Popular channels

Allá dentro

Injusticia es poco a lo que el hombre
me está haciendo vivir,
por estar en el lugar equivocado
al juzgarme por un crimen que no cometí.

Me siento vil lodo
pero con una pizca de agua,
esa es mi única pureza,
es la misma que aún me tiene vivo,
la que en mi es rareza
porque nunca creí
que me esperara un negro destino…

Pasar por un lugar
donde dos sujetos abrazados yacían,
más no me percaté
que sólo uno abrazaba y el otro sufría.

Una navaja se veía en mano del abrazador
a la altura del cuello del ahora occiso por terror.

Ahí, en ese instante,
el criminal pedía las cosas de valor de su rehén
y con dolor del alma saco los billetes
que con esfuerzo consiguió
y sólo le dijo: ten.

El efusivo sujeto tomó lo que ahora le pertenecía,
detectó que quise arrebatarle la navaja
y por un descuido sin advertencia,
el arma blanca en el pecho
del asaltado se encontraba clavada.

Intenté auxiliarlo en su dolor
pero era más interior que físico;
él sabía que partiría
y que me dejaría un grave problema psicológico.

Pasaron 15 minutos a manera de segundos,
aspiró su último aliento y murió.

La ambulancia llegó tarde,
como si estuviera a la distancia de dos mundos,
en los cuales la muerte ya nos ganó.
5 minutos después la policía llegó,

Me dieron por presunto homicida,
mi esperanza poco a poco se quebró
porque sabía que si entraba a la cárcel
pronto no saldría.

Hubo un juicio,
yo seguía en shock,
el impacto psicológico me dañó
más de lo que mi ser creyó.

El juicio me involucró directamente
pero debido al shock
pude librarme de aquél lugar decadente.

Aunque no me fue tan bien
porque me mandaron a un manicomio
para poder curarme,
a base de píldoras tranquilizantes
mi vida péndula.

Creo que el hombre de blanco quiere matarme
porque en vez de ayudarme, me da pastillas
para que mi familia tranquilo pueda observarme.

En estos días he estado
más cuerdo que en los demás,
poco a poco voy entendiendo
el objetivo de este blanco mandamás.

Mi mente poco a poco borra recuerdos
o quedan a la mitad,
supongo que ese es el efecto
del medicamento que me hacen tragar.

Ya hice todo un recuento durante estos 25 años
que he estado aquí dentro…

Mi vida estaba mejor en la cárcel,
ahí por lo menos ya estaría muerto
y no estaría pasando
el sufrimiento de seguir viviendo.
0
0
0
0No comments yet