Check the new version here

Popular channels

De la vida y la muerte. Poema

I

Déjame volar entre tus manos,
seré imperceptible como un alma
tan llena de delirios,
que ni ella misma se acordara
de su propósito.

Flotare sobre el inmenso viento
siguiendo a los pájaros, las temporadas
conoceré la felicidad, la tristeza
la propia ruina de todos
pintándola como un feliz pasaje
de este sinsentido
lleno de luces y colores
destellos,
amores.

Un alboroto de valores
condenan al caos de mi corazón
tumultuoso,
frágil,
disparando hacia cualquier parte
vestigios de cualquier muerte,
lleno de hastío
y juventud
esperando la lluvia de dios
lejos de mi razón,
en cualquier cementerio.

Sus gotas nunca me frenaran
en este viaje
su tierra me sera liviana
cuando intente escapar
del subsuelo,
ya nada importara
cuando me haga otoño
y arranque las flores.

II

Si sigues sonriendo bajo la tierra
acuérdate de mi, acuérdate lo que te decía
si sigues viendo junto a los gusanos
mírame a cada rato, mira mi ebriedad
que nunca mas tendrás, en tu infinita vida
exceso de moral dirigiéndote
apagando tu creatividad
desea ser terrenal por siempre
no seas necia
embriagate en sueños
cuando puedas
porque nunca mas volverás
ya no estarás
en ningún lado, solitaria.
Mis memorias te anularan los sentidos
en cada palabra que digo
asumiendo mi razón
divina.

III

Olvida la vida
tu muerte no existe
seras solo una lluvia
opacada por el sol
y salpicada de sangre
tu tiempo cabe en un reloj
de arena o agujas
tu vida se ha ido
a ningún lado
para no volver jamas.

IV

Libre de cuerpo
volar
desaparecer
olvidar,
y recordar al sol
difuminándose en la inmensidad
mas allá de las nubes, casi perdidas
como olas de humo desapareciendo en el cielo
envolviéndose entre ellas
junto con el amor y la suerte
camino a la transparencia
a un presente fantasma,
de espesas temperas oscuras
lejos de tu tibia y blanca piel,
en lo mas profundo del planeta
entre almas muertas,
que nunca fueron.

V

La vida existe en sueños
y en vinos para olvidar la hora
para estar contigo
para no extrañarte ahora,
romperemos los días
que le quedan a dios.
0
0
0
0No comments yet