Check the new version here

Popular channels

El perro Suicida

EL PERRO

Había una vez un perro que fue adoptado por un gordo que era el diablo en persona. El perro vivía de las pocas sobras que el gordo le dejaba porque no podía alcanzarlas por la cantidad de grasa que contenía todo su obeso cuerpo. El perro sufría tanto que decidió suicidarse, entonces tomo la decisión de beber agua del inodoro ya que pensó que como el gordo cagaba ahí el agua iba a estar súper ultra contaminada pero no fue así… porque el gordo, para evitar que haya olor a todos su desechos y no estar llamando al atmosférico todos los días por la cantidad de mierda que salía de su obeso culo, contrato un grupo de valientes soldados y científicos para limpiar la mayor parte posible de mierda del inodoro… entonces el perro decepcionado pero sin perder las esperanzas decidió partir rumbo a un lugar donde una empresa productora de alimento llamada Coca Cola®. El perro intento nuevamente beber de esa agua con la ilusión de poder matarse pero de nuevo los efectos no fueron los deseados… el agua no estaba lo suficientemente contaminada solo le causo un poco de mareo. El perro de nuevo decidió partir hacia un nuevo lugar… la compañía petrolera más famosa del país… se acercó a unos de los camiones transportadores de petróleo a esperar a que derramara un poco del ya que era normal que esos camiones desperdicien una parte del cargamento porque estos no estaba bien construidos ya que eran fabricados en el país, cuando vio como caía una parte de petróleo se acercó con la esperanza de acabar con su vida que había sido muy miserable desde que había sido adoptado por ese gordo salido del infierno mismo… bebió un sorbo de petróleo… espero a que los efectos surgieran… de nuevo no le sucedió nada… solo se mareo y la vista se le nublo pero no sucedió lo que esperaba.. No pudo contener más el llanto que agobiaba en su alma… quería con todo su corazón matarse para dejar de sentir dolor pero ninguno de sus intentos por suicidarse funcionaron. Hasta que se le ocurrió pasar por la ruta con la esperanza de ser arrollado por un camión que transportara algún tipo de cargamento pesado como árboles recién cortados de un parque nacional o un camión que trafique gran cantidad de arena sacada de las playas menos turísticas del país con el fin de construir edificios o nuevas casas para los arquitectos caprichosos que solo deseaban construir si utilizaban elementos necesitados para no arruinar unos de los pocos lugares donde los animales podían disfrutar sin los humanos que a cada lugar nuevo que descubrían utilizaban todo lo que este a su alcance para modificarlo de cierta manera, ya sea para su bien o para su mal… el perro esperanzado… se lanzó hacia la ruta… solo pasaban autos que no tenían la suficiente fuerza como para matarlo, una camioneta de un refugio para animales lo golpeo de tal manera que el perro pensó que había logrado su objetivo… que por fin iba a poder estar con su primer dueño, un joven chico que sufría de cáncer terminal pero no pudo con él y falleció… el perro estaba feliz pero la camioneta se detuvo y lo recogió… lo llevo al refugio que quedaba muy cerca de la casa del gordo… este lo había adoptado por internet porque no podía caminar siquiera hasta la esquina de su casa, era muy dificultoso hasta poder levantarse de su cama, esta era una especial para que pueda aguantar todo su peso pero lo habían hecho a su medida ya que el gordo podía pagar todo lo que él quisiera porque la mamá lo consentía con todo lo que podía y no, la madre se había casado con un diputado corrupto con el cual se divorció en 4 meses cuando se había enterado que tendría un hijo que él no deseaba. En fin, el perro fue atendido en el refugio por unos veterinarios que pagaban mucho por solo ir al trabajo y no hacer casi nada… le curaron las heridas al perro y lo alimentaron… lo mantuvieron así por 3 semanas y lo liberaron a la calle ya que el refugio estaba demasiado lleno como para mantener a un perro más. El perro pensó: ¨Bueno, vamos a intentarlo de nuevo pero esta vez iré a mi hogar y me sentare al lado de ese gordo traga comida a ver si me come por equivocación, me aplasta con toda su grasa o si me asfixio con uno de sus cuantos gases que apenas él los puede aguantar¨. Entonces partió nuevamente pero esta vez rumbo a su hogar, que había sido un infierno estos últimos años… pero cuando estaba ya casi en la entrada de su casa… una imagen de su antiguo dueño se le presento… este se le acercaba corriendo en busca de su presencia… pero cuando se dio cuenta era una niñita que se había enamorado de él, la niñita se le acercó y le acariño las orejas, sintió una rara sensación… sintió que desde el fondo de su corazón el amor que tenía por su primer dueño estaba renaciendo con esa niñita de un metro y 35 centímetros a la cual sus ojos le brillaban como cuando una madre está pariendo y ve por primera vez a esa carita, esa cita de un bebe por el cual va a sufrir, discutir, castigar, pero sobre todo, amar con toda su corazón pase lo que pase… la niñita lo recogió bajo su brazo y se lo llevaba a su casa con una mano tapando su naricita porque el perro tenía toda clase de olores de todos los lugares que había visitado ya que en el refugio no lo había cepillado ni bañado… la niñita llego a su casa y lo entro, el perro comenzó a explorar esa casa chica pero al mismo tiempo enorme, ya se le habían pasado las ganas de matarse… solo quería descubrir porque esa niñita lo había recogido y llevado a su casa. La niñita llamo a su madre y le conto como había encontrado al perro… la madre sorprendida por el mal estado del perro decidió decirle a la niñita que no podía estar en su casa ya que no sabía las cantidades de enfermedades que podía contener y que no sabía si podrían mantenerlo… la niñita casi llorando le rogaba a la madre, le suplicaba que si el perro se quedaba ella lo iba a bañar todas las semanas, lo alimentaria ella misma y lo sacaría a pasear todos los días… la madre convencida acepto la oferta y dejo que el perro podía quedarse, la niñita la abrazo muy fuerte mientras le agradecía mucho y la llenaba de besos de agradecimiento. Esa misma tarde la niñita baño al perro, lo alimento y lo saco a pasear… el perro pensó su dueño había reencarnado en esa joven niñita pero a las 2 semanas de que había llevado a esa casa, la casa que pensó de la cual nunca se iba a ir, la casa donde pasaría las mejores noches en mucho tiempo… se habían desaparecido… la niñita ya no lo bañaba ni lo sacaba a pasear, la madre alimentaba al perro con restos de pollo o carne y no con el alimento que le daba la niñita, ese alimento por el cual la boca se le hacía agua… adoraba el sabor de la comida de purina Dicho®… ese sabor que no probaba en años había desaparecido… el perro pensaba que el sueño de la vida perfecta había desaparecido, entonces volvió su deseo de matarse. Aunque no sufría dolor alguno, su vida ya no tenía sentido, en solo 2 semanas ya se había aburrido, no tenía sorpresas por nada nuevo y en el poco tiempo en el cual había vivido con la niñita, esta no había jugado con él ni una sola vez, ni la madre ni nadie había jugado con el perro que hace ya años no juega a nada, su dueño jugaba con el todo lo que podía, el perro se quedaba a su lado en las cirugías y lloraba cuando el lloraba, cuando su dueño había muerto, el perro inmediatamente sintió un vacío en su interior que no pudo llenar… los padres de su dueño pusieron el adopción al perro que solo lo habían adoptado para que el chico tuviera una razón más por la cual luchar contra su cáncer y no rendirse… pero el amor de sus padres no fue lo suficiente. El perro decidió espaciar nuevamente en busca de una muerte rápida y sencilla… comenzó a recorrer las calles y se desvió en un bosque que había en la zona… el bosque era un parque nacional del cual ya no quedaba mucho porque una empresa extranjera soborno a un diputado para que aprobara la orden de tala… este diputado era el padre del monstruo que había cuidado al perro, era padre del gordo que su mamá defendía, cuidaba y alimentaba día a día. El perro se adentró al bosque, en busca de algún animal que lo pudiera matar o por lo menos intentarlo, busco y busco pero no encontraba ni a ningún un oso ni a ningún puma , solo a pequeños animales roedores que tenían rabia e intentaban morderlo, entonces el perro se les acerco y estos pequeños roedores lo empesador a morder por todo el cuerpo… el perro sufría por el dolor pero al mismo tiempo disfrutaba sabiendo que podía morir por la rabia… pero lo que no sabía era que los padres del primer dueño lo habían vacunado contra la rabia de tal forma que los veterinarios creyeron que se iba a morir o que nunca más iba a tener rabia. Los roedores escucharon a los leñadores talando los árboles y huyeron desesperados… el perro que se había quedado muy herido por las cantidad de mordidas que le habían provocado los pequeños roedores siguió el ruido de los leñadores porque pensó que allí podría morir fácilmente, se le podía caer un árbol enzima o podía colocarse al frente de un camión para ser arroyado… pensó tantas formas que estaba feliz. Se colocó atrás de un árbol que los leñadores estaban talando que este cayo hacia otro lado, intento nuevamente pero el resultado fue el mismo así que decidió colocare delante de un camión de transporte para que lo arroyara… pero este por lo grande que era solo lo paso por arriba… el perro desilusionado intento por última vez colocarse delante de la rueda para que cuando avance el camión lo arroyara y aplastara por el peso, sus expectativas eran muy bajas pero aún conservaba su deseo de reencontrarse con su primer dueño en la otra vida. El perro estaba muy débil ya que no había comido y se estaba desangrando de a poco, con pocas fuerzas escucho que el conductor por fin se subió al camión para arrancar el motor y avanzar… serró los ojos y en su cara se podía ver que estaba feliz… el camión avanzo y ya saben cómo terminara este cuento de un perro que solo quería ser feliz.


Gracias por leerlo y si no lo leyeron... caguense porque no me importa





By: Chino
0
0
0
0
0No comments yet