Popular channels

De corrido (Escrito Propio)

Fuente http://fedebook.blogspot.com

De Corrido

Y si esa década fueron años, y esos años meses, y esos meses unas vacaciones o un día, pero un día nocturno que dura media noche, que se traduce en un momento solos, desnudos, desnudándonos a beso a beso, pero en besos que se los puede llamar caricias, y caricias que tienen forma de abrazos que parecen casuales roces de piel cuando chocan dos penetrantes miradas, miradas que nos hacen creer que nos conocíamos de toda la vida, miradas que nos inventaban el juego en que nosotros dos estábamos hechos el uno para otro, miradas que aparentan ser un simple cruce de ojos, de unos ojos que ni siquiera se miraron ni se cruzaron, ni se vieron, porque estaban anonadados por la belleza de tu celestial voz, aquella voz que lleno la sala de dulzura y ternura, haciéndome creer que eras un ángel, pero lamentablemente los ángeles viven lejos y por eso esos abrazos que se parecían besos que nunca se realizaron ni nunca se cruzaron, nunca se miramos, nunca se tocaron, ni nunca se enamoramos. Pero afortunadamente no me impidió poder hablar con vos, ya que el tiempo me regalo tu teléfono, y hablamos por días que se camuflaron en horas que sumándolas hacen el tiempo tiempo, tiempo que se podría resumir en muchos minutos o en una simple llamada telefónica, pero justo, esa llamada, nunca recibiste pero si contestaste, ya que tu contestador contestó, contestador que ni siquiera era contestador sino un simple fax que recibía llamados, aunque el fax se parecía mucho a un bolígrafo y a una hoja de arte, bolígrafo que se creía lápiz, y Arte porque te pertenecía a vos, igualmente no era mas que simples líneas, que simulaban ser hojas cuadriculada, que ni siquiera tenia cuadrados ni renglones.
A veces hay segundos en la vida que pueden durar una eternidad, que hacen el tiempo tiempo, que a su vez el tiempo lo envidia por ser tan largo.

Por suerte la lapicera no tenia tinta, y la nota no se pudo escribir, dándome una nueva escusa para hablar con vos. Me armé de coraje, y volví a llamar.
Continuara…


By Federico Buciak
0
0
0
0No comments yet