Check the new version here

Popular channels

100 mejores casas de Uruguay - Arquitectura

LAS 100 MEJORES CASAS DEL URUGUAY. REVISTA AYD. DICIEMBRE 2012.

Los amigos suelen preguntarnos acerca de como evaluamos una casa para su publicación. Les inquieta saber que miramos, que vemos, que detalles hacen de un edificio una noticia para incluirla en nuestras páginas .A lo largo de los años hemos ganado en experiencia y también en la capacidad de expresar mejor las ideas que nos movilizan, al mismo tiempo, los ejemplos que vamos señalando ayudan a la conformación de una respuesta simple, clara. Ciertamente , para las fotografias necesitamos ambientes interiores con esplendor y singularidad y esta nota suele estar a cargo del equipamiento . No resulta fácil que una fotografia capture atmosferas o las sensaciones espaciales que trasmite un ambiente. Aun así insistimos y podemos afirmar que en los casos donde la arquitectura es noble y genuina, todo se facilita. Una nota de Wittgenstein fechada en el año 1942 marcaba la diferencia entre la arquitectura y el simple ejercicio de construir: "...Ia arquitectura es un gesto, del mismo modo que no todo movimiento en un cuerpo significa expresión, tampoco toda construcción significa arquitectura...”

La idea del gesto asociado a la intencionalidad nos ayuda a trasmitir con claridad la diferencia que existe entre dos edificios, uno simplemente construido y otro pensado para luego ser construido. Sucede que Ia arquitectura exalta algo. Por eso, alii donde no hay nada que exaltar, no puede haber arquitectura. En Ia práctica ambos son habitables, ambos trasmiten Ia idea del espacio que resulta atrapado en una estructura, que luego podrá derivar estéticamente en un sentido o en otro. La distancia que media entre ambos ejemplos es Ia misma que entre Ia carne cruda y Ia carne cocinada.

Ante la necesidad de hallar la síntesis, nuestro trabajo consiste además en lograr esa maravillosa expresión, y luego de semanas de bucear en nuestros archivos, de largas tardes de conversaci6n con nuestros equipos de trabajo, llegamos a la conclusión de que nada mejor que Poseidón, obra del arquitecto Samuel Flores Flores , para atrapar al concepto. Y graficarlo.

Por su estética, esta casa ha sido víctima de Ia mirada apurada de los veraneantes y habitantes esteños. Así, en más de una oportunidad se la ha comparado con otros ejercicios de construcción que se han desplegado en el Este, en algún caso con sorprendente alboroto marquetinero. Pero son pocos los minutos que demanda Ia contemplaci6n primero y el análisis consiguiente, para hallar las diferencias. Esos volúmenes blancos con líneas redondeadas que conforman una cruz celta durante dos décadas han marcado a Ia Laguna del Diario, hoy contaminada y vencida. Esas líneas que juegan con el paisaje circundante enseñan una idea y un propósito. La construcción vino después y siempre como consecuencia.
El resultado se impone con idéntica claridad, este edificio bajo y desplegado horizontalmente rápidamente se incorpora a Ia memoria del Iugar, señalando el ingreso y el regreso hacia y desde Punta del Este .

Ni las intervenciones que ha sufrido en los años pasados ni los carteles que dan cuenta de su reemplazo por otro conjunto de edificios, que hoy Ia cercan imponiendo un perímetro brutal, logran restarle la vitalidad original. Entonces la buena arquitectura nos da una nueva lección: las obras nobles, como los hombres, pueden prescindir de lo corpóreo y estamos seguros que los volúmenes que sustituyan a esta casa por siempre deberán cargar con Ia referencia histórica del Iugar, habitaran el espacio de Poseidón. Sucede que los edificios nobles soportan tanto al tiempo como a los hombres. El "gesto" de Ia buena arquitectura es tan fuerte que opera como marcador, incluso cuando ya no es.
La arquitectura comunica, de alii la importancia de los buenos ejemplos. Los edificios cuentan cosas, cuentan acerca del tiempo en el que se sueñan, de los hombres que las sueñan y también de la forma en que son concebidos.

Con Poseidón, Dios del mar, las tormentas y agitador de las tierras, para nosotros un ejemplo conmovedor de buena arquitectura, Ia comunidad uruguaya se movilizo espontáneamente a partir de Ia noticia de su demolición. El anuncio corrió como un rumor y luego fue noticia. Una cifra millonaria signific6 un pase mágico para que este icono de la arquitectura uruguaya desapareciera. De la galera emergen los dibujos de torres bajas que seguramente pretenderán dialogar con la laguna de igual manera que hasta ahora lo ha logrado la casa de Flores Flores. Y probablemente así será, no hemos revisado el proyecto, pero si tenemos claro que no puede ser lo mismo. En todo caso, la tan repentina como sorprendente preocupación de Ia comunidad por la memoria del Iugar, por la desaparición de un edificio que espontáneamente se reconoce como un icono de una ciudad que no deja de construirse, nos alienta a pensar que tal vez no esté todo perdido y que tanto el ambiente como la buena arquitectura comiencen a recuperar peso en la consideración general. No será Ia primera vez que la historia demanda escombros.
Esa idea nos animó a producir la presente edici6n especial donde la casa, como gesto arquitectónico, es señalada. A lo largo de los últimos veinte años nuestra revista se ha ocupado de buscar y señalar ejemplos de buena arquitectura. Con aciertos y algunos errores hemos presentado a nuestros lectores más de 1200 ejemplos, entre los cuales aproximadamente 600 correspondían a residencias individuales . Casas en Ia ciudad, en Ia playa, en el campo. Casas donde Ia arquitectura grita, procurando ensayar una alternativa al racionalismo que campea la modernidad en nuestras tierras, casas donde Ia arquitectura susurra apegada al dogma racional y casas donde la arquitectura es tímida y busca inspiración en formas clásicas. Así llegamos hasta las cien unidades que se relacionan con 78 arquitectos y estudios de arquitectura. Números redondos, significativos. Números a partir de los cuales pretendemos sorprender con ejemplos contundentes. Regresamos al principio, como siempre, y acudimos a Wittgenstein para cerrar estas líneas: "[...] en Ia civilización de Ia gran ciudad el espíritu solo puede retirarse a un rincón. Pero no por ello es algo atávico y superfluo, sino que se cierne sobre las cenizas de Ia cultura como testigo eterno, casi como vengador de Ia divinidad". Diego

Una de las 100 mejores casas de Uruguay, esta en Punta del Diablo
http://www.pueblorivero.com/
http://issuu.com/pueblorivero/docs/publicacion_pueblo_rivero_en_arte_y_dise_o
0No comments yet
      GIF
      New