Check the new version here

Popular channels

The Yards (Novela): Prologo 1

Buenas, soy Rusog Nikov y estoy haciendo una novela, como podeis ver. El tema vendria a ser accion/aventura, y puede que algo belica depende de como se le mire, situada en la Inglaterra de 2016 principalmente. Esta primera parte del prologo ya la he revisado bien, pero si alguien encuentra algun error o hueco argumental o simplemente poner su opinion, me gustaria mucho. Gracias por leer, y les dejo con mi trabajo:
PD: (Si ven una categoria mejor que esta, notifiquenme por favor)

Episodios publicados:
Prologo 2: http://www.taringa.net/posts/apuntes-y-monografias/18049939/The-Yards-Novela-Prologo-2.html

Capitulo 1:http://www.taringa.net/posts/apuntes-y-monografias/18096511/The-Yards-Novela-Capitulo-1.html






15 de diciembre de 2016
Palacio de Buckingham, Londres





-¡Pssst! ¡Hey Adrian! ¡Despierta ya, que se van a dar cuenta!.-Un soldado del SAS despertó a su compañero. Los dos estaban en una entrada trasera del palacio de Buckigham. Los dos llevaban máscaras de gas que no dejaban reconocer la cara, por lo que la única diferencia que había entre los dos eran las armas que portaban. Una era un fusil L85 modernizado con raíles por todos lados, una mira de aumento y un cargador de 45 disparos extendido. La otra, que estaba en la mesa, era un subfusil MP7 con mira holográfica y el asa medio plegada.
-Eeeh, James, déjame en paaaz.
-¡No fastidies, tío, es el cambio de turno! Si no te levantas ahora, te quedarás sin ración, y eso si tienes suerte.
-Bueeenooo, si hace falta.-Adrian se levantó de la silla de jardín en la que estaba durmiendo desde dos horas, cogió su arma de la mesa que estaba al lado y se levantó costosamente.
-Andando.-Los dos se introdujeron en el patio del palacio, que estaba completamente vacío. Bajaron por unas escaleras, y abrieron una muy maltratada puerta de madera. Entraron a un corto pasillo subterráneo, y allí saludaron a otra pareja de guardias.
-Maadre mía, os habéis retrasado media hora, cabrones. Tenemos humedad hasta dentro de las botas. Venga, no nos retrasemos más, que hoy hay raciones A y me encantan.-Los militares salieron del pasillo.
-Qué coraje me da esto de las raciones. Somos SAS, y aún así, tomamos las mismas raciones que el ejército estándar. Son asquerosas en comparación a la comida que nos daban antes.-Dijo Adrian
-Venga James. Sabes que con esto de la guerra este grupo se ha popularizado muchísimo. Todo el mundo quiere ser un SAS para decir ''Oh, soy de operaciones especiales y no hay nadie mejor que yo'', cuando en realidad solo hace falta un maldito punto más para entrar aquí que en la Infantería de Marina. Por culpa de todo eso, hay un 60% más de soldados rasos en nuestro grupo que hace dos años. Pero claro, por eso, tendrán que amortizar un poco tantas pagas bajando el presupuesto un poco.
-Sigo sin estar de acuerdo. Aunque haya estallado la Tercera Guerra Mundial, sigue sin ser excusa para que esos mamones en las esferas hagan esto a una fuerza de élite, como la que era antes.
-Yo les entiendo un poco. Pero también, hemos pasado de tener hasta faisán en algunas ocasiones, tomamos simples raciones.
-Todo esto por culpa de Estados Unidos, que siempre mete las narices donde no le llaman. SON UNOS...-James le paró en el acto
-Heey, chico, tranquilo. Recuerda que hay muchos americanos aquí, también están algunos SWAT por aquí. Que es el primer contacto que tenemos con el exterior que tenemos desde hace 2 años.
-Bueno. De todas maneras, esos yanquis nunca me han caído bien. O son mexicanos, o unos superpatriotas, de manera exagerada. Con lo que le hicieron a África.
-¿Ellos algo a África? Vamos, no jodas, si les dieron una paliza.
-¿Pero no bombardearon Sudáfrica?
-Noooo, maldita sea Adrian, es que ni habiendo dormido estás despierto. Es Sudamérica, no Sudáfrica.
-¿Pero qué dices?
-Hoy mismo le pedí a un SWAT de los que había aquí un periódico. Tú sabes, me gusta saber cosas de otros países. Míralo.-James abrió un bolsillo de su chaleco, del que sacó un ejemplar del New York Times, con ''¡Bombardeo a Sudamérica!'' como título.
-No me jodas. Creí que esos moritos no llegarían hasta allí.-James empezó a leer el artículo.
-''Ayer, el 13 de octubre de 2015, varias escuadras de jets F-18, bombarderos y algunas aeronaves artilleras AC-130 han atacado con toda su artillería desde la frontera americano-mexicana hasta la mitad de Sudamérica. Eso incluye tanto campo como montañas y ciudades, no han tenido piedad. Hoy, el Ejército de Tierra se ha dedicado a destrozar lo que queda hasta hoy, donde ya solo hay un continente árido y ardiente. No se vuestra opinión, lectores del New York Times, pero yo voté en contra. La UPI es poderosa, sí, pero tampoco como para haber hecho un genocidio de tal tamaño. Ahora somos como la Alemania Nazi, caballeros''. Estas son las declaraciones de un coronel de la marina de los Estados Unidos.
-Madre mía, creía que solo fue un país, pero ha sido medio continente.
-Efectivamente. Por eso están negociando: se está decidiendo en este momento si se va a hacer una alianza o no. Europa no quiere ni hablar con ellos, y nosotros se supone que menos, pero bueno. Cosas de la reina.
-Bueno, hablando de esto. Yo me pregunto, ¿Cómo han llegado a conseguir estos moritos tanta tecnología? Ya he visto algunas fotos en las que llevaban hasta gafas de visión nocturna.
-Bueno, yo sé por qué. Hablando con esos yankis mientras dormías, me dijeron lo que ocurrió. Resulta ser que en Oriente Medio un grupo de marines montaron un campamento, y después la mayoría de ellos se fue a batallar en un tiroteo cercano. Una célula de terroristas de un grupo muy poderoso estaba patrullando por ahí, y se encontró con el campamento medio abandonado. Solo habían unos pocos ingenieros arreglando Abrams. Los mataron nada más verlos, y se agenciaron todo lo que había allí. Vehículos, equipamiento táctico, trajes... Se llevaron todas las armas que habían. SCAR, M16, M249, Brownings, M9 y mucho más en grandes cantidades. Y además, se llevaron los routers de ahí. Y de ahí fue todo el principio del caos.
-Ahora entiendo todo mejor. A mí solo me contaron que echaron de allí a los marines y empezaron a extenderse, aliándose con las demás células y ejércitos de salvación africanos.
-Pues menuda gilipollez te han contado, Adrian. Se las anexionado a la fuerza, matando a todos los líderes y demás, y quedándose con todos sus soldados, a base de engaños.
-No creo que sea así. Es muy difícil ''absorber'' ejércitos.
-Te digo yo que sí. Ya verás, mira en la PDA.- Adrian se miró el brazo, y encendió el dispositivo atado a este. Apareció un pantallazo en el que se veía el logo de los SAS, y un subtítulo que decía ''Fuerzas Armadas Británicas''
-Vale. A ver, navegadoor, google, ''Absorción África UPI''.- El soldado dio un toque, y los resultados aparecieron al instante. James leyó al momento el primer enlace.
-''Métodos de la UPI'' Venga, pincha ahí.
-Está bien.- Después de pinchar, saltó a la pantalla una página muy simple, con el logotipo de los marines de Estados Unidos en la pantalla.
-Mira. ''Uso de espías confirmado el 2 de enero de 2015. Razón: Son utilizados para matar a los dirigentes de otros contingentes y mentir a sus soldados diciéndoles que el anterior jefe era un traidor y un infiel, y que iban a ser unidos a su grupo, más poderoso y con más provisiones. La mayoría de las veces, y por pura conveniencia, los militantes acababan aceptando. Por ello, el coronel Johnson recomienda ser cuidadoso en los enfrentamientos armados, son más de lo que parecen.''
-Es que lo sabes todo, cabrón.- Adrian dio una palmada en la espalda a James, y volvió a mirar su aparato. Esta vez, la página aparecía como ''Error 404''. Un instante después, apareció ''Error de conexión''
-Pero que...- Los dos militares oyeron pasos en la puerta que da al palacio. Cogieron sus armas, y apuntaron hacia ella.
-¡Santo y seña!
-Cabo James, pare de hacer el tonto y no me apunte.- La puerta se abrió, y entró un soldado con los parches de sargento en el uniforme.
-Oh. Perdón, señor, estamos nerviosos.
-Sí, ya sobre todos por sus conversaciones se nota que está nervioso.- Dentro de la máscara, James se puso algo blanco. Pensaba que le iban a sancionar por culpa de Adrian.- Vengo a notificarles que la conexión a internet ha sido cortada en todo el país. Lo digo para que no se alarmen. Recordad que tenéis cambio de guardia en media hora, ¿¡ENTENDIDO!?
-¡Sí, señor!- Los dos soldados hablaron al unísono, y el sargento dejó la estancia.
-Madre mía. Que no se diga que O'Donell no imparte disciplina.-Habló Adrian.
-Me gusta este clima. No está lleno de maricones como en el ejército de tierra ahora mismo. Tanto programa de reclutamiento no es bueno.
-Supongo. ¿Bueno, por qué crees que se ha cortado internet?
-Es un paso más, supongo. Como estamos totalmente aislados, ya se tenía que cortar en algún momento.
-No creí que llegasen a tanto. Qué cabrones. Con lo bien que estaba yo jugando a estos videojuegos que habían salido...
-Es que mientras tú te dedicas a tus tonterías, yo me voy a ver que pasa. Si hubieses visto el puerto...
-Es que los juegos son muy entretenidos. Más que andar mirando la playa o al cielo.
-Eso es porque no lo haces. Ayer, estaba toda la playa llena de defensas antiaéreas, patrullas de morteros y muchísimos soldados. Creo haber visto incluso un Centurión yanki.
-Será por la negociación.
-Más o menos. Desde lo de Europa del Este, estamos así. Siempre hay escuadrones de jets en el cielo, UAVs, cañones y más, por puro miedo.
-Ya. La Unión Soviética no parece estar atacando. Solo defiende su parte más cercana a Oriente Medio.
-No te confíes. En cualquier momento, nos atacan y nos dejan hechos mierda. Son claramente superiores a nosotros, incluso puede que más que Europa.-Adrian abrió la boca para hablar de nuevo, y vio de reojo cómo se abría la puerta y era arrojada una granada cegadora. Todo en un instante se volvió blanco, mientras oía un pitido agudo. Sentía como caía al suelo y ahí, le disparaban en las piernas. Cuando volvió a ver, vio a dos islámicos apuntándoles a él y a su amigo. Los dos musulmanes se vieron las caras, y uno habló en árabe al otro. Este empezó a hablar.
-Hola, británico. Nosotros solo querer que no hagas ruido. Si tú hacer, camarada y tú morir.-Adrian asintió. James no podía, porque ya no tenía cabeza con la que asentir. Adrian lo vio al girarse. Cuando los dos musulmanes se alejaron por la puerta, sacó su pistola secundaria P226 calibre 357 SIG de la pistolera y les apuntó, pero antes de realizar el disparo se desmayó de dolor.
0
0
0
0
0No comments yet