Check the new version here

Popular channels

El Rostro (relato corto)

Cuando estoy solo en mi habitación aparece un rostro; algunas veces tras la ventana, otras en el interior del armario y algunas más en el espejo... Pero ya no me asusta, pues de tanto verlo ya me es casual; es como el luctuoso, que de tanto estar triste ya no siente su tristeza. Y ese rostro ennegrecido y cadavérico de ojos grandes pero ausentes siempre ha tratado de advertirme algo que nunca he podido descifrar. Y a veces lo contemplo hasta que la desesperación me asola y termino dándole la espalda, cual tapando el sol con un dedo, abandonado en el mundo de las quimeras y las musas, siendo un valiente de eterna cobardía... No obstante, después empiezo a pensar y a preguntarme: "¿Estará ese rostro ennegrecido y cadavérico aún tras de mí?", "¿Qué estará haciendo?", "¿Estará sonriendo, dibujándose alguna mueca tétrica y macabra?", "¿Estará burlándose de mí?..." Y me volteo de súbito y allí está el rostro, con sus ausencias clavadas en mí, con sus abismales negruras que eclipsan la luz del entendimiento; allí está aquel enigma, ciertamente allí está, en el espejo o en el armario o en la diáfana ventana, incrustado como en una fosa lejana e indecible, siempre tratando de advertirme algo que no he podido descifrar...



l. e. torres
0
0
0
0
0No comments yet