Popular channels

Cuento N° 1

Ayer estuve sentado en la punta del infinito. Suspendido de su roca creí ser el rey de la creación.
Ayer estuve sentado en la punta del infinito, donde las nubes te envuelven confiándote un secreto. ¿Sabes cual es? La sensación de ser algo muy pequeño, que caes de cabeza por un túnel vertical y muy estrecho, viendo siempre el fin del mismo, que nunca llega. Aun cuando tu velocidad sea enorme.

La nube se hizo lluvia. Esa primera lluvia que no moja.
La vi viajando hacia la tierra cada una con su caja. Marinero, ¿buena o mala?
Vi también el faisán dorado contando sus plumas y persiguiendo al cuervo que se llevaba una. "Poe, para ti", gritaba el cuervo. Y se fueron.
- Señor -le pregunté a alguien que estaba sentado en la otra punta del infinito- : ¿porque los gatos no tienen plumas?
-Porque si tuvieran plumas no podrían caza a los pájaros- me respondió.
Seguí sentado en la punta del infinito. Luego miré hacia arriba y vi que las puntas del infinito eran infinitas. Y en cada una de ellas estaba sentado un hombre.

0
0
0
0No comments yet