Canales populares

Crónicas Elementales Ojos Carmesí

– Es eso mismo por lo que estamos sufriendo todos estos pesares –expresó con ternura y paso su mano por el suave y lacio cabello de la chica–. Pero las personas como tú, son las que impedirán que nuestro reino caiga en sus manos.
– Más bien dicho, las personas como tú, Gael.
– No mi Yami, aquí la diferencia la harán ustedes, no sé, pero siento que tienen el mismo poder que nosotros.
– No digas tonterías, apenas y puedo levantar una pequeña piedra, ¿cómo podría derrotar a uno de esos demonios?
– El poder no sólo está en la fuerza –le sonrió con ese gesto que denotaba confianza y seguridad, ese semblante lleno de serenidad que hacía que creyeran en sus palabras, aunque estas carecieran de lógica.
Yamileth tomó un brazo de Gael y lo paso alrededor de su cuerpo, se recostó en él y admiró el paisaje.
– Sólo puedo confiar en que tú lo lograrás –susurró sin dejar de contemplar el horizonte–. Es en lo único que creo.
Gael no mostró expresión alguna, sólo se mantuvo mirando en la misma dirección que lo hacía la chica. La noche se fue apoderando de los dos, una noche hermosa, en donde incluso las palabras salían sobrando, en donde el silencio era tan acogedor como una lluvia en verano. El frío de Teotihuacán no era un problema, y todo gracias al calor que emanaba el cuerpo de Gael. Ambos chicos permanecieron juntos. Yamileth, sin dejar de abrazarlo, empezó a cerrar los ojos por causa del sueño, y Gael la acompañó en ese viaje donde su subconsciente era el dueño de sus acciones.



https://www.facebook.com/pages/Cr%C3%B3nicas-Elementales-Ojos-Carmes%C3%AD/474338779342002
0
0
0
0No hay comentarios