Popular channels

Breve Historia de Una Revolución Fallida (texto propio)

Marmolinos salones barrocos, suena el vals en el piano de cola.. deliciosos manjares acarician los paladares de las bellas damas… y los caballeros hablan de cómo seguir haciendo la guerra, de cómo multiplicar las muertes, de cómo multiplicar las ganancias, ostentosa ceremonia, diamantes de postre, campesinos al almuerzo, el protocolo impide se disfrute de la situación como en un guion o en una maquea, te mueves de ahí para allá porque eso hace una dama, libertad fajada, contracturada por las buenas costumbres, asfixia… la saciedad de este minúsculo grupo de gente se alimenta del hambre de quienes les sirven… viven arriba… el hambre y la muerte, son los más fieles de sus súbditos, que desparramados por las calles y los campos, pudriéndose en vida y en muerte, abonan las semillas del descontento, mientras en palacio con su cristalería y sus cúpulas purpuras, siguen en la rutina de festejo, normado y funcionando como reloj de bolsillo… todo es tan aburrido, los monjes hacen oídos sordos de su dios y beben su sangre… los magos lame-botas, dicen que si a todo lo que sus majestades ordenan.. se repiten tanto la inexistencia de “su pueblo”, que hasta se lo creen, sienten como una leve brisa cuando las puertas son derribadas con furia, son tan solo susurros los gritos de ira y hambre, pero lentamente, su juego de espejos se rompe, se les caen los sombreros a los caballeros, se les rompen los tacones a las damas… y por una vez en sus vidas, pueden salirse del protocolo al sentir horror, al afrontar las consecuencias de sus miserables vidas… se quiebran las frágiles señoritas de porcelana en mil pedazos en el suelo, las cabezas de los señores estallan, no necesariamente de tanto pensar… la catedral dona su pan y vino a los pobres, de acuerdo a sus doctrinas, palacio alberga a los sin techo, los jardines alimentan a los sin pan…

Los egos crecen, devorándose unos a otros… y se erige la figura del líder, quien nos manda, nos dirige… y abdicamos a la libertad y se la entregamos para que nos la garantice… y renunciamos a la igualdad para que él nos cuide… y poco a poco desde las ruinas de la aristocracia se levantan nuevas cadenas… uno a uno caen los detractores al representante de la revolución, de la razón y la verdad en la tierra, y beben vino a borbotones…y los campos de trigo, se vuelven viñedos para los dirigentes… la gente vuelve a tener hambre… pero ellos ayer lucharon por nosotros… se añejan los corazones… se tiranizan las cabezas, se trisan las convicciones, en sus tronos pegados se encuentran con telas de arañas seda y oro.. Danzan conmemorando su victoria, la victoria del pueblo, porque ellos son el pueblo… todo es como un compás que no pierde el ritmo… los códigos se siguen al pie de la letra… los teóricos de la razón, ya no hablan de igualdad, ni libertad, los analistas políticos complacientes, dan cátedras de por qué todos están equivocados menos sus señores… los pechos de los señores están llenos de medallas de batallas, peleadas por soldados desconocidos, las manos de las señoritas se mantienen tersas, porque son otras las que ensucian sus manos… a lo lejos se oye algo…
0
0
0
0No comments yet