Check the new version here

Popular channels

¿De que hablamos cuando hablamos de arte?

¿De que hablamos cuando hablamos arte?

Decidí hacer este post para poder dar algunas nociones básicas acerca del arte. Muchas veces vemos en algún post que muestra obras algunos comentarios bastante errados. No es que la opinión de los usuarios no valga, pero hay que tomar en cuenta que para hablar de arte hay que conocer algunos de sus conceptos.

¿Qué es el arte?
Yo sé que muchos dirán “no se puede definir el arte”, lo cual es falso. Lo que en realidad no se puede es delimitar el arte. Pero si se puede tener una definición vaga de que es, para eso primero tenemos que definir que no es.

El arte es proceso. El arte no es un objeto, un objeto es una obra de arte. El arte es el proceso que nos lleva a generar esa obra. Es también un proceso humano, exclusivo de nuestra especie. En ese tema no nos vamos a meter porque es largo de explicar. Pero lo pueden comprobar en los libros que hay sobre el tema.

El arte no es diseño. Para entender que es arte es necesario definir que es diseño, esto es porque el arte es lo contrario al diseño. El diseño es el proceso que lleva a crear un objeto funcional, su razón de ser es la funcionabilidad. Por ejemplo crear algo que venda, que divierta, que comunique. El arte por su parte es de carácter expresivo. Busca la expresión por encima de la funcionabilidad. El arte responde al autor y no al usuario final.

¿Cuál es el límite entre arte y el diseño?
Hay obras que se hacen para vender, eso es cierto. Porque hay artistas que viven de su arte. Lo que permite que siga siendo arte es que en esas obras prima la expresión del artista, donde el artista no se traiciona ni sigue al mercado. En el momento que el artista empieza a buscar permanecer en el mercado a expensas de su obra pasa a ser diseño.

¿El diseño es arte?
Definitivamente no. El diseño es diseño. Pero el diseño puede contener en su proceso una cara artística. A esta respuesta del arte al servicio del diseño se le llama “arte aplicada”. En algún momento habrán escuchado de la eterna dicotomía entre las “bellas artes” y las “artes aplicadas”. Bueno, este es el modo más simple de entenderlo.
Nota: No se gasten en buscar la definición de diseño gráfico de la rae, está mal. Si en todo caso quieren puedo dejar alguna de libro de diseño gráfico.

¿De que hablamos cuando hablamos arte?

¿Los videojuegos son arte?
No, por lo que dijimos antes, el arte es un proceso y no un producto. En todo caso lo correcto sería preguntarse ¿Son los videojuegos obras de arte?

¿Son los videojuegos obras de arte?
No, son en realidad productos que pueden contener en su interior arte aplicada. Por ejemplo cuando nos referimos a la música, la historia o los gráficos. Pero los videojuegos son diseñados. Están preparados para cumplir con un cometido muy bien limitado. A la vez los artistas que trabajaron en ellos no lo hicieron con total libertad, tuvieron que responder al funcionamiento de ese diseño, es por eso que solo conservan del arte su faceta estética.

¿Qué es eso de la faceta estética?
El arte es comunicación, y por lo tanto, como todo mensaje, está compuesto por dos partes. La primera es la denotativa (o sintáctica) y la segunda es la connotativa (o semántica). La primera es lo que captamos con nuestros sentidos de la obra. En el caso del arte visual eso se llama estética, por ejemplo colores, trazos y formas. Lo que interpretamos constituye el carácter connotativo de la obra. Lo cual es variable. En el arte aplicado prima lo denotativo, en las bellas artes lo connotativo.

¿De que hablamos cuando hablamos arte?

¿Qué es mejor el arte hiperrealista o la abstracción?
Lo primero que debemos hacer es definir que es la abstracción. La abstracción es un proceso por el cual el artista transfiere su idea a la obra. Esto afecta la apreciación directa del objeto. Osea que mientras mayor sea la abstracción menor será la iconicidad (que es el grado de parecido entre el objeto y su representación, lo que a fines prácticos podríamos definir vagamente como grado de realismo).

Las obras de arte hiperrealistas son obras que buscan el mayor grado de iconicidad, poseen muy poca abstracción, su fuerte está en un despliegue técnico. Mientras mayor es la técnica del artista mayor es la calidad de la obra.

Pero como la técnica es el medio para llevar a cabo la obra, el corazón de la obra en realidad está en la connotación y esta se fortalece en la abstracción. Mientras el objeto se va perdiendo en la abstracción, mayor es el poder connotativo. Hasta que pasado cierto límite el objeto se pierde por completo y a esto se le llama “arte abstracto”.

En definitiva ninguno de los dos es mejor o peor. Pero admitamos algo, una obra de hiperrealismo requiere de una buena técnica, una persona con mala técnica no podría llegar a ese punto. Por otro lado dicha persona podría llegar a la abstracción total haciendo un par de manchas sobre un lienzo y luego inventándose una historia al respecto que fundamente esa obra.

El mejor arte, en todo caso es el que está justo en el medio de ambos extremos. Que no llega a ser incomprensible, sino que expresa claramente una idea, pero que no sacrifica el poder expresivo a cambio de un despliegue técnico más llamativo. Un claro ejemplo de esto es el expresionismo.

¿De que hablamos cuando hablamos arte?

Obviamente a quien no sepa de arte le va a ser más fácil apreciar un mayor grado de iconicidad (realismo) que un buen proceso de abstracción. Pero seguro ese no es tu caso, si llegaste hasta este punto aprendiste muchas cosas sobre el arte que te van a permitir al menos opinar con un poco de propiedad.

0
0
0
0
0No comments yet