Check the new version here

Popular channels

El luto de la espera (escrito propio)





Aquí les dejo algo nuevo que escrito, comenzó como una escritura libre y al final me pareció que era mas o menos decente .

Espero les sea de su agrado, pues para mi ya lo fue; pude volcar una cierta verdad y amargura respecto a algo tan especial y difícil de concretar como lo es el verdadero amor, dejando de lado el romanticismo y la pasión y quedando frente a nosotros "Verdadero amor". Seguro sera mas que sencillo que comprendan aquellas almas sensibles y que buscan la trascendencia en la vida.

Antes de comenzar, dejo esta canción de una hermosa banda francesa para aclimatar.



link: https://www.youtube.com/watch?v=XHVdoBGDd2I&index=7&list=PLA095DCE757B8E132




El luto de la espera.



Dejé estampados estos sueños contra esa rígida pared, ni la luz de la esperanza que suele cobijarme los iluminaba. Una noche tan pesada, con el brío de mi alma entre las manos pregunte con voz reseca al cielo -“¿Podrá ser mañana?”- sin respuestas y ni un viento que calme las lágrimas nuevamente dije -“¿Podrá ser mañana?”-.





Tan solo recibía un siniestro silencio que paralizaba hasta el más mínimo intento de soñar con ello. Silencio tan pesado y húmedo como mis ojos agotados de no tener un fin a tantos sollozos. Silencio de un abandono lleno de nada, la espera se había agotado y el deseo depositado en cada sueño, en cada papel, en tantas noches robadas por tanto creer sea posible.





Ya ni su cara recordaba, apenas veía a duras penas su fino vestido teñido del rojo de la sangre en mi memoria y rasgado en este corazón pequeño y miserable.

No fue más que la culpa de mi naturaleza tan particular:



“como un perro desnutrido y destruido por la malicia de las calles, me encontré con una mano que podría alimentarme de tanta hambre, hambre de caricias, de abrazos y de felicidad; y como todo animal abandonado deposite con tanto fervor todo el amor y fidelidad que pudiese, permitiendo entrase desde el corazón hasta los rincones más lejanos, secretos y olvidados de mi alma. Esa mano lo tomó todo, esa mano tan solo quería llevarse a su boca todo lo que pudiese”.




Por eso y la tan inútil esperanza que he podido mantener despierta dejé estampados esos sueños contra esa rígida pared. Se quebró el tiempo de los días de primavera y han venido desde las nubes más altas la eternidad de la soledad. Se disolvieron las tantas promesas del pasado y la seguridad ilusiva del “verdadero amor”.

Ayer aún estaba jovial mi fe y hoy tan solo ese pilar es un montón de escombros hechos cenizas ante mis pies.





¿Para eso he soñado tanto? ¿Tanta esperanza mantuve en cuerpo y espíritu para abandonar ese pilar? Tal vez nunca existió ni se va a hacer presente.


Hoy he abandonado la creencia de que sea posible, mi mano y mi corazón permanecerán vacíos, solos y con la única compañía de un cincel.





Se que habrán noches en las cuales vuelva a soñar y cavilar con que ese dulce momento ha llegado, que la cama en la que muero cada noche tiene compañía, que por fin tanta sed ha sido calmada. Pero me levantaré, con el tiempo y el espacio nuevamente rotos, para recordar que ese sueño me ha sido negado.





Dejé estampados estos sueños contra esa rígida pared, muro inmenso llamado realidad.





De ti me despido destino, perdona que te haya perseguido tanto y que mi ignorancia te haya molestado, pues nunca fuiste mío.






0
0
0
2
0No comments yet