Canales populares

Amor de trabajo

Queridos lectores, como están? Espero que bien… yo acá ando,intentando liberar un poco mi cabeza de todo aquello que me está lastimando.
En la ocasión anterior les hable de un amor un poco másprofundo, donde había conversaciones hermosas, momentos increíbles. Escuche unavez a Sabina decir en una entrevista que sus canciones de amor son quizás paraalguien que vio dos segundos en el tren y no a sus grandes amores;  yo me siento muy identificado con eso, creoque puedo enamorarme de una persona en un segundo y no se trata simplemente delexterior, yo siento que puedo darme cuenta muy rápido de cómo es una persona yen este caso ambas cosas sucedieron…
Todos los malditos días la veo, una morocha hermosa, miradaprofunda, tímido caminar, sonrisa que hasta los Dioses le cumplirían todos susdeseos. Yo tengo la mala costumbre de contarle a todo el mundo absolutamentetodo lo que pasa por mi cabeza, así que todos mis compañeros sabían que ella vivíaen mi cabeza. Al averiguar su nombre y mirar sus redes recibí la mala noticiaque estaba de novia y desde hace 5 años… no eran una parejita así nomas.
Pasaba el tiempo y yo seguía todos los días apreciando loque tenía enfrente mío. Todas las mañanas la veía un poquito más linda, parecíaimposible, pero día a día se superaba; ya no tenía adjetivos para describir loque era. Un mal día tome la decisión (creo que errónea) de agregarla aInstagram en cual era privado, al segundo me llego la notificación de que haaceptado mi solicitud pero lamentablemente no fue recíproca; trate dejustificarme diciendo que era entendible… ella tiene novio no podría estaragregando flacos. La única pregunta que merodeaba en mi cabeza era si sabía quiénera yo.
Meses pasaron hasta que el jueves pasado coincidimos en unafiesta donde había varias personas del trabajo ya que se trataba de ladespedida de un compañero. No estaba convencido de ir, estaba muy cansado… perocuando la vi a ella, una sonrisa idiota surgió de mi mientras trataba dedisimularla y supe que hice lo correcto en ir.
Pocas palabras cruzamos aquella noche, hasta que en unmomento vi en sus ojos los míos y me dice con un hermoso y delicado tono de voz“vos me seguís en instagram” y con una cara de enojo totalmente ensañada ledije “si y vos no a mi” y sonrió. Yo podía darme cuenta que mis posibilidadeseran nulas, tenía más chances de pegar un pleno en la ruleta…
Me llegó la noticia que haría que todo cambie, que hizo queyo haya ido valiera la pena. Ella estaba soltera. Esta hermosa novedad me pusocontento aunque no cambiaba nada… obviamente yo no tenía pensado hacer nada,era un absurdo,¿ con que cara la iba a mirar todos los días después?. Pero noles puedo mentir mi interior se moría de ganas de decirle “flaca, ¿no te dascuenta que te amo?, ¿no te das cuenta que te miro todos los días?, ¿no te dascuenta que dejaría todo por vos?; pero el nivel de alcohol en sangre no era elsuficiente para tomar valor y decidí mantener todo como estaba que después detodo no estaba tan mal.
Pero había algo que hacía que me duela de forma terrible elalma, yo sentía que ella miraba a otro, ese otro es mi amigo, yo estabatranquilo porque él tiene novia y sé que no hay posibilidad de que haga nada,pero de todas formas era algo que no podía tragar. Aproximadamente a las 2 dela mañana salimos del boliche y nos fuimos al auto a escuchar música. Prendimosuno de esos que te hacen soñar de todo un poco, ella también accedió y en esemomento mi cabeza se volvió completamente loca. Ya no sabía que era locorrecto, que debía hacer, ¿soy un cobarde? ¿soy realista? Ya no lo se.
Si digo que dormí 3 horas es una exageración, mis ojosestaban cerrados, pero mi mente no paraba de trabajar, tenía sueños espantosos,descanse muy mal. Gracias a los Dioses estoy rodeado de gente hermosa con laque puedo hablar y me aconseja de forma increíble. Una tonta idea se cruzó pormi cabeza aquella mañana; le iba a hablar haciéndome el ofendido con la excusa “yasabes mi nombre, ya sabes quién soy, y ¿todavía no me seguís?” pero sucedió algoque nunca me lo hubiese imagino… a los minutos llega una notificación que eseser divino comenzó a seguirme; insultos con sonrisas salieron de mi “quemaldita, me cago los planes jajaja”. Pero yo ya había tomado la decisión dehablarle así que tome eso como excusa e hice lo que tenía que hacer paradespejar todas mis dudas
Las cosas no fueron bien, sus respuestas no tenían ese algoque yo quería, no había futuro seguir invirtiendo el corazón ahí. Así que creoque este es el final de esta triste historia, creo que no me quedan cartas parajugar, ella nunca se fijaría en mí. Pero ahora, ¿Qué hago? ¿Cómo carajo laborro de mi cabeza? No lo sé... lo único que me queda es seguir apreciandotodos los días su belleza y esperar que pase algún milagro.


muchas gracias por leer.


saludos y hasta luego
2Comentarios