Check the new version here

Popular channels

delirios

bueno les dejo mi historia, dije en los comentarios de mi shout que sería corta, pero al final me cope escribiendo... dedicado a @ivaxx1

les dejo el prólogo y el capitulo 1


prólogo

Soy una estudiante de psiquiatría, voy a una universidad de provincia. Estoy quedándome en la casa de una amiga. Para una práctica, surgió la posibilidad de ir de viaje a Londres, a un psiquiátrico para asesinos, yo ni loca iba, pero el chico que me gustaba iba a ir, y como cualquier adolescente enamorada, me inscribí para ir a las prácticas. Dentro de un mes partíamos, moría de la ansiedad, temía lo que fuera a encontrar allí, pero admito que me encantaba la idea de poder investigar la mente de los criminales, tratar de comprender por qué hicieron lo que hicieron.

capitulo 1

Llego el día, me despedí de Martina, la chica con la que vivía mientras iba a la universidad, y me subí al avión, el chico que me gustaba no viajo a mi lado, pero al menos me toco la ventanilla. Siempre me gustó volar, no le temía a las alturas, le temía más a lo que me encontraría cuando bajara del avión.
Llegamos a Londres, mi ingles era bueno así que no me preocupaba. El clima era húmedo, había algo de niebla, genial (pensé con sarcasmo), el clima era el perfecto para una peli de terror, en fin, fuimos a un autobús que nos llevaría a el lugar apartado donde se suponía que se encontraba el psiquiátrico.
Al llegar lo primero que note fue lo tenebroso del lugar, me tenia que calmar, un edificio, que parecía bastante descuidado, con una arquitectura muy básica, era como una rectángulo enorme, y la pintura muy salida, se notaba que necesitaba unas cuantas reparaciones, muy tétrico para mi gusto, había una gran cerca, de hecho, las había por todas partes, era un lugar algo desértico allí, por seguridad, a nadie le gustaría vivir aquí, eso se notaba a leguas, yo solo pensaba en por qué , me había prestado para esto.
-estas bien?- pregunto Ariel, y recordé por qué lo hice, por él.
-si-respondí mirándolo como una idiota.
me sonrió y miro al frente, venia caminando un hombre de ya avanzados años, canoso y con una bata blanca.
-bienvenidos, aquí encontraran los secretos mas profundos escondidos en las mentes más retorcidas, sigan me por favor.
primero nos adentró por un salón, parecía una clínica normal. subimos unas escaleras, empezamos a oír gritos, enfermeros corrían.
-lo siento, tuvimos un problema con el señor wiggings, no hay de que preocuparse, aquí hay muy buenos médicos, ellos se encargarán, jamas estarán a solas con un paciente, nuestros especialistas los acompañaran todo el tiempo, y asesoraran.-decía todo esto mientras caminaba por el interminable pasillo.
Yo no estaba muy calmada, esos gritos me ponían la piel de gallina.
-él viene, me matara, quiere matarme, nadie esta seguro aquí, dígales que se vallan.
Estaban transportando a una señora en una camilla, estaba atada con arneses.
-que tiene ella?- dijo uno de los chicos del grupo, no los conocía a todos, creo que se llamaba Lucas.
-sufre de delirio, cree que hay un asesino, cree que alguien la perseguía y quería matarla, un día su hija contacto a la policía, pero no hallaron nada, luego llamo a un especialista, le dijo que su madre sufría delirios, aconsejo que la internara en un psiquiátrico, la iban a enviar al Hunther, pero el día antes de trasladarla ella se entero de lo que su hija planeaba y la mato, en su crisis dijo que su perseguidor la había matado, y por eso la trasladaron aquí, su estado empeora cada día, dice que el asesino la acecha, y que planea matarlos a todos como lo hizo con su hija, dice que quiere matarlos a todos para dejarla como una loca y encerrarla de por vida. Es una historia muy triste en realidad.
Esto llamo un poco mi atención, sería interesante poder hablar con ella, los pacientes con delirio son tranquilos en cuanto les llevas la historia, llévale la contra y terminaras como la hija.
-él viene, no se da cuenta, no estoy loca, no estoy, loca suéltenme, mi hija murió por su culpa, él es el loco.
la señora gritaba por el pasillo, de pronto, los arneses, logró aflojarlos de tanto moverse, se notaba que no los habían ajustado muy bien, quizás fue culpa de que ella no se estaba quieta, entonces se paro y antes de que pudieran agarrarla, corrió hacia mi.
-por favor, tu me crees, no?, debes creerme, ellos piensan que mate a mi hija, pero no, jamas le haría daño, yo la amaba, fue él, tu me crees verdad?, créeme por favor.-me hablaba con lagrimas en los ojos, vi una sinceridad, y un dolor de madre, me rompió el corazón ver a eso mujer en esas condiciones, pero que podía hacer? ella había matado a su hija.

-de acuerdo, aquí esta su habitación señorita Rodriguez.-me hablo el señor que había estado guiandonos.- usted por ser la única dama del grupo dormirá en una habitación aparte, aquí al lado está el dormitorio de las enfermera, si necesita algo ellas la ayudaran, pero le aconsejo que no se mueva sola por la noche, no es lindo.-okey, eso me dio miedo, era obvio por qué era la única mujer que se animo a venir, por que soy una completa loca, debería internarme aquí, obvio que lo digo con motivo irónico, ni loca me quedo aquí, bastante que tengo que estar este trimestre aquí.
Era ya de noche, el señor Black, como descubrí que se llamaba nuestro guía y además neurocirujano del edificio, nos había invitado a cenar en el salón comedor, donde comeríamos a partir de ahora todos juntos las 3 comidas del día, aun no me acostumbraba a ello. Estaba intentando dormir pero no lo conseguía, eran ya las 3 30 a.m. según mi reloj, estaba nerviosa por dormir aquí, se escuchaban gritos y llantos provenientes de distintos lugares, era insoportable, pero lo que más me sorprendió fue escuchar pasos, eso era raro, a estas horas y por este lado del hospital psiquiátrico no debería haber nadie despierto, las enfermeras de guardia estaban en el lado oeste, junto a las habitaciones de los enfermos, no aquí. De pronto escuche un llanto, y alguien se acercaba, tome valor, y salí de la cama, me asome por la puerta, y la vi, era la señora de los delirio, cómo salio de su habitación sin que nadie la viera? ella me vio y corrió a mi, yo me asusté, pero no pude moverme, estaba paralizada. Me tomo por el rostro, ella parecía mas aterrada que yo.
-esta aqui, él esta aquí, debes ayudarme niña.
-quién?-logre recaudar todo mi coraje para decir eso.
-él.
-de qué habla?-dije temblando, tenía que pasarme esto a mi?
-debes ayudarme niña, por favor.-empezó a sollozar, temblaba, yo también estaba asustada, cómo es que salió de su habitación y llego aquí?
-cómo hizo para llegar aquí?
-él, él lo hizo, una enfermera, la atacó, debes ir, esta muerta, fue horrible.
-y ahí fue cuando lo noté, ella tenia sangre en sus manos, ese escalofrío que sentí cuando me tocó fue su tacto al sentir la sangre aún tibia.
Una enfermera llego corriendo por el pasillo.
-señora Beewer, cálmese, aléjese de la señorita, tranquila estamos aqui, solo la queremos ayudar.
-ustedes no quieren ayudarme, quieren llenarme de pastillas, quieren librarse de la loca con medicamentos, pero no lo conseguirán, no dejare que siga matando.
La señora Beewer salió corriendo, yo vi como la enfermera y unos enfermeros que llegaron después la siguieron, y yo sin pensarlo también lo hice, la señora llegó a un ventanal, lo trepó y miró hacia abajo.
-señora Beewer, cálmese por favor.
-ustedes no seguirán dejándolo matar, yo no lo permitiré, él quiere culparme, pero no lo dejare seguir haciéndolo.
-señora Beewer, yo le creo-dije intentando calmarla.
-lo dices en serio?-me pregunto desconfiada.
-qué le paso? quién es él?
-no puedo, no puedo decírtelo-ella temblaba, se iba a caer.
-yo la ayudare, pero tiene que bajar, si no baja, si se tira, jamas podremos detenerlo, baje.
Ella pareció pensarlo, finalmente bajó, los enfermeros en seguida corrieron a sedarla, yo suspire.
-gracias, si no la hubiera calmado usted no se lo que habría pasado- dijo la enfermera, Ester, según leí.
-no hay por qué. Pero qué ocurrió?, ella tenía sangre.
-una de las enfermera de guardia, esta muerta, ella la mato, con un cuchillo, había pedido comer, ya que no había cenado, y cuando ella entro la ataco, no se por qué reaccionó de esa forma, ni por qué la enfermera llevaba un cuchillo para la cena, no se puede entrar en la habitación de los pacientes dejando les utensilios que puedan ser cortantes o filosos, algo no esta bien, pero usted no lo sabe, solo se lo cuento porque vivió una mala experiencia y a mi parecer debe saberlo, pero no piense en ello, han pasado cosas más raras en este lugar.
Y así me fui a dormir, sabiendo que esa misma noche, la mujer que dormía tranquilamente en su cama sedada, era la que mató a una enfermera, o, la victima de un psicópata.
0
0
0
2
0No comments yet