Arte

Custodia de lo sagrado (Poema)

A nosotros los poetas
nos toca interpretar lo oculto;
y por ello sagrado;
nos toca avistar el ánima encendida
de los seres que pululan
sin mostrarse.

Señalamos y decimos lo que emana
de los cándidos colores de este mundo;
quizá por intuiciones que parezcan profecías,
adelantamos siempre nuestro paso.

Más todo lleva en sí,
la lágrima y la risa,
y nos fue dado amar dando caricias,
aunque nadie comprenda nuestros gestos;
mientras la herida abre su presencia en las cabezas
que asaltan al poema en madrugadas.