Popular channels

Busca el Significado

Sin Piedad

By

Gabriel Castll


Señor, ¡Señor! Apiadate de mí, la oscuridad ha cegado mis ojos, mis oídos son prestos al insulto, mi alma hace estremecer de frío el cuerpo, mis pasos se han hecho pesados y mi presencia molesta, hasta a mi hermano.

Fuiste otro hombre ayer, el orgullo era tu personalidad, arrogancia tu saludo. Ahora no brilla la estrella de la fortuna sobre tu cabeza, eres pues, inmundicia como tú mismo llamabas a los que eran pobres. ¿A que vienes ahora a mí?, si cuando estabas en tus días de gloria no te acordabas de aquel te dio la vida, menos te acordabas de aquel que la otorgó al ser humano. Sufrid pues aquello que por tus propios actos te has granjeado y pedid perdón no a mí, no a aquellos que has lastimado, ¡sino a tí mismo!, que es tu alma la única que sufre por tus errores.

¡Pero señor!, cuando era rico fui bueno con la iglesia, regalé dinero para su manutención, ¡di a los pobres! Ya que los pobres son ayudados por la iglesia y a ella, ayudé yo. ¿Creo merecer un poco de misericordia por mis actos nobles para con la iglesia?, quitad pues un poco de carga de este pesado fardo que fatiga, aun teniendolo posado sobre el suelo.

No mereces misericordia, si nunca a un pobre ayudaste, ¡diste a los ricos!, a esos si que ayudaste pero la iglesia nada tiene que ver conmigo, ¡la iglesia es un invento del diablo! Y a ella debes uno de tus tantos pecados. Marchaos pues con el fardo en los lomos, ir por el mundo predicando con el ejemplo, que a tu paso reirá el tonto y cual incauto despojará del animal de carga, su fardo. Ese dolor que otros te profieran, ese será tu salvedad; por el error de otros alcanzaras el cielo y por propios, te inclinaras ante aquellos que aun siendo pecadores al igual que tu, sufren por no ser nada.

Padre acepto mis errores, vagar por el mundo será mi castigo y la burla seré por propia culpa. Pero permiteme ir y da aviso a los de mi familia, no deseo que sufran lo que yo.

¡Para eso están los profetas!, caminad y avanzad pronto, que debes dejar tu nombre escrito para la posteridad; porque otros que sufran lo que sufriste, irán tras el animal recogiendo sus consejos, ¡cual diablo sufrirás!, pero por cada alma que saques del gehena ardiente, se te recompensará aliviandote del dolor que sientes, por haber pecado.

Estaba muerto, mes has devuelto la vida, ya apestaba por la pus que brotaba de ms heridas, ahora he sido limpiado, ya no huelo mal, mis ojos brillan de nuevo, mi alma ya no tiene mas frío... ¡Padre!, ahora comprendo que es mejor decir ¡Levante y anda!, que sanar las culpas... así el enfermo ya no vuelve a tirarse al fango, a sabiendas que es mucho castigo, el abandonar el buen sendero y que solo de él depende, salir del...

Del cielo una melodia se escuchaban era música de la radio, de Radio Ranchito, con aquel hermoso tema del “Buey de la Barranca” que ni con ayuda lograba salir, hasta que dicho buey se puso en marcha y salió de su problema, por propio paso.










[/size]
0
0
0
0No comments yet