Estas personas viven al límite... literalmente.