Check the new version here

Popular channels

delirios (capitulo 7)

capitulo 7

El señor Welton me soltó la muñeca y prendió un fósforo, pude verlo bien, tenia pinta de lunático, con los ojos muy abiertos y su barba de días, también sus cabellos negros alborotados, vestido desalineado, me hizo una seña para que guardara silencio y me guió hacia una habitación que tenia en el segundo piso, yo lo seguí por curiosidad, ¿estaba loca acaso?, estaba encerrada con un posible asesino y encima lo seguía, pero bueno, mi curiosidad ganó, al llegar a la habitación cerró la puerta y se sentó en un sofá, bueno, prácticamente se dejo caer como librándose de una gran carga, dio un suspiro y se tensó nuevamente posando su mirada fija en mi, habló con voz ronca, parecía más joven que la señora Beewer, posiblemente es su hermano menor.
-dígame, por favor, que no fue tan ingenua de salir, sin fijarse, del hospital.
-¿a qué se refiere?-pregunté sin comprender.
Él lanzo un suspiro y se fregó la cara con las manos con gesto de nerviosismo.
-eso, señorita Rodriguez, significa que pudieron haberla seguido.
-no comprendo, ¿cómo sabe mi nombre?
-a estas alturas no debería sorprenderse de ello, para ser franco, cuando Ester me habló de usted creí haber entendido que era más suspicaz.
-¿Ester?, ¿ella le habló de mi?
-por supuesto.
-pero ¿cómo...
-...nos conocemos?
-si
-pues ella me informa de mi hermana, no creerá que la deje sola ¿o si?
Yo no sabía que responder a eso.
-de acuerdo, empecemos por el principio. Según Ester me dijo usted estudia psiquiatría y es Argentina, vino aquí, le interesó mi hermana y como una completa loca ingenua cree que puede resolver un problema que llevo tratando de arreglar desde hace años, sacar a mi inocente hermana de ese horrible lugar, en el cual está injustificadamente siendo acosada por un psicópata.
-se que es una locura, pero Eva confía en mi, y es mi vida, puedo hacer lo que se me de la regalada gana, que en este caso, es ayudar a su inocente hermana.
-bueno, veo que posee carácter, eso le sera útil. Veamos, yo, como usted bien sabe, soy el hermano, menor, de Evangeline, ella quedo viuda hace casi 10 años ya, yo estaba en Nottingham‎ por ese entonces, vivía allí por trabajo, pero solía visitarlas a ella y a mi adorada sobrina Anna, un día Evangeline me llamo con noticias encantadoras, había vuelto a salir con alguien, la hacía tan feliz, yo decidí volver, pero al llegar no me gustó nada lo que vi, el hombre era un obsesivo, no la dejaba vestirse con cosas que él no "aprobaba", no me dejaba verlas, ni a ella ni a Anna, Anna lo detestaba, le decía a Eva que no era la persona para ella, pero ella era feliz, para cuando comprendió que teníamos razón fue demasiado tarde, intenté detener que se la llevaran, Anna quiso advertirle a la policía, pero él tenía aliados, la derivaron a un psicólogo que la declaró paranoica, y la internaron, la mandaron donde él podía mantenerla vigilada, cerca, entonces ya nada pude hacer, como consecuencia de mis intentos de sacarla me metieron a mi también en un psiquiátrico, hace no demasiado pude volver, él no me deja acercarme a ella, pero logré dar con Ester, ella me habla de Eva, de cómo está, de cuanto la hace sufrir ese desgraciado, yo ya no puedo hacer nada, me tiene vigilado, estoy acorralado en esta vieja casa, no conozco cómo se maneja para estar con ella sin que nadie se de cuenta, se que la tiene allí, pero no se mucho de él, era muy reservado, tal vez sea un loco más, o hasta un enfermero, eso no lo se, pero se algo que puede ayudarte, tiende a confundirse su nombre, también la quiere como si fuera de su propiedad, no permite que nadie se le acerque demasiado, ni que la vean, ¿notaste que es la única paciente sin visitas?, la controla habitualmente, tiende a ser muy meticuloso, no conozco su verdadera nombre, según Ester se lo cambia cada cierto tiempo, tiene varias identificaciones falsas, yo lo conocí como Walter Trust, un abogado de Estados Unidos que estaba de viaje de vacaciones, tenia cabello color oscuro con canas, y penetrantes ojos azules, no tenía barba de ningún tipo, pero si un bigote, según se, ya no lo tiene, por mala suerte no se más, Ester no me quiere decir quien es, así que mas allá de esto que le conté estamos en iguales condiciones, nuestra diferencia es su ventaja, ya que usted si puede estar con Eva, y manejarse libremente. Espero haberle sido de ayuda. Salvela, por favor.
-haré lo que pueda, pero gracias, fue de mucha ayuda.
Me sonrió con cariño y noté que estaba destrozado por su hermana, ahora tenía buena información, como sus ojos azules, canas, indicaban que debía tener sus años, pero no podía ser tan viejo, también que era de mucha influencia, puesto que tenia varias identificaciones, y muy meticuloso, tenía a todos donde los quería, a excepción de mi, a mi no me controlaba. Salí de la casa, mire para todos lados, no vi a nadie, pero el señor Welton me dijo que él ya sabía que yo estaba aquí, posiblemente me habían seguido, por lo cual no tardaría mucho en enterarse, a no ser, que como ya suponía yo, ya lo supiera.
De acuerdo, me dirigí al hospital, allí logré ver a Ester en la cena, ella estaba en terribles condiciones, casi paranoica, temblaba y se notaba nerviosa mirando para todos lados, fue la ultima vez que la vi, no supe más de ella, a los pocos días yo estaba buscando información de el señor Halton, pero no lograba dar con nada, ni siquiera una dirección, y vi a una enfermera correr por el pasillo, la escuche decirle a otra "la mató, por bocona le paso, no debió haberlo hecho, eso pasa cuando se lo hace enojar", a las horas me enteré por el noticiero de que hablaban, encontraron el cuerpo de Ester en una sanja lejos del hospital, dicen que un loco la mató y la tiro allí, si supieran lo tan cierto que era su afirmación, yo empece a temblar, ahora si tenía miedo.
Llegue a mi habitación, me acosté a dormir, debajo de la almohada encontré una nota, era de Ester...
0
0
0
0No comments yet