About Taringa!

Popular channels

Yugoslavia por un día



Yugoslavia por un día

El hotel Claridge’s de Londres es uno de tantos establecimientos con solera, historia y unos precios que tiran de espaldas de los que pueblan la capital británica. Está situado muy cerca de Westminster, el Big Ben y todos esos lugares donde los guiris corremos a hacernos fotos nada más llegar a la ciudad. Fue fundado en la primera mitad del siglo XIX, así que ya gasta siglo y medio de solera y lujo, que se reflejan en las seiscientas libras (setecientos euros o casi mil dólares) que cuesta una noche en la más pequeña de sus suites. Hoy aparece en este rincón fronterizo de la web por una razón muy especial. Entre sus muros no sólo se han alojado reyes, estrellas de la música y celebrities diversas, sino que sus paredes alojaron el que fue a la vez el enclave más pequeño del mundo, y también el más efímero. El 17 de julio de 1945, la suite 212 del hotel fue, durante 24 horas, y de forma oficial, territorio yugoslavo.





La II Guerra Mundial, además de la descomunal tragedia humana que supuso para casi todos los países europeos, también fue el final de algunas de las monarquías del viejo continente. Bulgaria, Rumanía, Albania o Yugoslavia fueron algunos de los países que, al caer del otro lado del Telón de Acero, se convirtieron en repúblicas socialistas, llevando al exilio a sus respectivas familias reales. El rey Pedro II de Yugoslavia no fue la excepción. Tras la ocupación nazi de su país, y con poco menos de 18 años, tuvo que huir de su patria; acabó residiendo en Londres, donde también se unió a la Royal Air Force. Allí conoció a la que sería su mujer, Alejandra de Grecia y Dinamarca. Se casaron en 1944, y ella pronto quedó embarazada.


Pedrio II , último rey de Yugoslavia

El embarazo de la princesa planteó un problema. Las leyes dinásticas yugoslavas sólo permitían la transmisión de derechos dinásticos a herederos que hubieran nacido en territorio nacional yugoslavo. En aquel momento (1945), con el territorio de Yugoslavia asolado por los combates entre partisanos, naiz y el ejército rojo, volver a su país parecía poco menos que imposible. Así que se planteó una solución de compromiso para que el nacimiento del príncipe en Londres no supusiera la pérdida de sus derechos. Winston Churchill, el rey Jorge y el Rey Pedro firmaron un acuerdo por el que la soberanía de la suite 212 del Claridge’s (en el que residían los reyes) sería cedida durante veinticuatro horas a Yugoslavia y retornada después al Reino Unido. La leyenda dice que los empleados del hotel echaron tierra especialmente traída desde Yugoslavia para que naciera literalmente sobre suelo yugoslavo. Así, el 17 de julio de 1945, con la guerra en Europa ya terminada, nació el Príncipe Alejandro, oficialmente en territorio yugoslavo. Un territorio situado encima, debajo y a los lados del Imperio Británico, pero Yugoslavia al fin y al cabo. Aunque fuera por un día.


Alejandro, Principe de Yugoslavia



comentarios y puntos se agradecen subo post curiosos si te interesan suscribete





0No comments yet