1. Estilo de Vida
  2. »
  3. Educación

Tenemos que hablar

Terminemos con un Tango


¡Hola! ¿Nos vemos hoy a las 7? Tenemos que hablar. ¿Pasó algo? ¡Tenemos que hablar! Está bien, nos vemos esta noche, te busco.

¿Qué tal tu día? Chévere… Pero ¿Qué pasó? Hablemos. Te siento extraño, no me gusta. Creo que ya no te amo como antes. ¿Cómo? Pero.. ¿Qué pasó? ¿Y me lo dices ahora y aquí? ¡Justo 30 minutos antes de la clase de Tango!

Tranquila, cálmate, atrás están las dos , la morena y la blanquita, no quiero que nos vean y menos que te vean así. ¿Te importa? Entonces no me lo hubieses dicho aquí, sino en otro lugar. Con un poco más de respeto ¿Hay otra? ¡NO! ¿Cómo si paso todo el día trabajando? Eso es, hay otra. Vete.

Yo no me puedo perder la clase. No, no me quiero ir. Déjame bailar esta. Caracho chico, y tu quieres que seamos una versión moderna y barata de “El último Tango en Paris”, pero con el nombre de “Terminemos con un Tango”

. No me jodas. Pero mi amor… Amor nada. Tu no me amas, vete. Éstas ya se pararon a fumar, seguro se dieron cuenta y las profes están ahí en su coche, apenas nos paremos te vas. Nadie se dio cuenta de nada… ¿Ahora sí te importa? No se dieron cuenta que estamos peleando. Peleando NO, Terminando.

¿Me dejas bailar hoy? Que NO, yo subo a mi clase, perfecta como siempre, de negro impecable con mis perlas y mis sandalias combinadas, sin lágrimas y con mi cara en alto y cuando me pregunten por ti diré que tuviste una emergencia.

¡Basta de insensibilidad! Te vas. No te conozco. No seas tan dura. ¿Carajo yo? ¿Y tú el de “ya no te amo” en pleno cafetín de una escuela de baile”? Por favor. Por favor me voy la clase ya está por comenzar… Adios, Te llamo…

Olvídate de mi número.

+2
0
0
0No hay comentarios