Popular channels

Cuentos Argentinos y Antenudos 18



52- Emperador en camiseta
“-Toda palabra es peligrosa cuando es pronunciada por alguien que tiene un pensamiento oscuro, abyecto, innoble, sórdido, malvado…
- Bueno, bueno… Ya entendimos la idea, no hace falta el agregado infinito de adjetivos inútiles.
-Es que… soy novelista; Y es un recurso muy…
-Ah, entonces siga que tiene que llenar unas cuantas hojas con esto.”
(del libro “Nunca una reticencia”, de Rosí Lerreticens)

-Como le contaba, la ciudad Corsario es hermosa… Pero, lo que no me gustó fueron esos bosques estúpidos.
-Tupidos querrá decir, millonario amigo. ¿No es cierto?
-No, estúpidos. Mire como me dejaron el auto esos árboles de porquería. Yo tenía luz a favor.
-¡Ah, nooo! ¡Estos árboles, ya no le ceden el paso ni a los turistas acaudalados!
Son una vergüenza para la patria, habría que cortarlos a todos y hacerlos escarbadientes para exportación. Le pido disculpas… en mi nombre y en el de todos los cipayos que conozco.
-Se las acepto, habitante inferior de las posesiones de ultramar.

53 - La Secretaría de Entretenimiento de la Muchachada
“El juicio por desfalco, estaba bastante caldeado. Pero en un periquete, entró un vientito lleno de tierra por la ventana y los ensució a todos. Entonces, olvidando sus diferencias temporales, acordaron hacer un intermedio y así, las partes pudieron ir a lavarse.”
(del libro “Ordenando las Partes”, de Rosí Lejardén Denfant)

En la adversativa del sinónimo, residía su fuerza y su bravura. Era el mejor locutor de la radio y por un recorte de gastos lo rajaron a la miércoles. Ahí, empezó a pergeñar ideas televisivas revolucionarias. Presentó un programa que llamó “Viaje en Tren con Tu Hermanita” y consiguió tanto éxito que lo llamaron de la Secretaría de Cultura. Su programa era masivo y fácil de entender… era masivo. Y la Secretaría de Cultura, que está para fomentar aquello que ya tiene lugar en el mercado, le dio un canal entero para él solo.
Llenó toda la programación con su único programa, pero con variaciones.
“Viaje en Tren con Tu Hermanita”, era eso. Un viaje en tren, acompañado por una linda hermanita. Y una cámara que filmaba todo lo que se podía ver por la ventanilla (o a veces, lo que se podía ver por el ventanuco si el cameraman concurría a los retretes andantes). Un programa podía llamarse “Flores-Ramos Mejía” y otro programa (desde la ventanilla contraria, para variar) podía ser “Ramos Mejía-Flores”.
Cuando lo espectadores se cansaron de espectar estos viajes, sumó otros recorridos a la idea inicial y otros medios de transporte (menos el avión). El programa “Viaje en Mionca con Tu Hermanita”, pasó a ser uno de los más espectados. Se daba en vivo y en directo, y empezaba a las 3 de la mañana. Concluyendo al vaciarse el tanque de gasolina del Camión. No se veía mucho… pasto oscuro, plantaciones oscuras, la luna, las estrellas, los ojos de algún rumiante, un tren que a veces filmaba al camión porque eran del mismo canal, se veía poco.
Eso sí, el programa por televisión se veía mucho. Pero, dejó de ser auspiciado por la Secretaría de Cultura cuando se convirtió en algo peligroso para las masas. Como casi no se veía ni escuchaba nada, la tele audiencia empezó a sentarse frente al televisor pero para ejercer el pensamiento crítico. El televisor, fue una compañía en la búsqueda intelectual… porque dejaba accionar libremente al espectador al ofrecer sólo imágenes sin sentido argumental.
En realidad, este tipo de programas fue el resultado de años de programas con argumentos débiles y sin sentido. “Viaje en Tren con Tu Hermanita”, fue el moño del paquete y la mortaja de esa industria en decadencia.

54- Las neblinas del tango
“Me imagino… que entre pianistas no nos vamos a pisar la sordina, muchachos.”
(del libro “El Pedal del Medio”, de Rosí Lesordín)

Desde el punto de vista formal (ante todo, buenas tardes), el tango tenía en sus principios la base rítmica de la habanera y gozaba de la ausencia de cualquier tipo de letra. Además, era ejecutado por pequeñas formaciones instrumentales.
Entonces, cuando aparecieron los letristas y las grandes orquestas… ¿Terminaron estos con la esencia del tango y dieron comienzo a un nuevo género?
-No señor, porque se mantuvieron las estructuras rítmicas, el ámbito de las melodías, su vínculo con la Música de Cámara y esos aires de melancolía sempiterna y abismal. Es cierto que los límites son nebulosos como osos babosos, pero no tanto como para no saber a qué género pertenecen esos límites. El límite de un tango, es un tango. Y si la pelota de la música tanguera pasa el límite por completo, recién ahí se convierte en vals, paso doble o cumbiamba.

Bueno, en lo de “abismal” me parece que se le escapó un poco de poesía. Pero, está bien su argumentación técnica; La tomo como válida.
Ahora, cuando Piazzolla difundió su obra influida por el Jazz y la Música Académica… ¿Ahí sí, se perdió la esencia del Tango?
-En ese caso, quizá no importe tanto si toda la música de Piazzolla puede encuadrarse en el género Tanguero. Porque se trata de un compositor de estilo muy personal y de un refinamiento exquisito. Piazzolla, engrandece a La Patria. Sus composiciones magistrales son una forma de decir que Las Malvinas son argentinas y que es posible una América libre. Mire estas partituras, amigo. ¿Y, todavía sigue interesado en clasificarlo? Por el bien de la Nación, digamos que es tango.

Está en lo cierto... El arte excelso, es la mejor acción política para conseguir la liberación de los pueblos. Y no es necesario que verifiquemos a qué género pertenecen las composiciones de Piazzolla. Incluso, decir que pertenecen al Tango es un orgullo para mí que soy devoto de la milonga ciudadana. Pero, déjeme que le haga otra preguntita. Esta, es más fácil:
¿Qué me dice del Tango Electrónico?
-Esta, sí que es fácil. Podríamos decir que se trata de una invención que utiliza material del Tango. Pero no mantiene la rítmica, ni la exigencia vocal, y mucho menos la poética. Es un producto a base de tango, pero ajeno a él. Igualmente, estamos en democracia y yo soy partidario (lo digo sin tomar partido) de que cada uno decida en qué género ubicar sus composiciones. ¿Qué más podría decirle?
Le vuelvo a dar la razón, amigo lector. Sin ir más lejos, yo conozco a la famosa mezzo-soprano Rosí Le Corsar y ella compone valsecitos criollos y los registra como milongas tangueadas. Es así la cosa… ¡Cada uno, es dueño y señorita (en este caso) de rotular sus creaciones artísticas!
Auspició: Academias de chamuyo “El Lunfardo Pluscuamperfecto”.
Para ser reo… pero al más alto nivel lingüístico.


link: https://www.youtube.com/watch?v=r8X9P4hPMRM

+2
1
0
1Comment
Kazy-godsaker

🔟 😊 👍

+1
Cuicesito
+1