Popular channels

Yo He Estado en Marte



Nuestras naves interplanetarias, que efectuaron el viaje a Marte con turbinas de elevación,lentes de periscopio y turbinas de traslación, mas tarde fueron perfeccionadas por los técnicos marcianos


La esperada visita


Gigantesca nave marciana


Los marcianos saben recibir, aca un mensaje de amistad y alianza


Itinerario seguido en al viaje a Marte


Geografia de marte


Los marcianos, todos sin excepción, hombres y mujeres, practican el deporte, es un planeta deportivo


El interior de una nave con todas sus comodidades


Tanio, la capital de Marte


Nos limitamos por el momento a reproducir aquí, para ilustración de todos, los signos gráficos del idioma marciano


Los cálculos matemáticos se diferencian mucho de nuestro sistema, pues cuentas con sólo seis cifras


Principales acepciones marcianas y su significado:


Vida cotidiana de los Marcianos


El mundo es más grande y más bello de lo que creemos. Habitan otros

mundos seres inteligentes como nosotros.

La inteligencia es una facultad cuyas manifestaciones son idénticas en

cualquier parte del Universo, variando únicamente su mayor o menor

desarrollo según las circunstancias del ambiente, como la luz del Sol

es idéntica en todo el sistema solar, variando únicamente sus efectos

conforme las circunstancias del medio en que se desarrolla su acción.

Como en la Tierra hay lugares en los que el medio presta mayores

facilidades a la evolución (entendemos siempre por evolución las

manifestaciones accidentales, la substancia nunca evoluciona), así hay

en los diversos astros o planetas seres más o menos evolucionados que

nosotros.

Retrocedamos dos mil años en nuestra historia y tendremos a los

habitantes de Venus; adelantémonos dos mil años y estaremos en Marte.

La inteligencia nunca evoluciona, siempre ha dado las mismas

manifestaciones. En todo el decurso de la historia hallaremos genios

auténticos. Arquímedes, Solones, Aristóteles, Césares, Augustos.

Horneros, Cicerones, Dantes, Leonardos, Miguelángelcs y Marconis.

En toda la historia encontraremos monstruos: Heliogábalos, Atilas y

Stalins; y genios híbridos: Alejandros, Napoleones y Hitlers. Las

demás manifestaciones de ciertos progresos materiales no son más que

consecuencias del experimento físico, que con frecuencia han ejercido

opresión sobre el espíritu.

¿En qué puede extrañarnos el progreso de los habitantes de Marte? En

la eterna lucha entre espíritu y materia los marcianos han logrado el

nivel de justo equilibrio, coordinación de sus aportes y, por natural

consecuencia, desarrollo efectivo de ambos.

¿Qué no lograríamos en la Tierra si no sacrificáramos el espíritu a la

materia? ¿Si despojáramos nuestra ciencia de tantas insensateces? ¿Si

coordináramos nuestras investigaciones? ¿Si canceláramos de nuestro

globo todas las líneas divisorias que nos separan física y moralmente?

La Tierra tiene una sola frontera, su circunferencia; tiene un solo

límite, marcado por el Sol.

Habitantes de la Tierra, arrojemos las armas destructoras en cara a

los tiranos, llagamos de los odios una pira inmensa y sobre sus

cenizas edifiquemos un altar con graníticas columnas de unión e

inciensos de espíritus en reconocimiento al Dios supremo, causa de

todas las causas.

Este despertar está cercano. La materia es impotente ante el espíritu,

porque el espíritu es infinito. La alianza entre el espíritu y la

materia nos dará la paz anhelada. El mundo es bello, es grande.

Acordémonos que la noche es circunstancial pero el Sol ilumina

siempre.


Los marcianos visitan nuestro planeta y el objeto de esta publicación

es el de invitar a todos los habitantes de la Tierra a buscar su

alianza. Grábense escudos del globo de Marte, de sus emblemas

religiosos y portárnoslos visiblemente sobre nuestras personas, en

nuestros vehículos y grabémoslos en nuestros edificios. Enmendemos las

erróneas concepciones de ciertas películas, diarios y revistas.

Ostentemos deseos de alianza, paz y amistad.

En la noche serena, elevemos nuestra mirada al firmamento en que

millones de astros cantan el himno maravilloso de armonía y de paz.

Pensemos en las bellezas que encierra cada uno de esos puntos

luminosos, pensemos en los miles de millones de inteligencias que

piensan en nosotros y como nosotros: el mundo, la Tierra, la vida nos

parecerán más bellos, más dignos de vivirse.

¡Elevemos un nostálgico recuerdo a nuestros vecinos de Marte y

olvidando las pequeñeces terrestres, unámonos con ellos a ese coro

universal y veremos cuan grande es Dios y qué bella es su obra!

0
0
0
0No comments yet