Check the new version here

Popular channels

Cómo una luz dramática condiciona lo que vemos

'Perception Is Reality', una serie del fotógrafo australiano Sebastian Petrovski, ahonda —al estilo de Aldous Huxley— en lo que significa la percepción con un ejercicio interesante: crear retratos bajo condiciones de luz distintas.


La luz es la base de la fotografía, y condiciona la forma en que vemos la realidad. Tomando la serie del fotógrafo australiano , nos tomamos un momento para debatir acerca del uso de la luz y de cómo ésta condiciona el resultado final de la obra, ya sea fotográfica o cinematográfica.



La serie de Petrovsky pretende ahondar en las percepciones que genera la luz, especialmente cuando la cambiamos hacia una luz dramática que nos dá un punto de vista completamente diferente de la persona a la que estamos fotografiando. "Percibo y asumo que puedo distinguir entre la verdadera percepción y la falsa percepción. Sin embargo, si no puedo probar sin duda que lo que percibo es real, ¿cómo es posible demostrar si lo estoy percibiendo todo?", dice Sebastian. 'Perception Is Reality' es un ejercicio de manipulación de la luz como manipulación de la verdad que vemos.



Estos conceptos son usados en cinematografía; por poner un ejemplo, Gordon Willis en 'The Godfather', empleó una luz cenital que oscurecían los ojos de Don Vito Corleone para hacerle parecer duro, despiadado y sin escrúpulos. La vista es el sentido que más información recibe de todo el cuerpo, y es por él por el que somos capaces aunque no nos demos cuenta de captar sutiles diferencias en la personalidad de un personaje en una película. No es algo que pueda emplearse en la vida real, claro está, pero este ejercicio es la muestra de que la forma en la que se nos muestran las cosas condiciona absolutamente la percepción que tenemos sobre ello.



"Cogito ergo sum. Lo primero y lo que creo que soy, es el único elemento del conocimiento. Percibir es captar la realidad en la que estamos atrapados. ¿O soy libre?", concluye Sebastian en su Behance, ahondando en la propiedad de la percepción cambiante. ¿Si una persona drogada con LSD es capaz de alucinar, sigue siendo realidad sus percepciones porque se sienten como tal?. Como diría William Blake: "Si las puertas de la percepción se purificasen, todo aparecería ante el hombre tal y como es: infinito".



Pueden ver más de Sebastian Petrovsky en o su página web.
0
0
0
0
0No comments yet