1. Arte y Cultura
  2. »
  3. Artes visuales
  4. »
  5. Arte

Édouard Manet - El Padre del Impresionismo.








Édouard Manet nació en París el 24 de enero de 1832, en una familia acomodada.
Édouard era un estudiante mediocre interesado unicamente en el dibujo, su padre, un importante funcionario del ministerio de Justicia, aspiraba a que su hijo siguiera la carrera de derecho, pero este no logro obtener la calificación necesaria para comenzar, y tampoco le fue bien en el ingreso a la escuela naval, en la que lo rechazaron dos veces, por lo que su padre acepto a regañadientes financiar sus estudios artsticos.





Tras seis años de aprendizaje, Édouard Manet se estableció en un estudio propio. En esos primeros tiempos entabló relación con artistas y literatos como Henri Fantin-Latour, Edgar Degas y Charles Baudelaire. A principios de 1860 empezaron a ser reconocidas algunas de sus obras, que merecieron, entre otras, la cálida acogida del crítico y escritor Téophile Gautier.


La ninfa sorprendida
1860
Óleo sobre tabla • Impresionismo





En 1863, el Salón de Otoño le rechazó un lienzo que iba a resultar trascendental para la posterior evolución de la pintura: Almuerzo sobre la hierba, que fue doblemente criticado, tanto por su temática, como por la técnica empleada, revolucionaria lo mismo en el tratamiento de la perspectiva que en el de la representación del entorno natural, bañado en una luz fuerte y contrastada.


El almuerzo sobre la hierba 1863








Ese mismo año Édouard Manet contrajo matrimonio con la holandesa Suzanne Leenhoff, con quien había tenido un hijo ilegítimo poco antes. En 1865 volvió a escandalizar con la obra Olympia, en la que repitió el tema del desnudo femenino y aumentó aún más la intensidad de la luz ambiental, al tiempo que diluía el contorno de figuras y objetos hasta lograr imágenes prácticamente bidimensionales. Denegada su inclusión en la exhibición pictórica que se realizó con motivo de la Exposición Universal de 1867, improvisó una exposición callejera de varias de sus obras más recientes que fue recibida con indiferencia.


Olympia 1863






En 1868, el joven novelista Émile Zola escribió una laudatoria recensión de su trabajo en la que identificaba a Manet con la figura romántica del artista incomprendido. Tras un breve lapso provocado por la guerra franco-prusiana de 1870-1871, en la que Manet combatió como oficial de la Guardia Nacional, el marchante Paul Durand-Ruel adquirió un número considerable de obras del fondo del artista. Mantuvo buenas relaciones con los jóvenes impresionistas, muy en especial con Claude Monet, aunque siempre se resistió a participar en las exposiciones independientes organizadas por éstos; prefería ofrecer sus obras al Salón y exponerlas en su propio estudio si eran rechazadas.


Retrato de Emile Zola
1868





En su producción de finales de la década de 1870 acentuó el naturalismo de su temática, para otorgar el protagonismo de sus pinturas a prostitutas y coquettes sorprendidas bebiendo o seduciendo a sus jóvenes amantes, y al tratamiento expansivo de la luz. Por último, Manet abandonó su técnica tradicional, el óleo, para pasar al pastel. Paralelamente, su salud experimentó un creciente deterioro a causa de una enfermedad de origen infeccioso originada en su pierna izquierda.

A pesar de ello, en 1882 participó en una importante exhibición de arte francés realizada en Londres, para cuya ocasión presentó Bar del Folies-Bergère, la última de sus grandes composiciones. Al año siguiente se le declaró la gangrena en la pierna enferma y tuvo que ser amputada, operación de la cual no pudo recuperarse y que le acarrearía la muerte poco después. La exhibición póstuma de sus obras, celebrada en enero de 1884, marcó el nacimiento de un creciente reconocimiento de su talla como artista, al que la historia ha concedido el apelativo de padre del impresionismo.










El cantante español ,
1860











El viejo músico ,
1862












La música en las Tullerías
1862
Óleo sobre lienzo • Impresionismo












El Cristo muerto con ángeles
1864













Matador muerto
1864-1865














El Filósofo
1864-1867














Los Traperos
1865-1870












La lectura
1865-1873
Óleo sobre lienzo • Impresionismo













El actor trágico (Rouvière como Hamlet)
1866













Señora joven
1866













La Ejecución del Emperador Maximiliano,
1867












Retrato de Madame Brunet
1867











Desayuno en el estudio
1868










La ejecución del emperador Maximiliano de Habsburgo en México
1868
oleo sobre lienzo












Joven Flautista
1866
Óleo sobre lienzo • Impresionismo













Retrato de Émile Zola
1868
Óleo sobre lienzo • Impresionismo













El almuerzo
1868
Óleo sobre lienzo • Impresionismo













El balcón
1868-1869
Óleo sobre lienzo • Impresionismo











Autorretrato con paleta
1879
Óleo sobre tela • Impresionismo

















El Ferrocarril,
1873.














Claude Monet en su barca a orillas del Sena
1874
óleo sobre lienzo














Argenteuil
1874
Óleo sobre lienzo • Impresionismo










Berthe Morisot ,
1872












El Suicida
1877-1881
Óleo sobre lienzo.











Canotaje
1874














El Gran Canal de Venecia
1875













Madame Manet
1874-1876













Retrato de Stéphane Mallarmé
1876













Nana
1877














El Mosnier calle con banderas
1878













El ciruelo
1878













Cafe concert
1878.













En el Conservatorio
1879













Manojo de espárragos
1880












Claveles y clemátides en un jarro de cristal
1880-1883
Oleo sobre lienzo













El Bar de Folies Bergère
1882
Óleo sobre lienzo • Impresionismo













Amazona de frente
1882













El Clarín
1882












Casa en Rueil
1882
























0
0
0
0No hay comentarios