Check the new version here

Popular channels

Cuentos cósmico antenudo 19



Monumento a tu hermana
“Desde los 15 años, cuando leyó la guía del estudiante, ella sabía que carrera seguir; La Carrera de Loca.”
(del libro “La Guía Incompleta”, de Rosí Lemater Faltant)

-¡Por fin pude ganar el Primer Premio de Composición! ¡El Rosí Lecorsar al mejor valsecito! Y… ¿qué me gané? Disculpe la curiosidad, señor De Cultura.
-Se ha ganado… unos magníficos funerales. Con todos los honores y un ejército de 15.000 plañideras. Con carros negros, caballos blancos de ojos celestes y muchas cositas más… ¿Está contento?
-Sí, muy feliz. ¡Ay, snif, snif! Y… ¿si quisiera usufructuar el Premio ahora, cómo…?
-Pero faltaba más… ¡Preparen, apunten…!
-No, deje, deje. Yo decía si me podían dar el equivalente en moneda nacional.
-¿Pero por qué? Es un Premio muy bonito. Además, es al portador. Usted, puede regalárselo a algún cumpleañero o a alguna hermosa niña.
-Ah, yo conozco una hipocampita muy linda que cumple el 4 de Enero. ¿Cree que le gustará recibir mi regalo?
-Si a mí me regalaran un funeral de este tipo, con bóveda y un monumento de mármol de Carrara incluido, estaría muy feliz. ¡No sabe las ganas de morirme que tendría!
-¡Pero, che! Si me hubiera dicho lo de la bóveda y el monumento ni lo dudaba. Ya mismo le firmo los papelitos negros.
-Tome, buen compositor. Este cajoncito hace las veces de comprobante.
-¡Que lindo ataúd, señor De Cultura! ¡Y hasta entra en el bolsillo!
-Si lo regala… va a quedar como un duque.

La tapita de los sesos
“Artículo 1: El usuario, tiene derecho a elegir que empresa monopólica habrá de explotarlo.”
(del libro “El Usuario Dinamita”, de Rosí Lexplot Cautiv)

-Mire, la cosa es así: A mayor inteligencia y preparación académico-erudita… menor fe. Sin ir más lejos, yo soy ingeniero atómico, muy atómico, y no creo en nada. ¡Aprenda de mí que ya estoy jubilado, Pancracio! Se va a sentir mejor.
-¿Usted dice que estudiando empiezo a descreer? Y… ¿no me podría dar otro ejemplo, además del suyo?
-Bueno, aparte de mí que soy muy inteligentudo, también podría nombrarle al Bicho Antenudo. Ese, no creía en nada de nada.
-Pero… Me contaron que, en un pintoresco ataque de locura, se voló la tapita de los sesos. No andaba muy…
-Sí, pero lo hizo una vez sola. ¡Un mal día lo tiene cualquier criaturita de Dios, Pancra!
-Si usted lo dice…

Escrúpulo mortuorio
“Tu recuerdo es como un rayo
Que me quema el corazón…
Un rayo terrible, triste y mortal.”
(del libro “Ay, no le Puedo Escribir Más a…”, de Rosí Fulminant Ducuís)

-¡Por fin, voy a estar tranquilo! Ya no tendré que sufrir por ninguna yegüita violenta, ni por la ciática y… Voy a poder dormir a lo pavote, en una oscuridad perfecta. Basta de ver a mi familia, terribles sátrapas hijos de unas 12.500… ¡Uy, esto está muy iluminado! ¡Y esos son mis…!
-Visto y considerando que el muerto hace uso de la palabra… daremos por finalizado el simpático entierro.
-¡Sí, terminen de taparlo!
-No, quise decir que se suspende. Dolina, ha dicho bastante sobre los problemas jurídicos de la resurrección. Y yo, como buen abogado que soy, ya cobre por mis servicios…
-Y nosotros, como buenos herederos holgazanes y compadritos, ya nos gastamos lo que nos tocaba en drogas e hipocampitas de fino talle, doctor.
-Por eso les decía, ya perdió todos los derechos; Especialmente los patrimoniales. Así que… no hace falta enterrarlo.
-¿Me dejan que les diga una…?
-¡Callesé, muertito semoviente! ¿No escuchó mi dictamen salomónico?
-Disculpe, señor abogado.



link: https://www.youtube.com/watch?v=KoXepM3U88I
+1
0
0
7
0No comments yet