Popular channels

Decisiones difíciles... 1 (escrito propio)


hola amigos ahora traigo mi primer escrito espero que les guste y me gustaria que den sus opiniones gracias.

Este es un libro que he empezado a escrivir aun no esta completo ni mucho menos espero que lo disfruten.

Decisiones difíciles...
La historia de un hermano.


Autor: Mateusz Piotr Gerc.





Capitulo 1: El problema.


Rrrrring! Rrrring!

-Dime.
-¿Qué has hecho? Te dije que no te metieras en líos, ¿ahora qué piensas hacer?
-Pues no lo sé... ¡¡Puff!! Tengo un poco de miedo, no sé que hacer...
¿Que inventamos?
-Mira, podrías venir a pasar unos días en mi casa, ahora yo vivo tranquilo y así por fin conoces a tu cuñada.
-Podría conseguir un poco de pasta para ir.
-Por eso no te preucupes, yo te compro el billete.
-¿Para cuándo me lo comprarías?
-Para mañana mismo, será mejor que te vayas lo antes posible de ahí para que se tranquilizen las cosas.
-Vale, hazme un favor, llama a mi amigo Juan para que venga a buscarme, así paso la noche en su casa y estoy mas tranquilo.
-Vale ahora le llamo, espera dos minutos.

¿Ahora que hago? -pensé asustado- Me había metido en un lío y no sabia que hacer, otra vez irme, dejar atrás mi familia, a mis amigos, era una decisión difícil....

Rrrrring! Rrrring!
-¿Ya has hablado con Juan? (Dije con tono preucupante).
-Si, me ha dicho que en quince minutos te viene a buscar.
-Gracias!
-De nada, luego te llamo para confirmar lo del billete.
-Vale, entonces luego hablamos, adios.
-Hasta luego.

Despues de unos largos diez minutos de espera por fin ví aparecer el coche de Juan.
-¿Qué pasa tío? ¿cómo estás?
-Pues aquí estamos, me ha dicho tu hermano que tienes problemas.
-Pues si.
-Patrick, dime que ha pasado.


Pues mira ayer estaba con mi hermano Roman -¿el qué me acaba de llamar? ''Preguntó Juan” -No, ese era mi hermano Shasha- Bueno, a lo que iba pues ayer estando con mi hermano Roman, unos tipos nos pararon creo que eran de Europa del este – ¿Tus paisanos?- ''Interrumpió Juan” -No- ''Contesté” - bueno afirmaban con amenazas que mi hermano les debía dinero y se había pasado del plazo y que se iban a cobrar intereses, pedían más de lo que mi hermano debía y como te puedes imaginar a mi hermano eso no le hizo nada de gracia, estabamos en una acalorada discursión para ver si podíamos llegar a un acuerdo, pero ellos no querían entrar en razón y querían su dinero en ese mismo instante, yo en esos momentos estaba asustado e intentaba convencer a mi hermano para que pagara su deuda para que no tuvieramos problemas, porque no eran muy amigables que digamos, pues mi hermano se puso cabezota y les dijo que no les pagaría ni un duro, entonces uno de los chicos se puso muy nervioso y se puso a amenazarnos, en ese momento pensé que nos tendríamos que pelear pero por suerte había policías cerca y no se atrevieron hacer nada, pero los chicos le dijeron a mi hermano que se iba a cagar que con ellos no se juega y que ya sabían donde yo vivía y que en unos días vendrían a buscarle y si hacía falta sería mediante mi persona. Pues yo en ese momento cogí mucho miedo y no sabía que hacer – ¡qué marrón colega!- ''Dijo Juan” ya ves pero después de un rato mi hermano llamó a Shasha para ver si nos podía ayudar con este problema, Shasha le dijo que ya es mayorcito para esas cosas y si debía dinero pues que pagara, pero sólo lo que había prestado nada de intereses y tonterías de ellos, al despedirme de mi hermano Roman me fuí para mi casa estaba asustado porque pensaba que estarían en los alrededores pero no fué así y después de unas horas me llamó mi hermano Shasha, momentos antes de llamarte a ti para que me vinieras a buscar.


-¿Ahora qué quieres hacer?
–Vamos a casa de Carlos y así hacemos tiempo hasta que me llame Shasha.
–¿Y qué dice Shasha que hagas?
–Me ha dicho que lo mejor es que me vaya un tiempo a su casa para que todo se ponga mas tranquilo.
–¿Estás seguro de irte?
–Aún no lo sé, estoy muy indeciso, pero creo que será lo mejor, ya veremos.
–Como quieras, pero creo que no hace falta que te vayas.
–Ya veremos, vámonos a casa de Carlos ya veré lo que dice Shasha y tomaré una decisión.


Juan arrancó el coche y puso dirección a casa de Carlos, sinceramente era una noche despejada y daba mucho que pensar y tenía tiempo de sobra hasta llegar a casa de Carlos, muchas cosas me rondaban la cabeza, la duda principal era si irme o no, justamente en estos momento mis padres estaban de vacaciones y no sabían nada de ésta situación y yo aún vivía con ellos, pensaba como se tomarían si regresaran y no me vieran en casa sin saber lo que había pasado y tampoco yo tenía muchas ganas de que supieran este problema, ya soy mayorcito para arreglar y tomar mis propias decisiones, y la otra opción era abandonar todo lo que tenía aquí, ya no era la primera vez que me iba por problemas pero los problemas no se arreglan dejándolos atrás, pero esta vez no era culpa mía sino que estaba en el lugar y momento menos indicados, pero yo sabía que esos chicos no bromeaban. Esperaba que esta situación se arreglara lo antes posible, tras un rato de viaje llegamos a casa de Carlos.

-¿Qué pasa Carlos? ''Preguntó Juan''
-Buenas. ''Dije''
-¿Cómo va todo? ''Preguntó Carlos''
-Un poco jodido.
-¿Qué ha pasado? ''Dijo Carlos''
-Que el hermano de Patrick le ha metido en un problema. ''Dijo Juan''
-Cuéntame Patrick .''Dijo Carlos''
-Pues nada, que mi hermano Roman les debía dinero a unos tíos y no son precisamente niños y quieren recuperar el dinero, pero el tonto de mi hermano se puso gallito y no les quiere pagar y de ahí todo este problema. ¡Ahhh! ¿te sabe mal si me quedo ha dormir hoy en tu casa? ''Pregunté''
-Claro, no hay ningún problema.''Contestó Carlos''
-¡Gracias! ''Dije''
-¿Queréis tomar algo? ''nos ofreció Juan''
-Un whyski-cola. ''Afirmé''
-Lo mismo que Patrick, ¿Qué piensas hacer? ''Preguntó Carlos''
-Seguramente me iré mañana a casa de mi hermano Shasha, estoy esperando a que me llame para decirme cosas. ''Dije''
-No te preocupes Patrick, seguro que todo se arregla. ''Dijo Carlos intentando animarme''
-Eso espero, venga bebamos un poco, quiero relajarme un poco y olvidar este problema aunque sea por un rato. ''Dije''


Esperando la llamada de mi hermano..... pues hacía tiempo, ya estaba con mis amigos bebiendo unas copas echando unas risas lo normal que se hace con los amigos, pero en el fondo estaba un poco triste, ya que si me marchaba no pasaría más ratos con mis amigos. Era una decisión difícil pero tenía que tener en cuenta en esos momentos lo que sería mejor para mi.


Rrrrring! Rrrring!

-¿Qué pasa Shasha?
-Pues mira Patrick, tienes que tomar una decisión, ya hemos mirado el billete pero te tienes que decidir vienes o no.
-¡No lo se!
-A ver decídete, no voy a perder dinero comprándote el billete y luego que me digas que no vienes.
-¿Tú que crees que debería hacer?
-Pues venir. Porque en tu situación no tienes mucho para elegir y no pierdes nada, cuando quieras podrás volver.
-Está bien, cómprame el billete, probaré suerte viviendo en tu casa.
-Venga, ahora compro el billete y te llamo.
-Ok.
-Bueno, ¿y al final qué? ''Preguntó Juan''
-Pues ahora me compran el billete para mañana, ¿Mañana me podrás llevar al aeropuerto? ''pregunté'
-Ningún problema. ''Dijo Juan''

A los cinco minutos volvió a sonar el teléfono.

Rrrrring! Rrrring!

-Dime.
-Mira tu email, ya tienes la reserva, no te olvides de imprimirlo, lo más importante es que no te duermas que ya nos conocemos.
-Vale no te preucupes, pues entonces mañana hablamos.
-Venga, hasta mañana.
-Adiós.
-Ya tengo el billete Carlos, ¿me dejas tu ordenador?
-Claro.

Me senté frente al ordenador y abrí mi email. Y ahí estaba mi reserva, tal como Shasha me había dicho. El vuelo salía a las 12.30h, tenía que madrugar cosa que no era habitual en mi.

-Vale chicos, me voy a las doce y media de la mañana asi que habrá que madrugar.
-No te preucupes, yo me voy que he quedado, quédate con Carlos. Mañana por la mañana nos vemos '' se despidió Juan''
-Vale, adiós.


-Bueno, ¿qué hacemos Carlos? Que es mi última noche aquí.
-Ahora llamo a un colega para que traiga un buen material asi no te duermes.
-Me gusta tu idea, espero que esté buena esa mercancía.
-No te preocupes, es un tío de confianza.
-Vale, me apunto.




Al rato llegó el colega de Carlos sacó dos gramos de cocaína con una pinta que nunca había visto, pero de algo me sonaba, decía que era escama de la buena al principio no le creimos, después de una larga charla para poder probarlo antes de realizar la compra, la cuestión en sí es que pedía un precio bastante elevado, la verdad es que tenía una muy buena pinta, parecía escama colombiana porque justamente ví unas fotos en internet de una coca parecida, por eso era que me sonaba, asi que le cogimos confianza para comprarle, al momento de probarlo la verdad que esa calidad no la había probado nunca y eso que le dimos a una rayita muy pequeña y en los tiempos que corren la cocaína está muy cortada y no la disfrutas. Pero esta vez disfrutamos como niños, nos pasamos la noche raya a raya, hablando de nuestras cosas y de lo buena que era y mientras escuchando musica de fondo, en esos momentos mis problemas desaparecieron de mi mente, lo único que me preocupaba era no quedarme dormido. Estuvimos festejando hasta las ocho de la mañana hasta que finalmente Carlos se durmió y yo me quedé fumando un nevadito y a la media hora me quedé frito sin pensar en las consecuencias del día siguiente.
.




0
0
0
0No comments yet