Arte

El futuro

¡El futuro! Solo escribirlo ya es una causa de misterio ¡Que palabra! Tiene la fuerza de mil guerreros en fila, en un paisaje desolado, con un fondo de colores sepia con sangre en la vista a punto de morir luchando sin importar mucho la vida viendo el futuro…
Creo que describí de forma perfecta lo que yo creo que es el futuro. Si, es eso que acabo de escribir. Estoy seguro ¡Pero que grandeza de persona debo ser! Escribir semejante y profunda perfección no es tarea fácil, pero como soy un hombre superior a cualquier semejante, mis palabras alcanzan una profunda perfección que no es tarea fácil para nadie, salvo claro que seas un hombre superior y alcances la grandeza y hagas esas cosas que para otros no son tarea fácil y para vos en cambio es un claro de luna.
¡El futuro! La palabra sola lo dice todo. Tiene dos “u” ¡Dos! Y eso es claro, es un mensaje clarísimo de quien sabe que inmortal perfecto que quizo hacernos comprender que la “u” de “Ukelele” es la mejor letra que pueda existir en el alfabeto. Tiene una “f”. La “f” en este sentido quiere decir “Flatulencia” y es claro su significado, es claro y es obvio. Si tú, lector, no la comprendes, bueno, no sé si en realidad sea usted un lector. Tiene una “r” ¡Que letra! La “r” es una letra pequeña y sincera, no tiene más pretensión que un ruido raro, producido por la lengua mesclado con saliva. Algunos patinan esta hermosa letra y claro ¿Qué pasa? ¡Se va todo a la mierda! ¡La mierda carajo! Eso pasa. Tiene la “e” y esta letra me calienta, realmente me pone el pijo muy duro. No puedo decir nada más de la “e”. La letra “o” es la más fuerte de la palabra, es la que aclara la definición, es la que nos hace comprender el real sentido de la palabra, es la que nos regala el misterio, solo por un rato, nos conduce solo por un momento a lugares eternos y es hermoso y nosotros decimos “Ohhhhh”. Tiene la letra, “l” y sirve para completar el articulo. ¡Que palabra! ¡Que palabra Dios mío! Es increíble lo hermoso que puede llegar a ser el mundo, que bello si, cuando uno descubre estas cosas. ¡El futuro! ¡El futuro!
No obstante, el futuro también tiene sus cosas feas. Tiene cosas horribles mejor dicho. No, no, cosas feas, si. ¿O serán horribles? Creo que no sé cómo puedo definir esas cosas del futuro. Pero, a pesar de todo, esa cosa fea u horrible (nótese: “u”) llamada a irrumpir en la armonía perfecta del futuro ¡es también hermosa y bella!