizados en la campaña, que concuerdan con la definición de genocidio:
  • Ataques a tolderías con mujeres y niños solos en momentos en que los hombres adultos estaban en otras partidas.
  • Campos de concentración en las actuales Valcheta, Chichinales, Chimpay y Junín de los Andes. Algunos cercados por alambre tejido de gran altura.
  • Traslados por la fuerza de los prisioneros caminando hasta Carmen de Patagones (un puerto en la desembocadura del río Negro), en donde los embarcaban a Martín García (una isla en el Río de la Plata enfrente de Buenos Aires). Estos traslados podían ser de hasta de 1000 km y exterminaron a miles de personas, ya que se mataba a los que no caminaban.
  • Traslados forzosos de familias a otros sitios dentro del territorio, ocurridos después de la campaña por la «policía de frontera».
  • Un segundo campo de detención en la isla Martín García. Allí tuvieron que habilitar dos cementerios especiales en 1879.
  • Separación de las familias.
  • Cambios de nombres, de manera que no se pudiera reconstruir la historia familiar.
  • La cifra de muertos varía mucho. En la Pampa vivían unos 20 000 a 30 000 indios; más si se les sumaban los de Neuquén, las faldas andinas y la Patagonia alcanzarían las 50 000 ó 60 000 almas, al momento de producirse la campaña militar, que según estimaciones no oficiales bien pudo costar unas 20 000 vidas. Al resto, o se los redujo en reservas, o se los separó de sus familias y culturas. Se debe mencionar que en los censos argentinos de 1895 y 1914 los indígenas de esta región no fueron contabilizados y en cambio fueron estimados en unas 30 000 y 18 425 almas, respectivamente.

Argumentos de los que rechazan la tesis del genocidio

La mayoría de los historiadores estiman que es anacrónico considerar genocidio la Conquista del Desierto, por intentar aplicar un concepto de derecho internacional surgido casi un siglo después a los hechos de que se trata. Tampoco fue una guerra, pues —según Karl von Clausewitz— «el fin de la guerra no es exterminar al enemigo sino desarmarlo».

Los argumentos para desmentir la teoría del genocidio son:

  • La aplicación de conceptos actuales para calificar hechos del pasado es inadecuada, ya que el marco ético y político tenía otras características y estado de ideas, propias de su época.
  • Varias tribus indígenas combatieron aliadas a las tropas del estado argentino, en contra de otras tribus.
  • Varios pueblos originarios de la región se habían extinguido previamente ya sea por matanzas o conquistas de las tribus de araucanos provenientes de Chile.
  • Falta de documentación sobre hechos a partir de los cuales se pueda inferir que se trató de genocidio. Además, esta falta no se debe a que se ocultaran algunos hechos ya que a la expedición se incorporaron periodistas, hombres de ciencia y religiosos que escribieron y publicaron lo que vieron.
  • Se pone en duda que las más de 5000 personas que participaron en las campañas hubieran sido todas cómplices de un genocidio ocultando información de este tipo.
  • Se pone en duda que lo hubiera permitido un humanista como el presidente Nicolás Avellaneda.
  • Buen trato a los indios prisioneros, niños, mujeres y ancianos, quienes fueron examinados por sus dolencias, vacunados, y muchos de ellos remitidos a hospitales de Buenos Aires.
  • Asignación por parte del Estado de grandes reservas de tierra a los indígenas, inclusive a los caciques y tribus del bando derrotado. Aunque fueron cercenadas posteriormente, esto último fue hecho por individuos y no por el estado argentino.
  • El discurso del 13 de septiembre de 1878 del general Roca ante el Congreso no habló de exterminación sino de «absorción y asimilación» y la ley del 4 de octubre de 1878 del Congreso Nacional que financia la campaña estableció la entrega tierras a los que se sometan y a los indios amigos.
  • La cantidad de indios muertos en la Campaña (1313) en contraposición a la cantidad de prisioneros entregados al Gobierno Nacional (11 784) no es compatible con una intención de exterminación.
  • El 5 de mayo de 1884 se aceptó la rendición del cacique Manuel Namuncurá ("pie de piedra" o "pie azul") y recibió el grado de Coronel de la Nación, como una forma de incorporación de los indios a la nación Argentina y no como un exterminio.
  • Los indios guerreros tomados prisioneros durante el avance de Roca se distribuyeron a través del ejército como soldados.
  • A las mujeres y niños indígenas se los entregaban a familias de militares y a gente de bien como sirvientas, institución común en la época.
  • Ambos bandos contaban con fusiles. Los indios compraban fusiles Martini-Henry en Chile y a cambio pagaban con el ganado argentino robado en los malones.
  • Los malones indios sobre los pueblos y la zona rural criolla provocaron devastación entre la población blanca. El caso del ataque a los pueblos de General Alvear, Veinticinco de Mayo y Nueve de Julio, todos en la Provincia de Buenos Aires, en 1872 fue un claro ejemplo.
  • Las matanzas por parte de los indígenas perpetuadas sobre los criollos -varones, mujeres y niños- demostraron el grado de crueldad de algunas tribus, a las que —siguiendo idéntico razonamiento— podría aplicárseles también el calificativo de genocidas.
  • El sometimiento a servidumbre o esclavitud y el cambio de nombre de la población blanca que era llevada cautiva a las tolderías demostró igual razonamiento.





+2
1
0
1Comment
chema01

Gracias por pasar y por los puntos @asjacq !!!
🙆‍♂️ 😊

0