Check the new version here

Popular channels

Anatomía del poema.

Palpa la secreción sudorosa del poema;
secreta un tiempo añejo y venidero.

Mira su formal musculatura,
aquí la donación de la semilla,
allí la secreción que bien supura
ante la incontinencia de la costa.

Sopesa su coraza de pájaro demente,
como una luminaria recién dada a las luces;
observa su sexo lúcido y ardiente
colmar inmensos lares inhóspitos y ajenos.

Sus nervios cual raíces
de la calva de los soles
comparte su temblor
con gorriones extraviados,
con juglares tontos,
inútiles,
macabros,
pero bellos.

Tienes que saciarte del poema;
preñarlo de tu pena milenaria;
o de tu fugaz ternura;
o de tu odio,
o de tu lastre confundido;
para penetrarlo sin reparos,
y escribir tu propia nombradía.
0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New