Arte

Confesiones. (Poemas propios)

Basta de cumpleaños.

No quiero
envejecer,
no quiero
que envejezcan
los cuerpos
jóvenes hermosos.
Amor corpóreo,
vivo
seducido
por los cálidos y
con olor a mujer.
Por las tetas
colgando
con sutileza.
Sobrias y puras,
de pezones grandes,
finos o puntiagudos,
lo mismo me dan.
Muchos culos van,
caminando
como si nada,
me enredo para verlos
marean mi andar
y he
perdido
el control.
Seré un pobre
viejo verde
y no podré
evitarlo.
No quiero
envejecer.
No más.




Revelación.

Hoy
me di cuenta
que nunca
encontrare una pasión,
que el amor eterno
es un desatino
y que lo único
real
soy yo.
Que en
nada
puedo creer
y encima
estoy condenado
a ser versátil.
Que pena
me da
saberlo.




Las que no se dejan querer.

Y si, siempre
vuelvo a lo mismo.
Estas mujeres me
van dejando
sin aire.
Pero bien me
entrego
a ellas!
Las que se
dejan querer
no son mis
favoritas,
pero si las mas
habituales.
De repente,
aparece una de
estas.
Que no se
deja querer.
Que no podes
dejar
de acariciar
cuando esta en tu
cama.
Que siempre
te invita
a pensar
que no la
mereces.
Y que no sabes
cuando puede
dejarte,
y una vez que lo hace
no la vas a
olvidar.
Y si, cada vez
que la veas
vas a
estar mas
loco.
Y si trata de
evitarte,
mas profundo
va a caer.
Por que no
me gustan
las que se
dejan querer.
Mierda.